lunes, 1 de julio de 2013

Iglesia de Peñaflor (Zaragoza)




La Iglesia de Nuestra Sra. de los Ángeles, en el barrio zaragozano de Peñaflor, fue construida en el siglo XVI. Es un edificio religioso de ladrillo o adobe tapial, consiste en una sola nave con las capillas adosadas a la pared. El Templo se halla orientado al Oeste y su fachada, que da a la calle del Paso, es de estilo neo mudéjar con puerta de arco apuntado, fue construida a raíz de la destrucción de la anterior el 14 de octubre de 1908, por la avenida de los barrancos de la parte alta del pueblo e inaugurada en 1910 por el Cardenal Juan Soldevila y Romero. Pero el elemento distintivo de todo el conjunto es su esbelta torre, visible desde varios kilómetros. Según la web municipal del Ayuntamiento de Zaragoza es de planta cuadrada, hueca, alojando en su interior una capilla en planta baja, que se cubre con bóveda de aproximación de hiladas. El acceso a la torre es por el coro, encima de la capilla citada y la escalera va adosada al muro por el interior, con el sistema habitual de las torres mixtas del siglo XVI. El exterior consta de cuatro cuerpos de planta cuadrada, cuyo tamaño disminuyen en altura, recientemente ha sido restaurada por Manuel Martínez de Ubago.


 
Pero a mi lo que más me llama la atención de esta iglesia es su similitud con la planta de la vecina iglesia vieja de Villanueva de Gállego, de la que le separan tan solo tres kilómetros río Gállego por medio. Según las excavaciones que se realizaron en el entorno de la "torre vieja" de Villanueva, era un templo de pequeñas dimensiones, rectangular cuyo acceso era por unas escaleras que se hundían en el terreno, igual que la de Peñaflor, además era de una sola nave, aunque orientada hacia el Este y también se accedía a la torre por el coro, por tanto animo a quien quiera conocer como era, o podía ser la iglesia vieja de Villanueva, se acerque al vecino pueblo y se hará una idea aproximada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tributo de las tres vacas

Los alcaldes roncaleses y baretoneses ante la piedra de San Martín Como viene sucediendo año tras año desde hace casi siete siglos, e...