sábado, 13 de julio de 2013

La Harinera de Villanueva


La llamada “Harinera” se encuentra situada sobre lo que en tiempos fue el viejo molino comunal villanovense, en la intersección de las acequias de Lavadero y Rasilla, por tanto aprovechando la fuerza motriz de ambos canales. Durante el siglo XIX fue conocido como Molino de Querol, por ser esta familia los últimos arrendatarios municipales. Tras la Desamortización paso a ser propiedad de “Harinas Ceres”, una empresa de implantación nacional con sede en Bilbao y que todavía existe. Tras la Ceres Aragonesa se convirtió en Harinas Aragón, siendo propietario de la empresa Matías Guerra Llanos. En el volumen II de Historia de la Industrialización de Zaragoza (Mariano Hormigón). Editado por la Confederación de Empresarios de Zaragoza en 1999, se dice que fue fundada en 1920 y que "utilizaba maquinaria suiza de sistema Glaner que accionaba con energía hidráulica. Empleaba entre diez y quince obreros para producir 25.000 kilos de harina" (pág.372).
Según reza en la página web de la factoría, “en 1970 la familia Polo, bajo la dirección de José Luis Polo, nieto del fundador, adquiere la planta de Villanueva de Gállego a la firma "Harinas Aragón", actualmente convertida en un molino en que los métodos más avanzados y las nuevas tecnologías no están reñidas con la tradición”. Una factoría que conserva la calidad y la especialización, como señal de reconocido prestigio en toda España. La Fábrica de Harinas es la empresa más antigua que todavía funciona en Villanueva y en la que trabajan bastantes vecinos, por tanto se merece un recuerdo. Baste un pequeño ejemplo y es que durante muchos años el teléfono señalado con el nº 2 en Villanueva, correspondía a la Harinera y que su encargado, Plácido Yera, fue Alcalde de la localidad durante 20 años (entre 1942 y 1962 aproximadamente).

Existe una leyenda según la cual, en los años cuarenta, el entonces propietario quiso ampliar el salto de agua para las turbinas de la fábrica, para ello solicitó los permisos correspondientes al Ayuntamiento y a la Junta de Riegos. La persona encargada de tramitar el proyecto (que no era el Alcalde) quería congraciarse de tal manera con el Sr. Guerra, que la obra nunca acababa y los presupuestos se disparaban, la gente en Villanueva comenzó a llamar a ese pequeño tramo de acequia con el nombre de “Canal de Suez”.

La fotografía superior se conserva en el Archivo Histórico Provincial, dentro del fondo Coyne, corresponde a la etapa de Ceres Aragonesa aunque en grandes líneas no ha cambiado sustancialmente, tan solo la cúpula que salto por los aires hace unos treinta años tras un incendio y los enormes silos que hoy día harían imposible obtener una fotografía desde el mismo lugar.
La Harinera en la actualidad
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pedro Saputo y los agotes

La llamada "Justicia de Almudévar: págelo quien no lo deba" por Natalio Bayo Esta semana he estado leyendo cosas sobre los ...