sábado, 8 de agosto de 2020

Sostres y la divina monarquía

https://www.abc.es/opinion/abci-salvador-sostres--202008050003_noticia.html

He leído este artículo de Salvador Sostres en ABC y sencillamente no sé si lo ha hecho a favor o en contra de la Monarquía, tanto el articulista como el periódico. Pienso que es un poco desconocimiento de la historia de España, cosa que no me extraña pues si los de mi generación ya la desconocemos bastante, no te cuento la de Salvador que es posterior, pero que el “ABC” publique ese artículo me parece alucinante. Digo esto por lo siguiente. La monarquía española nunca y digo bien, nunca ha sido de derecho divino, nunca. 

Las monarquías por derecho divino son producto del norte de Europa, no del sur. La reina de Inglaterra es la jefa de la iglesia Anglicana, es decir; es el Pontífice de la Iglesia de Anglicana. Los reyes franceses se hicieron descender de un desliz entre Jesucristo y María Magdalena, ahí está eso que no es nada, pero lo han sabido vender y ahí está “El código Da Vinci”. Los príncipes alemanes son los jefes de la iglesia en sus territorios, lo mismo que en los países nórdicos. 

En España la monarquía ha sido siempre ritual es decir, el rey representa a todos los ciudadanos ante Dios. Así lo entendió Sancho Ramírez de Aragón allá por el siglo XI cuando peregrinó a Roma para pedir vasallaje ante el Papa y que este le prestara auxilio, a cambio de apoyar el rito romano en contra del mozárabe hispano y de pagar un Mancuso de oro (una moneda rarísima de la que se conservan muy pocos ejemplares) el día de San Pedro al Pontífice, rito que se llevaba a cabo en la catedral de la Seo de Zaragoza, pero claro Sostres es catalán y esto no lo ha oído en su vida, seguramente tampoco muchos en la redacción de “ABC”. El rito del Mancuso es lo mismo que la ofrenda al Apóstol Santiago en Compostela cada 25 de julio, la ofrenda a la Virgen del Pilar o el hecho de que todas las cofradías de Semana Santa son “Reales”. En España no tenemos Papa pero tenemos “Primado”, que es el cardenal arzobispo de Toledo y representante de la Iglesia Católica en España. 

La Monarquía española es pactista es decir, a la vez que esos monarcas españoles expandían la fe católica y sus territorios, establecían una línea de defensa con aquellos que les habían ayudado a conseguir esas tierras, los reyes concedían fueros y privilegios para que la gente se estableciera en esas tierras y a cambio, esos súbditos se comprometían a defender al rey en sus aventuras. En otras ocasiones, si se trataba de territorios consolidados se les entregaban fueros o privilegios en agradecimiento, es el caso de los fueros Vascos. En Aragón se dice “fueron leyes antes que reyes” esta expresión no es más antigua que finales del siglo XVI y se puso de moda en tiempos de Felipe II para recordarle la antigüedad del reino y sus costumbres, frente a las pretensiones reales. 

Cuando el pacto entre el monarca y sus súbditos se rompe, también se desvincula todo tipo de vasallaje y eso es lo que ocurrió en España durante el siglo XIX y eso, es lo que está en el origen del republicanismo y el nacionalismo en España. Recomiendo un libro titulado “Gestión de la memoria” escrito por el investigador Juan Sisinio Pérez Garzón, donde se habla de esto precisamente. España casi todos los molinos pertenecían al rey, eso era una garantía para que nadie especulara con el trigo y con la harina, cuando ocurrió la desamortización de Madoz (navarro por cierto) los molinos “se privatizaron” y los súbditos vieron que el monarca les había vendido el molino a un burgués, fue entonces cuando los súbditos se vieron traicionados por su rey, aunque su reina no se enterara de nada entre otras cosas, porque los burgueses que se apropiaban del molino, se encargaban de llenarle la alcoba de amantes para que estuviera entretenida ¿Suena a algo verdad?. La pregunta es fácil ¿Les enseñó alguien a estos monarcas el valor de su papel? Yo creo que no y el artículo de Sostres en ABC me lo confirma. 

Uno de los elementos importantes del pacto es la ejemplaridad, es decir el rey, debe ser rey y el súbdito debe ser súbdito, cada uno debe cumplir con su papel, cuando el súbdito necesita del monarca, éste debe de estar cerca de aquel. Cuando ocurre una tragedia, los españoles quieren que sus reyes estén cerca de ellos porque además y a través de ellos, se ritualiza el dolor del resto de españoles, lo mismo ocurre con las alegrías. En las civilizaciones primitivas mediterráneas, cuando el monarca no cumplía ni con el rito, ni con el ejemplo, ni con el pacto era expulsado a palos (que poco hemos evolucionado algunos). 

Lo que debería saber el señor Sostres es que en España, el único lugar donde se atribuyen derechos divinos sobre el resto de los españoles es en las provincias vascas. Los vascos aducen un derecho sobrenatural a sus fueros, sus privilegios y de paso a su concierto económico, que nos cuesta al resto un montón de dinero y además nos amenazan con sus pistolas, cuestiones en las que están apoyados por la “república catalana” por cierto. Entre los valores republicanos está la igualdad de todos, “de todos” ante la ley y en la que nadie, “nadie” está por encima de nadie y muchos menos empleando la violencia, es decir la libertad de cada cual a decidir su destino como quiera. En su futura república ¿Se van a anular los privilegios navarros y vascos? ¿Se va a quitar el cupo vasco y navarro o, se van a ampliar a la republiqueta catalana també? ¿Van a respetar viejos reinos como el de Aragón o de lo contrario, se lo van a repartir como buenos “socios”? ¿Va a ser una república democrática como es nuestro sistema actual o va a ser una república oligárquica? Al estilo de las repúblicas italianas del siglo XVI o bananeras del XX, ¿Nos dejarán vivir en libertad o tendremos que morir a las imposiciones de esa oligarquía?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo danzantes de Tardienta (Huesca)

Representación del dance de Tardienta (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de 2022 en Sar...