miércoles, 17 de enero de 2018

María Barrientos y el arancel Cambó

La soprano española María Barrientos

Hace unos días, documentándome sobre la vida de Miguel Fleta, recalé en el blog de Javier Barreiro https://javierbarreiro.wordpress.com/2013/05/26/75-aniversario-de-miguel-fleta/ donde, entre otras muchas cosas cuenta una historia que recoge de las Memorias de Indalecio Prieto y que tiene como protagonistas al tenor aragonés y lo que le pasó a un burgués catalán, que parece sacado de la mismísima Escopeta nacional.

El de Albalate de Cinca se había convertido a principios de los años veinte en toda una estrella mediática, un fenómeno social que era requerido en todos los lugares para mostrar su voz. Era tal la demanda que las tarifas por actuación se dispararon de tal manera, que en una función llegó a cobrar 18.000 pesetas de la época (poco más de cien Euros, pero mucho más precio en la actualidad). Esta situación hizo que muchos empresarios se vieran “hipotecados” ante la difícil tesitura de contratar al tenor de moda y acceder a las peticiones del público o quedarse sin él, si seguían con la cartelera programada con las consiguientes consecuencias económicas que tenía la cosa. Algo parecido le pasó al empresario madrileño Pepe Amézola, quien además se veía asediado por las peticiones de entradas gratuitas con el fin de conocer al divo en directo, solicitudes que venían desde las más altas instancias por supuesto. En medio de esta situación apareció el político y financiero catalán Francesc Cambó, el jefe de la Lliga y en ese momento ministro de Hacienda.


Se da la circunstancia de que un banquero barcelonés, conocido de Cambó tenía por amante a una soprano de la época de nombre María Barrientos, ésta presionaba a su querido para que la contrataran en Madrit, así que el banquero en cuestión no le quedó más remedio que ponerse en contacto con el ministro para que hiciera valer sus influencias y que la diva triunfara en la capital. Cambó, que era amante a su vez de la mujer de dicho banquero y parece ser que también había tenido sus más y sus menos con soprano, se presentó ante Pepe Amézola con el fin de solicitarle que contratara a la Barrientos, una cantante de ópera algo veterana pero que, aunque no tuviera una gran voz sí que se encontraba entre las más solicitadas del momento, seguramente lo que perseguiría la señora era hacer pareja con Miguelón. El empresario le expuso la penosa situación en que se encontraba con los contratos de Fleta, que sobrepasaban con mucho sus posibilidades ya que en el presupuesto no se había contado con el éxito del aragonés. Cambó, sin embargo insistió incluso pretendiendo imponer el número de funciones en que debía actuar María, así como su caché económico. Finalmente y en palabras del propio Prieto; “el asunto se solventó a la española –o a la catalana, que es lo mismo en estas cuestiones-: el ministerio aportó el dinero extra necesario”. A modo de “Arancel Cambó B”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo danzantes de Tardienta (Huesca)

Representación del dance de Tardienta (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de 2022 en Sar...