domingo, 2 de diciembre de 2012

Una mañana de otoño en el Galacho de Juslibol


Una tibia mañana de otoño dominical, es un momento apropiado para pasear por los Galachos de Juslibol y poder admirar los colores de este soto ribereño del Ebro en esta época del año. Galacho se conoce comúnmente en Aragón a los meandros y brazos de agua abandonados por los ríos, aunque también existen los "galachos de secano" es decir una porción de terreno cultivada rodeada por otra inculta o boscosa por ejemplo. En definitiva la palabra es muy utilizada en Aragón para designar zonas cerradas muy diferentes de las que lo rodean y que no tienen continuidad. En el siguiente enlace podeis ver algunas fotografías del Galacho:

El Ebro esta rodeado por muchos meandros y galachos, este de Juslibol se formó en su actual estructura hacia 1961, tras una inundación que sufrió la ciudad de Zaragoza y está configurado por  pequeños estanques rodeados de soto y vegetación de ribera, en sus aguas se pueden ver todo tipo de aves. La singularidad del entorno la define el escarpe aterrazado del Castellar que llega hasta el mismo río, y el dibujo del Castillo de Miranda sobre el precipicio, un bonito paseo por uno de los parques más emblemáticos de Zaragoza y que debería estar mejor cuidado, al menos en sus ascesos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pedro Saputo y los agotes

La llamada "Justicia de Almudévar: págelo quien no lo deba" por Natalio Bayo Esta semana he estado leyendo cosas sobre los ...