sábado, 31 de mayo de 2014

Eduardo Gimeno Correas (1870-1947)

Eduardo Jimémo Correas fue un zaragozano que había nacido en 1870 en una familia de feriantes ambulantes dedicados a los espectáculos visuales -panoramas, figuras de cera y cinematógrafo. Él y su padre adquieren en 1896, en Lyon, una cámara Lumière, con la que el 11 de octubre de ese año filmará su histórica “Salida de la misa de doce de la Iglesia del Pilar de Zaragoza” considerada como la primera película de la historia del cine español. Aunque ya había realizado pruebas con esta cámara grabando unas maniobras del Ejército junto al Ebro. (La película tiene una longitud de 12,40 metros y 651 fotogramas en apenas 10 segundos).
 
Justo cien años después de ese día, el 11 de octubre de 1996 se inauguró en el mismo emplazamiento una escultura de cuerpo entero que representa a Eduardo Jimeno Correas, con una reproducción de la cámara que utilizó para filmar su película. El caso es que parece ser que el lugar no era el definitivo y por razones que en este momento desconozco, la figura fue trasladada a la Plaza de Ariño, en plena calle de Don Jaime o San Gil.


Hasta ahí todo más o menos correcto pero uno se lleva dando cuenta de un pequeño detalle y es que, han colocado a don Eduardo de espaldas a la calle y mirando hacia la plaza, un lugar que aunque recoleto y bonito es poco transitado, al contrario que a sus espaldas. Uno se pregunta, ya que Giméno se dedicó a plasmar un acto multitudinario en el que aparecía mucha gente, ¿no sería mejor girar la estatua? y que el bueno de don Eduardo siguiera plasmando la cotidianeidad de la gente en lugar de darle la espalda. Al menos ya que no está en el lugar que seguramente debiera, pues que siga filmando zaragozanos ¿no?
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Catalina de Aragón, reina de Inglaterra

Catalina de Aragón no solo fue la primera esposa de Enrique VIII, cuyo divorcio costó la ruptura de la Iglesia Anglicana con la Católica,...