domingo, 3 de noviembre de 2019

Todos Santos en Añón de Moncayo


Por cuestiones de "Agenda" no he podido subir antes esta fotografía que me hacía ilusión colgarla. La hice hace un año justo en Añón de Moncayo y es que allí ha sido costumbre desde siempre, antes incluso de que nos invadieran los americanos con las costumbres que antes les llevamos a ellos de colocar estas figurillas hechas con calabazas huecas, imitando a las calaveras con una vela en su interior.


Me sorprendió encontrármela de repente allí, al fondo de una calleja (como dicen ellos) como acechando al visitante y forastero. Luego me dijeron que esta tradición ha existido desde siempre, tal como dice Luis Miguel Bajén en su libro sobre la Tradición oral en el somontano del Moncayo aragonés y que estuvo a punto de perderse. Antiguamente los chavales solían colocar estas calabazas en las puertas de las casas en las que había fallecido alguien en ese año, con el habitual enfado de sus moradores. Pero el plato fuerte del día, consistía en subirlas hasta la torre de la iglesia y colocarlas debajo de las campanas, para que fueran vistas por el público en general. Hubo unos años en que esta costumbre llegó a estar mal vista e incluso estuvo a punto de perderse. Gracias a la moda importada del Imperio en forma de Halloween, los añoreros se interesaron por mantener esta costumbre, bien es cierto  que tampoco vi muchas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conferencia en la casa de Aragón en Madrid

La casa de Aragón en Madrid, me ha invitado a impartir una conferencia el próximo jueves 27 de enero a las 19 horas en sus locales ubicados ...