viernes, 9 de abril de 2021

La harinera del Salto en Zuera

La harinera del Salto, desde la carretera de las Pedrosas


Hace unos meses estuve visitando la “fábrica del Salto” en Zuera (Zaragoza) una vieja harinera abandonada que seguramente se levantó sobre un molino  anterior, situado aprovechando un “salto” de agua existente en la acequia de Camarera, en la margen derecha del rio Gállego a la altura de la actual finca de El Turrullón. Por desgracia no he podido encontrar muchos datos que hablen sobre su historia. A falta de más documentación, Madoz cita la existencia de dos molinos harineros a mediados del siglo XIX en la localidad y posteriormente, durante la desamortización decretada por él mismo, cuando fue ministro en el Bienio Progresista de Espartero (1854-56) aparecen nombradas las fincas de Turrullón, Alberca, Cruz de Aisa y Valseca que son adjudicadas a la sociedad Costa. Del monte Turrullón se dice que era “una finca especial, porque entre otras explotaciones contaba con una fábrica de harinas en su perímetro” esto sucedía hacia 1861. Parece ser que finalmente se la quedó Tomás Duplá; un notable miembro de la emergente burguesía zaragozana de la época y quien ya había adquirido anteriormente el acampo conocido por “la Alberca”.


Entrada principal a la finca

 

La familia Duplá fueron propietarios de la fábrica y también de las tierras colindantes durante casi cien años, de echo a la zona todavía se le conoce como “Acampo de Duplá” y es que sus miembros, se han destacado desde entonces por participar en numerosos negocios tanto zaragozanos como aragoneses y en tierras navarras, siendo conocido su carácter emprendedor dentro de la sociedad aragonesa.



 

El Boletín de la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales en su volumen número 12, editado por la “Librería de Cecilio Gasca” en 1913, cita a don Juan Duplá como poseedor de una fábrica de harinas en dicha propiedad y “montada con todos los adelantos de la moderna industria” que posteriormente se llamó “Harinera de Juan Duplá e hijos”. En el curso de conferencias titulado “Los Monegros” organizado por la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y el Instituto Juan Sebastián Elcano de Geografía (perteneciente al C.S.I.C.) celebradas entre diciembre de 1950 a enero 1951, se habla también del “Acampo Duplá” en este sentido: “el señor Duplá Aguilar, entonces propietario en su finca de los Llanos de la Estación (Zuera) en tierras yermas sin cultivar, después de niveladas por el Instituto de Colonización las ha sembrado y ha obtenido un rendimiento de 2.800 Kg. Por Ha., muy superior a los 480 que han obtenido en las mismas tierras sin nivelar” no obstante sin haberlas regado anteriormente. Es cierto que en terrenos de este acampo se asentó posteriormente las tierras que se entregaron a los colonos del nuevo pueblo de Ontinar del Salz, del que se encuentra a muy pocos kilómetros.


 

Sabemos también que esta fábrica y su acampo fueron un lugar destacado durante la guerra civil de 1936-39 y según noticias que ofrece José García Mercadal en la colección Hispania; hacia 1938 se hace eco de algunas acciones llevadas a cabo en este frente. Las últimas referencias sobre la actividad de su fábrica harinera, las tenemos gracias al anuario Bailly-Baillière en su edición de 1936 (Anuario General de España) aunque, se sabe que cesó la producción en 1940. Consta que ésta harinera llegó a producir un rendimiento anual de 4.704 toneladas con trigo procedente no solo de la localidad zufariense, sino seguramente con los pueblos que la rodean y que se caracterizan por el cultivo de este cereal.


 

En la actualidad el enorme edificio que fue la fábrica de harinas de Duplá en el Salto se encuentra abandonado y, aunque el enorme cuadrado que forman las cuatro naves que lo cierran hacia el este con un portalón metálico, en su interior se mantiene a duras penas. Consta de dos plantas y en ellas todavía se pueden apreciar las viviendas de algunos operarios y del director de la fábrica pero poco más, nada queda en ella salvo algún resto aislado. A acequia de Camarera discurre por el lado occidental dando nombre al salto que generaba la fuerza con la que se movía la maquinaria Todavía se conservan restos del antiguo molino en el extremo suroccidental en el exterior del edificio, muy cercano se conservan varias naves que en tiempo fueron granjas agrícolas y el perímetro exterior está rodeado por un muro que cierra todo el recinto.


 

Documentación:

Moreno del Rincón, Encarnación. La desamortización de Madoz en la provincia de Zaragoza (1855-1875) Tesis doctoral editada por la Institución Fernando el Católico de Zaragoza en 2018.

Germán Zubero, Luis. “Harinas de Aragón. Siglo y medio de especialización triguero-harinera (1845-2000)” en Historia Agraria nº 26 (1º cuatrimestre. 26 de Abril de 2002, pp. 69-104).
















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo de paloteado, Castejón de Monegros

Representación del dance de Castejón de Monegros (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de ...