domingo, 1 de noviembre de 2015

Video sobre la tumba de Herrerin por Gozarte


Carlos Millán de Gozarte ha publicado un video sobre la tumba de Herrerín, Jaime Ballesteros y como me pare interesante, ya que se refiere a un villanovense ilustre, la publíco en el blog, el texto es está extraído del libro Villanueva de Gállego: Retabillo de un municipio:



Jaime Ballesteros (Herrerín) nació en Villanueva de Gállego el 8 de junio de 1891, su padre era herrero en el pueblo, de ahí el mote. La primera vez que se puso ante un toro fue en Zaragoza hacia 1909 y por accidente, ya que tuvo que sustituir a otro diestro (Perlita) que había sufrido una cogida. Esa tarde se enfrentó a dos astados agradando mucho su labor. Desde sus inicios tuvo una encendida rivalidad Florentino Ballesteros. Se cuenta que mientras Herrerín era el torero de la clase modesta, Florentino era popular entre el artesanado y la clase alta zaragozana de la época. En 1912 comienza su proyección nacional en Barcelona al lado de Juan Belmonte, toreando el 16 de febrero en la Barceloneta. Recibió una oferta sustanciosa pero Herrerín tenía que incorporarse a filas como soldado de cuota hasta julio de ese año. El día 3 de agosto hace el paseíllo en Madrid y gusta tanto que repite cartel dos tardes más en ese mes, la segunda con su eterno rival el día 15. Durante las Fiestas del Pilar se anunció el día 13 la primera de Feria con Gaona, Gallito y toros del duque de Veragua, actuando Herrerín como sobresaliente. Por cogida de Gaona, Joselito estoqueó los seis Veraguas y antes de dar suelta al cuarto, invitó a Herrerín a que alternara con él en quites y banderillas.
 

En al año catorce, Jaime actuó otras tantas tardes. El día 6 de septiembre le correspondía la número quince en la plaza de Cádiz. Allí el novillo «Almejito» de López Plata le infirió tan gravísima cornada, que fallecería a las siete y media de la mañana del día 9 de septiembre de 1914. Tenía veintitrés años. Fue enterrado provisionalmente en tierras andaluzas hasta que cinco años más tarde, por cuestación popular, sus restos fueron trasladados a Zaragoza y depositados en un mausoleo que todavía se puede visitar en el cementerio de Torrero, obra del escultor Domingo Ainaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tributo de las tres vacas

Los alcaldes roncaleses y baretoneses ante la piedra de San Martín Como viene sucediendo año tras año desde hace casi siete siglos, e...