viernes, 8 de abril de 2016

El alemán que estrelló su avión en el bajo Gállego

Según testimonio de Ángel el avión cayó tras la hilera de árboles y las bombas a este lado, en primer plano aproximadamente

Hace unos años una vecina de Villanueva de Gállego, llamada María Luisa, me contó que cuando era niña se encontraba un día en el campo, trabajando. Era durante la Guerra civil y recordaba perfectamente como un ruido ensordecedor le hizo mirar al cielo, era un avión que le sobrevolaba a escasos metros y que cayó empicado en medio de la huerta, hacia el rio Gállego, luego se enteró de que el avión era alemán y que el piloto había fallecido.

Hace aproximadamente un año un villanovense que vive en Barcelona y que se llama Ángel, me recordó el accidente pues él contaba con apenas 8 o 9 años cuando sucedió (había nacido en 1930). Me dijo que fue hacia 1939 y que el aparato cayó justo frente a la torre del Bayle, a orillas del Gállego, junto al azud de Urdán y la Cartuja de Aula Dei. Ángel recuerda que justo frente a la puerta de la torre sale un andador en dirección al río y que el avión cayó a mano izquierda del camino, mientras que a mano derecha dejó dos bombas en un campo que estaba sembrado de panizo (maíz) y que quedaron clavadas sobre el terrero hasta que se recogió el maíz, entonces las explotó el Ejército. Me dijo también que el piloto se arrojó en paracaídas y que después de estar en tierra se quitó la vida, es decir se suicidó. Siguiendo con el relato de Ángel, parece ser que ese mismo avión había arrojado una primera bomba en la torre de San Miguel, a la altura de la actual autovía, justo en un campo que administraba su padre y que con el tiempo, la descubrió un ganado que estaba pastando por allí, o al menos él relaciona ese artefacto con el aterrizaje del alemán.

Hace unos días encontré esta lápida, en una propiedad particular, en la que se reza lo siguiente:
“hier fiet am 4-4-38 im kamof für eîn nationales spanien
Fritz Awe. qeh 5-3-1913  Serwerin I/M”
Que más o menos traducido al español viene a decir:
 “Hasta aquí llegó el 04/04/38 en la lucha por una España Nacional
Fritz Awe. Nacido el 05/03/1913 Serwerin I / M”.

Según me comentaron, esa placa sirve como recordatorio de la muerte de un piloto alemán, pero no se sabe a ciencia cierta conde se estrelló el avión, ni donde fue el accidente y que el lugar que se eligió para colocar la lápida es simbólico y con carácter memorial. Informadores bien informados me han dicho que se trata de una colisión entre dos aparatos alemanes que se estrellaron en el aire y que cayeron a considerable distancia uno del otro.

PARTE DEL ACCIDENTE: 4 de abril de 1938
"Reubicados desde Zaragoza a Lanaja, al sur de Huesca, donde Volkmann quería hacer una inspección de las unidades. El teniente Fritz Awe ordenó un giro de 90 grados a babor con los Messerschmitt hicieron una maniobra de aproximación para aterrizaje, esto era alrededor del mediodía. Como su compañero de ala, Unteroffizier Adolf Borchers, se superpuso, la hélice de su aparato corta en la cabina Awe rompiendo el fuselaje a la mitad. La cola se volvió a la tierra mientras la cabina, fuselaje delantero, el motor y el ala cayeron en pedazos después de ella. Asombro fue descubierto decapitado en los restos de su cabina. Borchers, cuya luchador volcado en el aterrizaje, sufrió sólo heridas ligeras".

Seguramente María Luisa y Ángel vieron estos aviones y escucharon la colisión, mientras que Angel observó la reacción del superviviente, el otro moriría en el accidente al chocar su Messerschmitt 109 con el de un compañero, cuya hélice rebanó su cabina (la placa correspondería este último). Quiero agradecer a estos dos villanovenses que me recordaron estos sucesos que vivieron en su infancia y sirva la placa para documentar lo sucedido y también agradecer a la persona particular que la rescató y la guarda, porque por encima de memorias interesadas debe de estar la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario