viernes, 3 de julio de 2020

Olimpiadas en la antigua Grecia: un viaje a Olimpia


Este año nos quedamos sin Olimpiadas pero, nos vamos a ir a las que se celebraban en Grecia en la Antigüedad, volando con la imaginación a la ciudad de Olimpia.


https://www.ivoox.com/olimpiadas-antigua-grecia-viaje-a-audios-mp3_rf_53165181_1.html


Bibliografía:

Garcia Romero, Fernando. Los Juegos Olímpicos y el deporte en Grecia, Ausa. Sabadell 1992

Durantez, Conrado. Los Juegos: Las Olimpiadas en la historia, EDAF. 2012.

Varios: “Juegos Olímpicos” en Historia y Vida (Edición especial coleccionistas nº. 9).


Películas:

Thomas Langmann, Frédéric Forestier. Astérix y Obélix en los juegos Olímpicos (Basada en el cómic de René Goscinny & Albert Uderzo). La trama se basa en la intención que tienen los héroes galos para ayudar a su amigo, con el fin de que éste pueda casarse con una princesa. Estrenada en 2008 y coproducida por varios países europeos, principalmente Francia.

Jacques Tourneur & Mario Bava (Directores) La batalla de Maratón (La battaglia di Maratona). Producción italiana de 1959. Ambientada en las guerras médicas, Atenas recurre a un héroe olímpico para que la defienda. Dando origen a la prueba reina de los Juegos Olímpicos de la Edad Moderna.

William Wyler. Ben-Hur (Otro clásico del cine de “romanos” y su no menos mítica escena de la carrera de cuadrigas) Estados Unidos 1959, producido por la Metro Goldyn Mayer.

Música:

Albert Hammond & John Bettis compusieron «One Moment in Time» en español “Un momento en el tiempo” para Whitney Houston, como canción oficial de los Juegos Olímpicos de verano en Seul (Corea del Sur 1988).

Herbert Windt. Banda sonora original de la película Olympia de Leni Riefenstahl, Alemania 1936.

Colaboración: Andrea Bonafonte

Fotografía: Ruinas de la ciudad de Olimpia, el Estadio 

jueves, 2 de julio de 2020

Quién fue Juan de Coloma?

 

Foto: Centro de Estudios Borjanos (Zaragoza)

Juan de Coloma y Galcerán, fue un importante personaje en la corte de los Reyes Católicos, injustamente tratado por la historia, esta es un aproximación a su perfil biográfico.


 https://www.ivoox.com/quien-era-juan-coloma-audios-mp3_rf_53112992_1.html


Fuentes:

Juan Francisco Baltar Rodríguez: “Juan de Coloma y Galcerán” en Diccionario de la Real Academia de la Historia.

http://dbe.rah.es/biografias/14853/juan-de-coloma-y-galceran

Gracia Rivas, Manuel (coordinador) Juan de Coloma y su época (Monográfico) vol. 61 Cuadernos de Estudios Borjanos. Zaragoza 2018.

Gómez Batista, Guillermo. “Coloma, Juan”. Gran Enciclopedia Aragonesa tomo 3, Unali Ediciones. Zaragoza 1981.

 

Música: Juan de la Encina (1468 – 1528) “Fata la parte” del Cancionero de Palacio.

https://www.youtube.com/watch?v=YhXgK2aNa3M&list=PLRb6VKqpF6OSgcezdyoSb50cP6Sk8rTaT

 

Colaboración: Andrea Bonafonte

Fotografía: De Juan de Coloma se conserva un único retrato, el que aparece en la predela del retablo de la Virgen de Monserrat, de la iglesia parroquial de Alfajarín (que fue señorío suyo), donde está representado con su primera esposa Dª Isabel Díez de Aux.

http://cesbor.blogspot.com/2016/10/ante-el-centenario-de-juan-de-coloma.html


 

domingo, 28 de junio de 2020

Cesar Augusto de Puerta Cinegia


El otro día leí un artículo muy gracioso y lleno de ironía firmado por José Luis Corral en el Periódico de Aragón, en el que decía que puestos a cambiar denominaciones de ciudades, proponía cambiar el de Zaragoza porque al fin y al cabo la ciudad recibe el nombre de Octavio Cesar Augusto, el mayor imperialista y esclavista que han visto los siglos. Las ideas principales son las siguientes: 

“Me extraña mucho que algún iluminado revisionista, cualquiera de esos que andan subidos en la cresta de la enorme ola de ignorancia que nos invade, no haya solicitado todavía que se le cambie el nombre a la ciudad de Zaragoza. Pues, aunque evolucionado por la influencia fonética de la lengua árabe (Caesaragusta = Saraqusta = Saracosta = Zaragoza), lleva el nombre del emperador César Augusto”.

“Cuando se hizo con el poder, Octavio devino en un imperialista, supremacista y esclavista (lo de machista lo tenía más complicado, menuda era su esposa Livia), y sometió a sangre y fuego el norte de Hispania, acabando con la independencia de los demócratas cántabros y astures, que andaban ellos tan felices en sus montañas, con su queso de Cabrales, su fabada, su chuleta (¡cuidado!, que sea de vaca vieja, a ser posible madurada al menos 30 días) a la brasa, sus cachopos (el jamón siempre ibérico y el queso de leche de vaca curado, no me lo estropeen con quesos ligeros tipo “sabanita” y jamón dulce de sobre), sus sobaos pasiegos y su sidra natural, además de su Semana Negra de Gijón (entonces se llamaba “Semana Arco Iris indígena”, por eso del antirracismo) y sus cursos de verano para estudiantes iberos y celtas en La Magdalena de Santander (bueno, esto último me lo he inventado)”.

 

“Para más inri, el dictador Augusto tiene en Zaragoza una avenida con su nombre y una estatua de bronce entre el Mercado Central y las murallas de San Juan de los Panetes, emblema inequívoco de la opresión de los romanos (al mercado, icono capitalista por antonomasia, me refiero), que regaló a la ciudad, pásmense, Benito Mussolini (este sí que era un fascista de manual, de los auténticos, genuino, y no uno de esos paniaguados que ahora surgen por doquier tras cualquier esquina); la estatua, casi colosal (la colosal es la del centro comercial de Plaza de España) es una copia del Augusto de Prima Porta, una de las varias que el Duce ordenó fundir en bronce y enviar a las colonias romanas fundadas por el primer emperador de Roma y a las que, muy humilde él, el divinizado hijo de Dios, a Octavio me refiero ahora, que Benito era aún más estirado, dio o añadió su nombre; solo en la Península ibérica lo hizo con Mérida, Lugo, Braga y Astorga, además de Zaragoza, que es la única que se llama solo como el emperador, ya que las demás llevan alguna addenda como Emérita, Lucus, Braccara o Astúrica”.

 

“Por eso, debería cambiarse el topónimo “Zaragoza” por uno más acorde con los nuevos tiempos”. Corral propone nombres como Salduie o Salduba. La mítica Sansueña que aparece en el Quijote. Para terminar proponiendo “sería abrir un periodo de propuestas para decidir el nuevo nombre, y crear una comisión mixta de expertos, elegida a partes iguales y paritaria por supuesto, por los partidos con representación en Cortes de Aragón y en el Ayuntamiento de Zaragoza (perdón por la reminiscencia imperial de nuevo, pero de momento este es el nombre oficial de la ciudad), que analizara y desechara las malsonantes (por ejemplo, no valdría, “Paletonia”); ni las ofensivas para la España vaciada (tampoco vale “Zaragón” ni “Zaragonia”); ni las de marcado sesgo confesional (no es correcto “Villavirgendelpilar”, ni “Medina Albaida de Muhammad” –“Ciudad Blanca de Mahoma” en árabe-, ni “Perla de Sefarad”, que ya se la han pedido los de Lucena, en la provincia de Córdoba”. “También se evitarán las que tengan algún matiz que se considere supremacista y arrogante como “Villadearriba del Ebro” o “Villamayor del río Iberus”; o machista, como pudiera ser “Torredonalfonso”, por el rey Batallador, que la conquistó a la morisma en 1118, o “Villasantiago”, por el apóstol Santiago el Mayor, el primo hermano de Jesús -no me lo confundan con Santiago el Menor, hermano de madre de Jesús (este parentesco lo dicen los Evangelios, ¡eh!, que no yo, que solo hago referir)-, al que se le apareció la Virgen a orillas del Ebro el 2 de enero del año 40, viniendo por los aires con un coro de ángeles desde la mismísima Jerusalén, donde entonces residía María Santísima, para pedirle al sobrino que le erigiera un templo en su honor”. “Y una vez acabado todo este proceso y seleccionados por la comisión de expertos los nombres candidatos a sustituir al imperialista “Zaragoza”, se procedería a la votación popular correspondiente”. Yo propuse por mi parte llamarla Damasco de occidente pues de esta forma la describían unos viajeros árabes medievales, por la semejanza que tenía Zaragoza con la capital siria. Finalizaba diciendo “*Supongo que entienden la ironía”.


 

Ilustro esta entrada con algunas fotos de la estatua de Augusto que se levanta en Porta Cinegia, Plaza de España de Zaragoza y que es la última (y curiosa representación) de Augusto en nuestra ciudad, una reproducción gigante de la de Prima Porta pero en cartón piedra y que se hizo hace algunos años.


Enlace con el artículo de José Luis Corral Lafuente:

https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/hay-cambiarle-nombre-zaragozaeuros_1426330.html

viernes, 26 de junio de 2020

Inquisición española: El Santo Oficio


En este podcast vamos a repasar la historia de la Inquisición española, mito y realidad de una de las instituciones que más han marcado la personalidad de la sociedad hispana.


https://www.ivoox.com/inquisicion-espanola-el-santo-oficio-audios-mp3_rf_52603306_1.html

 

Bibliografía:

García Cárcel, Ricardo. La Inquisición, Biblioteca “El Sol”. Madrid 1991.

Comella, Beatriz. La Inquisición española, Rialp. Madrid 2004

Pérez Villanueva, Joaquín y Escandell Bonet, Bartolomé (dirs.): Historia de la Inquisición en España y América, Centro de Estudios Inquisitoriales 1984-2000 (3 vols.)

Escudero, José Antonio. La Inquisición en España, Cuadernos de Historia 16 nº. 48. 

Películas:

Paul Naschy (Director). Inquisición, España 1976. Productora: Ancla Century Films / Anubis Films Sinopsis: En la Francia del siglo XVI el Gran Inquisidor Fossey en su ciega lucha contra los supuestos herejes, apóstatas y adoradores de Satán, no duda en perseguir sus objetivos y utilizar las más crueles e inimaginables torturas para satisfacer sus más perversos instintos y conseguir el favor de los poderosos. La aparición de la bella Catherine, acusada de brujería, trastocará involuntariamente los planes del Inquisidor. Éste, desbordado por su pasión amorosa hacia la muchacha, empezará a actuar de una manera que le comportará las peligrosas antipatías de sus antiguos aliados. 

Giuliano Montaldo (Director) Giordano Bruno (con música de Ennio Morricone). Coproducción Italia-Francia; Compagnia Cinematografica Champion / Les Films Concordia 1973.

Sinopsis: Crónica de los últimos ocho años de la vida del filósofo italiano Giordano Bruno (1548-1600), desde su captura en Venecia hasta su muerte en la hoguera, tras ser juzgado por la Inquisición, que consideró heréticas sus ideas acerca de la distinción entre las verdades de fe y las de la ciencia. 

Mel Brooks (director) La loca historia del Mundo "History of the World (part 1).  Productora: Brooksfilms. Distribuida por 20th Century Fox

Reino Unido 1981. Una visión un tanto irreverente de la evolución de la historia, desde la aparición del primer hombre hasta la Revolución Francesa, en la que no puede faltar una visión cómica de la Inquisición española y de Torquemada. 

Música:Giuseppe Verdi. Don Carlo, ópera en cinco actos basada en la novela de Schiller; Don Carlos, publicada en 1787. La ópera fue estrenada en la Ópera de París en 1867. En la segunda escena del tercer acto, se representanta la preparación de un “Auto de fe”. 

Colaboración: Andrea Bonafonte

Fotografía: Auto de Fe celebrado en Madrid y presidido por los Reyes, obra de Francisco Ricci hacia 1682 (Museo del Prado) 


Tribunal del Santo Oficio pintado por Goya

 

miércoles, 24 de junio de 2020

Romería a Santa Orosia y paloteadores de Yebra de Basa (Huesca)



Cada 25 de junio se celebra Santa Orosia “patrona de las montañas de Jaca y refugio seguro de sus devotos” según reza la leyenda. Cuenta la tradición que Orosia o Eurosia era una princesa centroeuropea que por mediación del Papa de Roma, venía a tierras aragonesas con el fin de contraer matrimonio con el entonces príncipe visigodo Fortún Garcés (existe algún mítico rey de Pamplona y Sobrarbe con este nombre) a finales del siglo VIII. Cuenta la historia que la desgraciada de Orosia perdió la cabeza por culpa de un moro, que se tropezó en su camino y que se la cortó ante la negativa de la bella princesa bohemia; seguramente rubia, con ojos azules y un metro ochenta de estatura y que éste, para ocultar su fechoría no se le ocurrió mejor idea que enterrarla en la ladera de un monte, más alto que el horizonte. Unos 300 años más tarde, en la madrugada del día 25 de junio del año 1072 un ángel se apareció al pastor Guillén de Guasillo, que guardaba su rebaño en los puertos de Yebra de Basa, a los pies del monte Oturia, con el fin de revelarle la historia del martirio y la ubicación de las reliquias de la mártir cristiana, para demostrarle que eso era cierto, le señaló una fuente que para él y hasta entonces, le resultaba desconocida. Sobre esta fuente fueron halladas las reliquias de la santa y en ese lugar se levantó una ermita que ha llegado hasta hoy con lamentables modificaciones durante la guerra civil, de las cuales tan solo se salvó la cabeza relicario que se procesiona cada año y que se conserva en la próxima localidad de Yebra de Basa (Huesca).


Subida a Santa Orosia


La romería parte cada 25 de junio, a primeras horas del día desde la iglesia de Yebra y congrega a romeros de pueblos y lugares de todo el Serrablo y Sobrepuerto, así como de otros lugares de la geografía aragonesa (se le suele invocar ante los males de cabeza y lo que antes llamaban endemoniados). Se accede a la pradera del puerto de Yebra a través de un cortado que atraviesa una senda plagada de ermitas rupestres, donde se dice que buscó refugio la santa tras ser advertida por los lugareños de que por allí andaba un rey moro con ganas de pelea. En uno de estos eremitorios se encuentra enterrado Acisclo, un obispo que acompañaba a la princesa y que sufrió las iras del sarraceno tras negarse el clérigo a decirle donde estaba la bella Eurosia. En esta subida llevan la peana de la santa cuatro vecinos de Yebra, turnándose cada año gracias el sistema llamado “redolín”. Al llegar al “zoque” de sobre puerto, Orosia es recibida por las banderas que representan a todos los pueblos congregados y sus cruces procesionales, allí también están los paloteadores de Yebra de Basa que han subido con las reliquias de la Santa. En ese momento y tras un leve descanso, se inicia el tramo final hasta la ermita de Santa Orosia, durante este trayecto al cabeza de Orosia es tradición, ser llevada por miembros de Casa Ramón de Sasa y Casa Oliván de Javierre. Ya en la ermita se llevaran a cabo los ritos principales de ese día; Misa y después adoración a la mártir cristiana del siglo VIII, mientras las banderas se arrastran por el suelo en señal de pleitesía y los danzantes ejecutan sus mudanzas. Después, cada pueblo come por los alrededores en su “mata” un lugar fijo y tradicional de cada lugar y durante la sobremesa los danzantes ofrecen otra actuación a los asistentes durante la cual, el mayoral realiza los llamados “brindis”. Estos al modo de dichos o motadas, debían servir antiguamente para comunicar a los asistentes novedades o noticias de los vecinos del valle así, el que quería que le “pregonaran” algo, daba una propina al mayoral que debía recitar el dicho y tras el cual desea a las personas de esa casa, mucha felicidad. La cantidad total recogida durante los brindis, irá destinada para sufragar el coste de la fiesta. Tras esto se reorganiza la procesión de vuelta a Yebra mientras las campanas tocas “a bando” En este video ofrecemos el trayecto entre la pradera del sobre puerto y la llegada a la ermita.

 

Es también la patrona de la ciudad de Jaca, visible desde la pradera de Santa Orosia y que dista a unos 20 kilómetros de allí, en el fondo del valle donde también se aprecia el monte Oroel. En la vieja capital del reino de Aragón también se procesiona la arqueta con las reliquias de la mártir y participan los danzantes  acompañados, igual que en la romería por instrumentos de origen medieval como son el chiflo, una flauta alargada con un solo agujero lateral, recubierta con piel de serpiente y el chicotén o salterio, un instrumento de percusión rectangular, de madera con orificio en su parte inferior y tensado con cuerdas, haciendo sonar las mismas con una baqueta que impacta sobre los trastes que están sobre el orificio, también participan en esta fiesta romeros y cruces procesionales. En la localidad zaragozana de Las Cuerlas, muy cerca de Tarazona se conserva un reliquia de la mártir que está en el altar mayor de su iglesia, también hay romería en la cincovillesa de Farasdués. Más al sur, en la localidad turolense de Calamocha, el barrio de Santa Orosia también celebra sus fiestas en ese día y hasta no hace mucho, muchas mujeres en Aragón, recibían el nombre de Orosia.

 

Sobre la romería

http://www.patrimonioculturaldearagon.es/bienes-culturales/romeria-de-santa-orosia-yebra-de-basa#:~:text=La%20romer%C3%ADa%20se%20celebra%20el,el%20sacerdote%20y%20los%20danzantes


Sobre Santa Orosia:

Fray Roque Alberto Faci, Aragón sangre de Cristo y dote de María Santísima

https://books.google.es/books?id=8ERFrYv9VAIC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r#v=onepage&q&f=false

Adell, José Antonio & Celedonio García. Fiestas y Tradiciones aragonesas: el ciclo anual. “día 25 de junio Santa Orosia”, Editorial Pirineo. Huesca 2019 (págs. 283 – 87).








Olimpiadas en la antigua Grecia: un viaje a Olimpia

Este año nos quedamos sin Olimpiadas pero, nos vamos a ir a las que se celebraban en Grecia en la Antigüedad, volando con la imaginación a l...