viernes, 8 de julio de 2016

El Puente Ancho ayer y hoy


Es quizás el espacio urbano villanovense que más se ha transformado en los últimos años, el mentidero más famoso y emblemático de la población (al igual que había en otros muchos pueblos, el de Villanueva era éste), hoy ya no lo frecuentan los abuelos, se han cambiado a otro lugar con más arbolado y más humanizado, ellos sí que saben. Por gentileza de Carmen Carceller incluyo esta fotografía de ayer con la imagen de fondo del Bar Moderno, un pionero de las terrazas, con villanovenses que seguramente no se podían imaginar cómo iba a ser este mismo lugar veinte años más tarde, aunque alguno lo ha podido ver hasta hace poco.

El nombre lo recibía del tramo cubierto por el que discurría entonces la acequia de y que coincidía con el final de la calle Ramón y Cajal, antes calle del Horno, que baja al a Plaza y que muchos todavía hoy día dicen “Calle del Puente ancho”. Además servía de enlace entre los barrios Alto y Bajo y paso de vehículos y procesiones. El puente a su vez era la entrada en la carretera de Zaragoza a Huesca que discurre paralela a la acequia, estas características le hacían era el lugar ideal de reunión y el punto donde primero circulaban las noticias en el pueblo, sirva esta foto como homenaje a este rincón tan entrañable y recordado como hoy tan vacío y cambiado, de echo ahora el puente es estrecho, casi no se puede pasar por él y apenas hay gente, entre otras cosas porque no hay bancos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El año que cambió el siglo XX

1917 fue el año que vivió peligrosamente Europa. No solo será un momento decisivo para la I Guerra mundial tras la revolución rusa y la...