domingo, 6 de octubre de 2013

Piscinas viejas


Calixto Magaña fue un secretario municipal que ejerció en Villanueva durante la década de los años sesenta y principios de los setenta, hasta que hacia 1976 fue trasladado a la localidad de Tauste, donde se jubiló. Era un hombre afable, trabajador y buena persona, tengo ese recuerdo de él porque, entre otras cosas, cuando hice mi Primera comunión me regaló un juego de bolígrafos y portaminas Inoxcrom que era una joya. Pues bien este señor, entre otras cosas, fue un acérrimo defensor de los derechos de Villanueva sobre el Castellar, o lo que es lo mismo, un opositor a la expropiación. Una de las actividades que realizó en este sentido fue enviar un amplio dossier a la prensa de la época para justificar la necesidad que tenía Villanueva de mantener el Castellar como fuente de ingresos para el pueblo, informe que fue publicado pero con la consiguiente censura claro, entre las cosas que incluía dicho documento estaban las realizaciones municipales de la época y entre ellas “El complejo deportivo municipal” que era el nombre oficial de las populares “Piscinas”.

Las Piscinas viejas estuvieron en funcionamiento hasta hace unos cinco o seis años y fueron apartadas por las modernas y funcionales del nuevo complejo de la Universidad San Jorge. Hace unos día alguien me comentaba que era una pena el abandono de estas instalaciones, que todavía se siguen utilizando y que, además de estar más próximas al pueblo, estaban mejor urbanizadas y distribuidas. Me hizo gracia la expresión que utilizó para definir las nuevas piscinas "Maqueta del jardín de la Barbi", parece ser que uno de los mayores problemas que tiene esta construcción es que se encuentran muy próximas a la autovía y expuestas al Cierzo reinante en la zona.

Ese complejo deportivo fue inaugurado en 1972 y «aun no siendo las instalaciones deportivas una de las obligaciones mínimas establecidas para los Municipios por la ley de Régimen Local, no por ello pueden los Ayuntamientos mantenerse en los estrechos límites de los servicios obligatorios y han de ampliar su actividad creadora hacia el establecimiento de otras mejoras que, sin ser de las que generalmente se estiman necesarias en los municipios rurales, representan no obstante beneficios de insospechados alcances» defendía Don Calixto.

Tras una exposición de motivos bastante elocuente añade que «comprendiendo así y teniendo en cuenta además el extraordinario incremento del deporte en todas sus manifestaciones, la Corporación municipal acordó la construcción de un Complejo deportivo municipal». Para ello se eligió una extensión aproximada de unos once mil metros cuadrados de configuración rectangular y situación en la partida “del Olivar” y se redactó el proyecto técnico que en su primera fase comprende la construcción de dos piscinas, frontón, campo de baloncesto, bar, vestuarios, etc. Todo lo cual, con las obras de infraestructura, ascendió a la cantidad de 7.201.101 ptas., quedando terreno disponible para la construcción de una tercera piscina, campo de tenis y la instalación de un polideportivo cubierto. Proseguía el informe diciendo que "perfectamente conjugados los aspectos funcionales, urbanísticos y ornamentales, ubicada la construcción en una zona bien comunicada y relativamente cercana a la población y emplazadas las instalaciones a distintos niveles con amplio horizonte hacia la huerta, todo ello ofrece ya un espléndido conjunto de bellas perspectivas". Este último detalle creo que fue clave para el éxito de la instalación, además se encontraba al abrigo del viento, lo que hacía que en invierno la estancia en las Piscinas fuera agradable.
 
Las autoridades de la época visitan las instalaciones deportivas en Villanueva de Gállego
 

3 comentarios:

  1. Carmen: yo he estado una vez, y ahora pensaba que ya no se utilizaban

    ResponderEliminar
  2. Te contesto Carmen no están en activo pero como las instalaciones todavía son utiles, hay personas, sobre todo jóvenes que las utilizan, es más barato, de la misma manera que ha vuelto los chavales a bañarse al río, precisamente una de las razones por las que se hicieron estas piscinas en su día fue para que los jóvenes no fueran a las acequias o al rio con el consiguiente peligro que tiene eso, ahora debido al precio de las piscinas nuevas muchos prefieren volver hacer lo que se hacía antes, es así de sencillo

    ResponderEliminar
  3. Carmen: y hacen bien, nosotros tambien solemos ir de vez en cuando al rio, es simplemente magnifico.

    ResponderEliminar

Un año más de "Pax avant" en el tributo de las tres vacas

El mojón 262 de la línea fronteriza entre España y Francia y que representa a la desaparecida piedra de San Martín, la mojonación es de me...