domingo, 26 de junio de 2011

Historias del Canfranc

El ferrocarril internacional de Zaragoza a Canfranc, el popular canfranero, tiene una historia llena de mitos y leyendas que van desde ser símbolo del regeneracionismo industrial aragonés a punto de contacto de contrabandistas, guerrilleros y espías en que dicen se convirtió el lugar durante la Segunda Guerra Mundial. El Canfranc con sus claros y oscuros en el siguiente programa de radio Zuera dentro de una nueva sección que se titula "Aragón y sus historias"

Para ilustrar lo que se dice y escuchar lo que se hace, estas fotografías del ramal Zuera a Turuñana que todavía se conserva a duras penas, en él aparecen las estaciones de Turuñana y Biscarrués, además de un símbolo de la arqueología industrial. El puente del ferrocarril en Gurrea de Gállego, un lugar lleno de leyendas procedentes de la Guerra civil y es que, el valor del Canfranc fue más estratégico que económico.

El tramo de Zuera a Turuñana es posterior a la inauguración del túnel fronterizo en ocho meses y fue una imposición francesa por ser la línea más recta la del Gállego. Este ramal dejó de funcionar en un 99% en 1970 y en los años ochenta dejo del todo, ya que se tan solo estaba en funcionamiento los alrededores de la estación de Zuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tributo de las tres vacas

Los alcaldes roncaleses y baretoneses ante la piedra de San Martín Como viene sucediendo año tras año desde hace casi siete siglos, e...