viernes, 14 de enero de 2011

María Cristina me quiere gobernar

María Cristina de Borbón nació en Nápoles en 1806. Era sobrina de Fernando VII, se convirtió en su cuarta esposa y madre de Isabel II. A la muerte de su marido se convirtió en Regente de su hija, que tan apenas contaba con tres años, y Reina Gobernadora.
Comenzó su mandato con las Guerras Carlistas y concluyó con Espartero, quien la mandó al exilio. A los pocos meses de quedarse viuda buscó consuelo en un guardia de corps llamado Fernando Muñoz, a quien los madrileños apodaron Fernando VIII, con quien contrajo matrimonio. Algun desmayo en público hizo correr rumores de embarazo (llegaron a tener ocho hijos).
La gente no lo sabe pero su nombre es el origen de una coplilla que todos hemos cantado alguna vez:
María Cristina me quiere gobernar,
y yo le sigo, le sigo la corriente,
porque no quiero que diga la gente,
María Cristina me quiere gobernar.
El significado de esta cancioncilla es incierto y no se sabe si la cantaban los Carlistas para burlarse de la Reina, los liberales porque al fin y al cabo les daba amparo y por tanto había que contemporizar o era una sátira hacia su segundo esposo. También su nombre ha dado origen al vocablo "güiri", este término está más claro y para saber más puedes oirlo en la entrada siguiente:

Como se vé, los escasos siete años que duró la Regencia de María Cristina de Borbón dieron para mucho, falleció en el puerto del Havre en Francia hacia 1878. Quienes la conocieron decían que tenía cierto atractivo en la mirada.

Una aclaración, en la entrada de "las Almadías".
Un amable seguidor me ha escrito diciendo que este tipo de balsa se popularizó en Roncal hacia el siglo XVIII, cosa cierta porque anteriormente con las trabas fiscales y aduanas interiores el transporte hubiese sido carísimo. Las almadías roncalesas son copia de las que utilizaban en el valle de Ansó, que eran anteriores por tanto. Ahora bien ¿el nombre proviene del árabe? y si es así ¿es porque ya se utilizaban en la Edad Media? y era así como las conocían en el valle del Ebro.

Según la RAE. El término proviene del árabe hispánico "alma‘díyya".

Teniendo dos significados:
1. f. canoa (‖ embarcación de remo).
2. f. armadía (‖ conjunto de maderos unidos para poder conducirlos flotando).

El transporte fluvial por el río Aragón debió ser bastante habitual desde la antiguedad, posiblemente hubo periódos de mayor actividad y de menor, seguramente dependiendo de los momentos en que tanto Aragón y Navarra estuvieran unidos o separados.