lunes, 24 de agosto de 2015

Miss Zuera 1935

Reportaje donde se hace eco de la elección de
Miss Zuera 1935

Este verano he recordado un par de noticias tristes para Zuera, incendios, tormentas, etc. Así que es mi obligación resarcir esta campaña con alguna noticia agradable, al menos ahora que estamos en vísperas de las Fiestas de San Licer. Repasando un periódico de la época llamado La voz de Aragón, me enteré de que el sábado 23 de marzo de 1935 se celebró en los locales del Casino Independiente la proclamación de Miss Zuera. Dice el cronista que el ambiente en la localidad era extraordinariamente entusiasta y los accesos a la plaza mayor «materialmente taponados». La llegada de Carmen Abril, “Miss Zuera 1935” constituyó un acto verdaderamente apoteósico, según narraba el corresponsal del periódico. Los vítores y aclamaciones a la joven se sucedían, reflejando ésta, una leve emoción que tan solo le permitía una contestación sonriente. Sus damas de honor fueron «Vicenta y Mercedes Calavia, Natividad y Pilar Viu» así como los «monísimos pajes Lolita Aisa y Pilar Berges todos ellos acompañados por la Directiva del Centro y el mantenedor de la velada, don Luis Ester. El salón principal del Casino estaba materialmente atestado de público «predominando las mujeres» la ceremonia fue animada por el maestro Vicente Rivas, quien dio un selectísimo concierto compuesto por modernas composiciones. Tras las intervenciones de rigor se procedió a colocar la banda de Miss a Carmen Abril y en la que figuraba la siguiente leyenda: «Miss Casino Independiente de Zuera». En ese momento el entusiasmo local se desbordó y seguidamente fue servido un “lunch” (hoy sería un ágape y hasta hace unos años un Vino español) espléndidamente,  tras el cual se organizó un baile en el salón de fiestas, que no decayó en animación hasta la madrugada.

Según me recordó otra de las participantes en el Certamen, Carmen Miravete,  el método de elección era el siguiente, aparecieron por el lugar unos fotógrafos del periódico La Voz de Aragón para para hacerles unas fotografías, que iban a salir en una revista que se llamaba Monte y Huerta, que entonces se estaba promocionando entre la clase media rural y propietaria. Carmen recuerda como los reporteros cuchicheaban entre ellos, deliberando cual era la mejor, luego te comunicaban su decisión. “Se asustó y se negó en principio, dijo que su padre no lo aceptaría pero lo convencieron”. La edad requerida para el título era 17 años.

El siguiente paso era presentarse a Miss Aragón. A mediados de abril de ese año las llevaron al Gran Hotel. Allí se conocieron todas las candidatas. Recuerda a la de la Almunia, que acabaría siendo Miss Aragón y que se llamaba Maruja Soria y allí se conocería Carmen la de Villanueva con la de Zuera. Las llevaron a la Diputación, al Ayuntamiento, al Casino Mercantil, les obsequiaban con bombones, perfumes y más cosas.

El acto fue en el Teatro Parisiana (lo que después se llamó Argensola). «Fue una cosa muy bonita, primero desfilamos las concursantes por una pasarela mientras nos llamaban, salías delante y todos te aplaudían. Después una obra de teatro en la que actuó Irene López de Heredia «que era una artista entonces de las buenas» y un certamen de jotas «fue una noche completa». Las volvieron a colocar de nuevo en el escenario todas sentadas, con un hermoso ramo de flores cada una, para escuchar cual era el veredicto del jurado, favorable a la representante de La Almunia. Carmen Abril quedó segunda y Primera dama de honor.
 
Carmen Miravere otra de las participantes
 en el concurso de Miss Aragón 1935

Según mis informaciones Carmen Abril dejo Zuera tras la Guerra Civil y se fue a vivir a Madrid donde vivió muchos años, según me han dicho llegó a cumplir los cien o cerca, lo cual indica que ser bella alarga la vida porque mi colaboradora de Villanueva, Carmen Miravete alcanzó los 95. Parece ser que Carmen sigue teniendo familia en la localidad y más concretamente en el barrio del Portazgo. Cuando Carmen Miravete me contaba la historia que ella vivió a mí me venía a la memoria la película “Lo que el Viento se llevó” y es que las ilusiones de aquellas jóvenes muchachas muy pronto se troncarían en algo totalmente distinto que cambiaría sus vidas y las marcaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Origen de la Leyenda negra española

Arco de Alonso V de Aragón en Castell Nuovo (Nápoles). Gentileza de Artehistoria Resulta que el origen de la leyenda negra española n...