jueves, 27 de abril de 2017

Buscando a Shakespeare


¿Quién se esconde detrás de Shakespeare? William, Marlowe o Bacon. Historia y mito del personaje más relevante de las letras inglesas. Programa dedicado a la memoria del especialista en teatro isabelino Javier Sanchez Escribano.

http://www.ivoox.com/buscando-a-shakespeare-entre-historia-el-audios-mp3_rf_18380772_1.html


Bibliografía:
Ackroyd, Peter. Shakesperare: la biografía, Edhasa. Barcelona 2008.
Bregazzi, Josephine. Shakespeare y el teatro renacentista inglés, Alianza. Madrid 1999.

Película:
John Madden. Shakespeare in love, EE.UU. 1998.
Kennet Branagh. Much ado about nothing (Mucho ruido y pocas nueces) Reino Unido 1993. Banda sonora. Patrick Doyle.
Sobre Shakespeare. José Ángel García Landa:

Música:
Prokófiev, Serguéi. Romeo y Julieta (op.64) ballet, Rusia 1934.

Melodía:
Luko5bertura: https://www.youtube.com/results?search_query=luko+5bertura
Créditos: Andrea Bonafonte

Fotografía:

Oleo conocido como Chandos Portrait en el que se identifica al retratado con William Shakespeare.

Jordi Pujol Ferrusola en la cárcel de Zuera

La cárcel de Zuera en su entorno

Me entero de que Jordi Pujol hijo ha dado con sus huesos en la cárcel de Zuera, aunque sea temporalmente que paradojas tiene el destino y que vueltas da la vida. ¡¡Quien te ha visto y quién te ve!! No me voy a referir a que su honorable progenitor ya estuvo una temporada en la cárcel de Torrero, allá por su juventud de activista catalán, si no a otra más lucrativa. Banca Catalana durante los años setenta del siglo XX, entonces dirigida por Jordi Pujol padre, hizo una campaña de expansión por la zona del bajo Gállego, consiguió muchos ahorros de agricultores y personas de la comarca e incluso, como es el caso de mi pueblo, regaló días de vaquillas con el fin de que la gente “picara”. Recuerdo como una avioneta lanzaba caramelos con el envoltorio de la “empresa” mientras duraban los festejos taurinos, para que los chavales que estábamos abajo nos lanzáramos a cogerlos en el centro de la plaza y los mayores que estaban subidos en los carros asistiendo a la demostración de poder económico, supiéramos todos quien era el que pagaba la fiesta. Tengo que reconocer que un servidor nunca se lanzó al ruedo a coger caramelos, hoy lo pienso y es una de las pocas cosas de las que me enorgullezco, me parecida una burla y un desprecio a los que estábamos allá abajo.


Muchos vecinos de la zona, impresionados seguramente ante tal despliegue de medios y convencidos de que aquello era muy solvente, invirtieron sus ahorros en Banca Catalana. Años después se demostró que todo aquello era un pufo y una estafa. Un daño que no fue ni muchos menos reparado en favor de los inversores que habían depositado su dinero en la entidad y que honradamente habían ganado. Más a más tenían que ver al “tío Pujol” en la tele amenazando, exigiendo y diciendo que España les robaba. Me imagino hoy la escena en casa de los Pujol padre al enterarse donde estaba; ¡Suera! ¿Y dónde c… está Suera? Quizás el niño ni siquiera sepa donde se encuentra pero en Zuera, Villanueva, San Mateo u Ontinar, sí que saben muy bien quienes son “esa banda” y no precisamente de verlos en la Tele.

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza-provincia/2017/04/27/jordi-pujol-ferresola-durmio-prision-zuera-tras-llegar-madrugada-1172123-1101025.html

lunes, 24 de abril de 2017

Sigena: paradigma y paradoja


Últimamente se habla mucho del Real Monasterio de Santa María de Sigena y de sus bienes. Independientemente de todas las circunstancias que rodean al tema quisiera añadir que, Sigena y las pinturas de su sala capitular son a la vez un paradigma y una paradoja de lo sucedido en la región aragonesa a lo largo del siglo XX. El lugar, símbolo de un glorioso pasado medieval. Durante la pasada centuria fue olvidado, intentado rescatar, maltratado en la Guerra Civil, como mucho de su patrimonio y también de sus habitantes. Víctima de un expolio y del abandono, de nuevo fue el monasterio condenado al ostracismo. Hasta que los vecinos de la comarca, que seguramente nunca olvidaron lo sucedido a pesar de que en principio se les responsabilizó de lo ocurrido, decidieron rescatar su historia y reclamar sus bienes amparados durante los últimos tiempos y gracias a la aplicación de ley de Memoria Histórica y aquí es donde entra la paradoja. Una norma aprobada para redimir el pasado del bando perdedor en la contienda, ha servido para poner en evidencia sus propios errores y de paso para que los teóricos vencedores reivindicaran aquello que perdieron y que paradójicamente, el bando vencedor no restituyó al acabar la guerra y ha tenido que ser aprovechado por un municipio para reclamar lo que es suyo. No es la primera vez que sucede esto en España que, diciendo hacer una ley para beneficiar a unos termina compensando o intentando compensar a otros, lo que indica las injusticias y arbitrariedades de nuestras autoridades de cuando en vez cometen. La Dictadura de Franco terminó por ser cómplices de la destrucción del monasterio y de paso, del gobierno al que decían combatir y los que decían querer destruir la religión, el capital, el nacionalismo y no sé cuántas cosas más, en nombre de la libertad, la cultura y la solidaridad terminaron destrozando un patrimonio y beneficiando a los burgueses y al capital al que decían combatir, dejando a los pobres, a los que decían defender, sin su patrimonio, enhorabuena chavales os habéis lucido. Sigena nos da hoy una lección sobre las consecuencias del guerra-civilismo y la confrontación a veces innecesaria y gratuita. Así como de los resultados nefastos que tienen ciertas formas de entender la política o la organización de la sociedad como son los nacionalismos. Nuestros dirigentes deberían tomar nota para resolver el problema o al menos para querer hacerlo.

Moncayochistán


jueves, 20 de abril de 2017

Alfonso I: El batallador de Aragón

Estatua de Alfonso I el Batallador diseñada por Miguel Ángel Navarro y que se encuentra en el cabezo de Buena Vista (Zaragoza)  e inaugurado en 1925.

Alfonso I corazón de Aragón, el Batallador. El monarca que transformó un reino montañés en un país casi europeo. El rey aragonés cuyas decisiones todavía hoy día permanecen vigentes o al menos de actualidad.

http://www.ivoox.com/alfonso-i-batallador-aragon-audios-mp3_rf_18249576_1.html


Bibliografía:
Lacarra y de Miguel, José María. Alfonso el Batallador; Guara editorial. Zaragoza 1978.
Lema Pueyo, José Ángel. Alfonso I el Batallador: Rey de Aragón y Pamplona (1104-1134), TREA: Crónica de España. Serie Reyes de Aragón y Navarra, 2008.
Zurita, Jerónimo. Anales de la Corona de Aragón, Institución Fernando el Católico (Edición de Ángel Canellas López. Edición electrónica de José Javier Iso (coord.), María Isabel Yagüe y Pilar Rivero). Zaragoza 1978.
Varios. La reina Urraca, Nerea 2006.

Documental:
Corral Lafuente, José Luis (Director histórico): “Alfonso I”. Aragón Historia Antigua 04, ASIMSA – CAI 2016. https://www.youtube.com/watch?v=RntOkUU_9MA&t=1243s

Banda sonora Película:
Bravehear (1995) James Horner. “For de love of a princess”.
Juego de Tronos. (2011): Theme (Cover)

Fotografía inferior: Alfonso el Batallador según un cuadro realizado en 1881 por Francisco Pradilla Ortíz y que sirvió de modelo para la escultura que se conserva en el Parque Grande zaragozano.



Cartuja baja o de la Concepción (Fotos)













miércoles, 19 de abril de 2017

Cartuja Baja (Zaragoza)


Según cita Pascual Madoz en su Diccionario, dista a una hora de Zaragoza (9 kilómetros del centro de la ciudad) y está situada en la orilla derecha del rio Ebro, fue fundada por Gerónima Zaporta, viuda de Alfonso Villapando, según consta en escritura otorgada por la misma en 20 de agosto de 1634. Describe el monasterio diciendo que: “el artista menos severo tiene que llorar anticipadamente por sus inmensos claustros y por su risueña y adornada iglesia que renovaron los monjes en el año 1781”. Hallándose a mediados del siglo XIX en el más completo abandono. Dice el cronista que en uno de dichos claustros está pintada la vida de San Bruno, obra del pintor Francisco Bayeu. “Este magnífico edificio e iglesia se hallaban casi totalmente reparados de los estragos causados por la invasión francesa, cuando fue suprimido el monasterio en el año 1833 habiendo sido vendido posteriormente como finca nacional”.

El conjunto enajenado fue adquirido por varios propietarios que alquilaron a su vez las tierras y dependencias a colonos agrícolas que ocuparon las habitaciones de los monjes y en algunos casos las transformaron en viviendas. Tras un breve periodo de tiempo de independencia municipal, a principios del siglo XX pasó a ser barrio zaragozano, pero conservando su aislamiento característico entorno a un millar de vecinos cartujanos.

Situado en el sureste de Zaragoza es uno de los barrios rurales de mayor crecimiento en los últimos años. En 1979 tenía 851 habitantes y en 1991 alcanzaba ya los 1.482; es decir un incremento al 85’9% en poco más de 10 años, en la actualidad cuenta con 2.100 habitantes. A ello ha contribuido también el desarrollo industrial de Zaragoza a lo largo de la carretera de Castellón. Hasta los años ochenta la cartuja de Miraflores (como también es conocida) conservaba su sabor o imagen rural, siendo el principal medio de vida de sus habitantes la agricultura y la ganadería. Hoy día la ampliación urbanística del barrio nos traslada a otras zonas de la ciudad, haciéndolo más urbano. Sigue constituyendo su principal atractivo el antiguo entorno de la Cartuja de la Concepción. Declarada Bien de Interés Cultural en 1982. En la actualidad todavía se conservan dependencias del antiguo monasterio barroco: portería, hospedería, procura, iglesia, torre y sacristía, exterior del refectorio, partes de algunas celdas, parte de los lienzos del patio del gran claustro, parte del muro que rodea el recinto con sus torreoncitos ultra semicirculares. El trazado general de la cartuja coincide con las actuales calles.


Buscando a Shakespeare

¿Quién se esconde detrás de Shakespeare? William, Marlowe o Bacon. Historia y mito del personaje más relevante de las letras inglesas. ...