domingo, 5 de octubre de 2014

La Luna y la torre


Desde siempre la Luna llena y la torre renacentista-mudejar de Villanueva me han sugerido historias, leyendas y misterios. Quizás porque cuando era chico me contaron que en la torre vivía una lechuza que en las noches de luna llena solía pegarse toda la noche con el "cucu-cucu" y no dejaba dormir a los vecinos. Un hermano de mi abuelo me contó que cuando él era crio, es decir hace más de cien años, un sacristán que era bastante trasto se dedicaba en esas noches a subir a la torre y encender luces y a cantar, para asustar a los campesinos que estaban en la huerta regando o trabajando por la noche. todo muy bonito y bucólico, lo que queda realmente mal es ese cable de la luz que estropea la fotografía, aunque peor es el alero de la casa de la izquierda que rompe toda la perspectiva de la torre y de la plaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tributo de las tres vacas

Los alcaldes roncaleses y baretoneses ante la piedra de San Martín Como viene sucediendo año tras año desde hace casi siete siglos, e...