domingo, 5 de abril de 2015

Historia del Retabillo

En diciembre de 1999, es decir en el siglo pasado, solicité por vez primera una oportunidad al Ayuntamiento de Villanueva, para que yo pudiera transmitir o al menos aplicar todo aquello que iba conociendo sobre la historia de mi pueblo. desde entonces han pasado quince años, casi veinte desde que inicié mis investigaciones y en muy pocas ocasiones he tenido alguna deferencia por parte de los ediles villanovenses, en ocasiones tengo que reconocer han rozado la humillación. Hago lo que me gusta y quizás por eso lo único que se puede exigir es un mínimo de respeto o al menos preguntar, conocer o al menos aproximarse a quien trabaja y no juzgar sin ni siquiera molestarse en leer una solicitud que se le hace.

En 2008 publiqué mi libro sobre Villanueva de Gállego “Un lugar en la huerta”, entonces me encontré que tenía una enorme cantidad de material sobre mi pueblo que no carecía de interés pero que tampoco se había reflejado en la obra, además con el tiempo se me había acumulado más material que ampliaba aquella edición, en definitiva tenía espacio para publicar varios libros más sobre Villanueva y no lo digo yo, sino que algunas personas me animaron a ello.

Expuse esta situación a las autoridades municipales del pueblo, pero estas no solo no me hicieron caso, sino que me intentaron desanimar para continuar con un trabajo que llevaba iniciado hacía muchos años. Entre unas cosas y otras se pasaron dos años en lo que anduve ocupado en otros asuntos hasta que en 2010, un amigo que publicaba en un Blog me animó a iniciar esa andadura, base tenía de sobras. Así que en abril de ese año abrí el Blog El Retabillo en el que a modo de diario he ido recogiendo mucha información, entre ella más de un centenar de entradas sobre la historia, leyendas y tradiciones villanovenses, un trabajo semanal, una obligación autoimpuesta de tres años de esfuerzo que ha culminado en este libro.

Estas entradillas las he modificado, las he ampliado, las he contextualizado y finalmente puesto en papel para conocimiento general de los villanovenses, ya que no todos ha podido tener acceso al este medio o no lo han llegado a todas las reseñas, además creo que deberían plasmarse en un espacio físico. Tengo que decir que la experiencia ha sido en general gratificante, pues me ha puesto en contacto con un montón de personas que, de una forma u otra han tenido vinculación o relación con Villanueva a través del tiempo y por otra parte, me ha permitido ejercer como “periodista digital” narrando las crónicas de este pueblo. Es por esta razón por la que he querido añadir la palabra “Retabillo” en el título del libro, pues se trata de una herramienta de trabajo que sirve para recoger, ordenar y disponer en un conjunto, en este caso he querido llevar a cabo un trabajo a mitad de camino entre la recopilación histórica, la documentación periodística y la divulgación popular y lo más representativa posible de la localidad.


Quisiera dar las gracias a todas las personas que me han prestado fotografías, recuerdos, historias y datos que han ido haciendo posible mi investigación y el crecimiento de este libro y que han pasado del centenar de vecinos y personas vinculadas con la población. En especial agradecer la colaboración del Ayuntamiento de Villanueva encabezado por su Alcalde Jesús Gayán Carceller quien se ha mostrado receptivo a la idea desde el principio, así como la consideración que ha tenido para conmigo Adolfo Gómez Esponera, que ha estado en todo momento apoyando e incentivando esta idea y sin cuyo estímulo no habría sido posible la edición de este libro, la misma que a lo largo de los años ha distinguido su familia para con la mía.

La publicación de este trabajo no significa que no haya más que escribir sobre Villanueva, lo hay y poco a poco y espaciado seguiré hablando de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Talabarte

Según el Diccionario de la RAE., Talabarte es el cinturón o correaje que sirve para sujetar a la espada. En Aragonés, Talabarte viene ...