lunes, 2 de enero de 2017

Año nuevo, viejas tradiciones zaragozanas



Hoy dos de enero, primer día laborable del año normalmente (hoy ha sido festivo) ha coincido con el lunes. Lunes y dos de enero forman una combinación muy tradicional en la estampa devocional zaragozana. Todos los lunes del año, por lo general, las mujeres y algunos esposos, acuden a San Nicolás de Bari, una pequeña iglesia pegada a un convento de orígenes templarios (donde se encuentran las canonesas del Santo Sepulcro) y que se encuentra junto a la muralla de Zaragoza; entre el Ebro, el Coso y la Magdalena. La finalidad de esta peregrinación es pedir trabajo, salud y prosperidad por sus hijos o nietos. La otra tradición que se repite cada dos de enero, (también cada día dos de mes) es la conmemoración de la llegada de la Virgen a Zaragoza, día en que la columna se muestra desnuda, sin manto alguno, la gente también suele acudir a pedir deseos en ese día al Pilar, porque cuenta la tradición que si los pides con fe, la Virgen te los concede, hoy no sé si porque era fiesta, porque era dos de enero, porque hacía mucho frío o por otras circunstancias había más gente que lo habitual y en algunos momentos se han llegado a formar auténticas colas para entrar en la Basílica.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pedro Saputo y los agotes

La llamada "Justicia de Almudévar: págelo quien no lo deba" por Natalio Bayo Esta semana he estado leyendo cosas sobre los ...