lunes, 16 de diciembre de 2013

Feliz Navidad y mejor 2014


Esta imagen que representa la adoración de los pastores al niño Jesús, se encuentra en la portezuela del Sagrario situado en el retablo del Altar Mayor de la ermita de Nuestra Señora de San Salvador, en la villa de Urzainqui (Navarra).

Se trata de un templo proto-gótico, compuesto por una nave muy sencilla, rodeada por contrafuertes. Cuando el pueblo se encontraba en la orilla derecha del Ezca, era iglesia parroquial y pasó a ser ermita al levantarse el actual templo.

En cuanto al retablo, este es Barroco y fue construido por un taller de Sangüesa hacia el siglo XVIII, de propio para el pueblo de Urzainqui según dicen orgullosos sus habitantes, y eso se nota en todo el conjunto, también en el Sagrario, con esta Adoración de los Pastores. No obstante la villa roncalesa era ante todo ganadera y trashumante y por tanto que mejor que representar la adoración de de los pastores como representación de todo el pueblo.

El pueblo ha tenido hasta hace pocos años costumbres muy curiosas en Navidad, por ejemplo la de pelearse con el pueblo vecino de Roncal el día de Reyes. “Los mozos organizaban primero la cencerrada, con las esquilas de distintos tamaños conseguidas en casa de los ganaderos, accediendo hasta la peña de los Reyes donde se hacían oír, para seguidamente acudir a batirse con los mozos de Roncal”. También el día 6 de diciembre (San Nicolás) se celebraba el día del Obispillo, día en que los niños de la localidad, revestidos de obispos, monaguillos etc. Recorrían las casas del pueblo cantando:
La señora de esta casa
Es una santa mujer
Pero más santa sería
Si nos diera de comer

Y con lo recogido se organizaba una merienda. La tradición que se sigue haciendo es la de hacer una hoguera el día de Nochebuena en el frontón y allí se reune todo el pueblo a celebrar el nacimiento tras la misa del Gallo.
 

Feliz Navidad desde El Retabillo y mejor 2014

 
 
 
 

1 comentario:

Tributo de las tres vacas

Los alcaldes roncaleses y baretoneses ante la piedra de San Martín Como viene sucediendo año tras año desde hace casi siete siglos, e...