lunes, 23 de diciembre de 2019

Luis Ortíz



Las personas pasan pero sus obras quedan, y eso más o menos le ha pasado a Luis Ortiz. Hace tres años, seguramente en el contexto de esta fotografía, su padre me contó que seguía mis programas y que le gustaría que usara alguna de las composiciones que su hijo hacía y publicaba en YouTube, bajo el pseudónimo de Luko5bertura. Son favores que no se pueden negar a un amigo que ha sido vecino tuyo durante toda su vida y que ha vivido en la misma calle que tú siempre, antes y después de que un día lejano decidiera marchar a estudiar a Sevilla, donde se hizo arquitecto y donde se casó con Inma, aún recuerdo su boda.

A Luis, el sábado, la vida le arrolló en una plaza de Quito, cuando seguramente estaba celebrando con otros compañeros de estudios la Navidad y esperaba que sus padres llegaran para pasar unos días con él, en Ecuador. Aquel niño tímido, que ahora contaba 21 años y que todos los años venía desde su cálida Andalucía a esta fría tierra aragonesa, para ver a su abuela Amalia ya no volverá, pero en muchos programas de mis podcast de TEA FM. “Historia aTEAs”, volverá en cada descarga o en cada escucha o simplemente permanecerá en mi archivo. Aunque quizás no sea un consuelo para sus padres, la sintonía de su vida habrá quedado en muchos corazones, gracias Luis y un abrazo a tus padres.




https://www.youtube.com/channel/UC5XxoAeM807SYt_8CJuZSew


1 comentario:

Conferencia en la casa de Aragón en Madrid

La casa de Aragón en Madrid, me ha invitado a impartir una conferencia el próximo jueves 27 de enero a las 19 horas en sus locales ubicados ...