martes, 14 de diciembre de 2010

Oasis de hierros

Hace unos meses la web de un periódico digital propuso hacer una selección con los llamados "horrores monumentales" que pueblan nuestra geografía española. Un día, hojeando dicha página, encontré estas "palmeras" candidatas a ser uno de esas esculturas representativas del feismo estético de nuestro paisaje. Las vigas en cuestión llegaron a obtener casi 4.000 votos. Tengo que decir que a mí me gustan, quizás por el simbolismo que contienen y es que no dejan de ser la representación de un oasis en medio del desierto. 

Entre los muchos comentarios que aparecen en dicha web, la mayoría de opiniones se refieren a éstas vigas como proyectadas para un primitivo puente, cuya orientación decidieron cambiar los ingenieros al darse cuenta de que su ubicación era errónea, dejando la antigua cimentación en pié.
Quizás quede como leyenda urbana, pero lo cierto es que cada vez es más frecuente encontrar en nuestras carreteras este tipo de esculturas y, como ya he dicho, las palmeras de la carretera de Castejón no son de las peores representaciones artísticicas. Aunque eso sí, esos alambres expandidos dan un poco de respeto. 

1 comentario:

  1. Carlos a mi también me gustan, y ahora que nos informas algo más de su origen he de decir que me gusta más su fría existencia puesto que no hubo de nuevo gasto alguno en retirarlas y aunque estoy a favor de reciclar el que se quedarán me parece muy noble, a nadie le gusta que le retiren de la circulación por inútil todos queremos segundas oportunidades...
    Alexia

    ResponderEliminar

Almadía

Hace poco vi por las redes sociales que una persona hablaba sobre “almadías” y enseguida otro le respondía que en Aragón se llamaban “navata...