sábado, 6 de agosto de 2022

Que pasa con la casa de Pradilla

Placa en homenaje a Francisco Pradilla, obra del escultor Carlos Palao

Entonces ¿Dónde estaba la casa de Pradilla? Buena pregunta desde luego. Por supuesto, no en el lugar que tradicionalmente se ha considerado su casa natal, entre otras cosas porque no existía. Hemos visto que en 1890 un testigo del nacimiento del Pintor; Joaquín Pascual Franco vivía en la calle del Paso, junto o en la misma casa que después fue “natal”. En alguna conversación sobre Pradilla, que por esa época ya era sobradamente conocido, el bueno de don Joaquín comentaría que don Francisco había nacido al lado de su casa y que él lo había visto (ya dije que por entonces contaba con 18 años). Alguien asoció la casa en que vivía entonces don Joaquín como la de Pradilla o vecina a la de Pradilla y que siempre había sido así (Villanueva había crecido mucho durante la segunda mitad del siglo XX y había mucha gente venida de otros lugares, por tanto no se conocía tanto la historia del pueblo) tan sencillo y simple como eso, aunque seguramente y con el tiempo pesaron otras muchas razones.

 

Casa de Toribio Gracia Macipe

Hace un año publiqué que Pradilla había visitado la casa de Toribio Gracia Macipe, que se encontraba en el barrio Alto de Villanueva, pero hoy por hoy no tengo tampoco constatación alguna de que nuestra gloria local naciera allí, creo que en esta información también hubo una carga interesada. El cronista dice que Toribio y el Artista “recorrieron las habitaciones de la casa en que había nacido” y por tanto era fácilmente creíble que se trataba de su casa, pero no era la casa donde vivía, sino que Toríbio sabía dónde había nacido Francisco (ya hemos visto en entradas anteriores que sus padres vivían justo al lado de la de Joaquín Pascual, al menos en el Verano en que Pradilla nació). He hablado con familias cuyos antepasados vivían en esa zona de la carretera, de la que he hablado en entradas anteriores y nadie me ha dicho que recordara una visita semejante. Seguro, de que haber sido así, el acontecimiento no se habría olvidado es más, se habría transmitido por tradición oral. Pero tampoco Luis Martínez nos menciona el nombre del titular de la casa, lo que a lo mejor nos indica que dicho inmueble estaba vacío y que quien les abrió la puerta fue alguien que lo tenía al menos “provisionalmente”. ¿Podría ser que hubiera nacido en la casa que Modesto, hijo de Toribio ocupó años después en la “punta del Paseo”? Podría ser pero al menos en el plano de 1883 no hay una referencia explícita a que allí hubiera una casa, aunque sí se aprecia algún espacio o pequeña edificación.

 

Anotación del Párroco de Villanueva de Gállego, que se conserva en el museo Pradilla
de la localidad

En el actual museo de Pradilla en la Villanueva de Gállego, se conserva un tarjetón firmado por el entonces párroco de la localidad en el que se dice que “un amigo personal del pintor, estaba interesado en comprar su casa natal”. Por esa época ya comienza un interés creciente por las casas natales de personajes ilustres ¿No vendría Pradilla a Villanueva entre otras cosas, para asegurarse de donde estaba la casa en que nació y confirmar que podía comprarse? y que se hizo acompañar de una persona de confianza, para que se la enseñara. Resulta que don Toribio Gracia Macipe, además de ser amigo de Luis Martínez (un personaje del que tan solo sé que era pintor y muy activo en la prensa zaragozana de la época) era muy conocido en Villanueva por sus ideas republicanas, se conserva un acta del casino Radical en el que se nombran presidentes honorarios a “Alejandro Lerroux y a Luis Martínez” (el cronista que hizo de intermediario entre Pradilla y Toribio, para éste que le mostrara la casa) y Toribio es un miembro muy activo del Centro, llegando a formar parte de la ejecutiva fundacional del mismo y después en varias más, es decir que el señor Martínez también tenía cierto interés en resaltar quién le había acompañado al Pintor era Toribio y no otra persona. Con esta información y seguramente con alguna más en la mano, no es de extrañar que el cura del pueblo se apresurara en buscar “otra” casa natal para el Pintor.

Primera colocación de la placa en homenaje a Francisco Pradilla, en la fachada del entonces
edifio del Ayuntamiento en Villanueva de Gállego (Zaragoza)
 

Los acontecimientos de precipitan con la muerte de Francisco Pradilla en noviembre de 1921. Y sobre todo cuando se quiere colocar una placa en la fachada de su casa natal y hacerle un homenaje a lo grande pero ¿dónde está su casa natal? Los más viejos del lugar saben que su padre murió en un inmueble muy humilde situado en el llamado “Terrero” entre las actuales calles de Zaragoza y Gómez Acebo, las malas lenguas dicen que si allí se coloca la placa, la casa se cae y además no se luce lo suficiente. El cura afirma que la casa natal está en la calle del Paso 42, siguiendo las noticias dadas por Joaquín Pascual en su día y seguramente, después de haber visto los cumplimientos parroquiales que atestiguas que nació en un extremo del pueblo y no en otro. Eso antes que darle la razón a un “rojo” pero la Villanueva de 1920 no es la misma que la de 70 años atrás y eso el Mossen no lo sabe. Don Toribio guarda silencio y no lo comentará ni con su familia, seguramente habrá vivido otros desaires parecidos a éste y ya es muy mayor para aguantar más, se llevará el secreto de la visita a la tumba. Los vecinos del pueblo dicen que esa no es la casa natal y alguno se acuerda de que siendo muy pequeño, el Pintor vivió en el barrio Bajo, echo cierto pues en el cumplimiento parroquial de 1850, aparece residiendo en esta calle con sus padres así que aprovechando esta circunstancia; se le pone a la calle mayor del pueblo, que es la del barrio Bajo el nombre de Calle Francisco Pradilla Ortíz y como no se sabe a ciencia cierta en que casa nació y para tomar una medida de compromiso, se coloca la placa en el Ayuntamiento pero, la cosa no quedó ahí.

Cumplimiento parroquial, correspondiente a 1850 
en el que aparece la familia Pradilla Ortíz
residiendo en el barrio Bajo de Villanueva


 

Un par de años más tarde, el Consistorio villanovense decide trasladarse de la vieja casa que ocupaba hasta entonces, al edificio de enfrente en la misma plaza de la Constitución y que hasta entonces había sido Casino Republicano (tiene ironías la cosa). Aquí, en lo que antes había sido un viejo caserón de los condes de Faura, se transformó en nuevo y antecesor del actual Ayuntamiento, mientras que el viejo caserón se vendió a un particular. ¿Y qué fue de la placa de Palao? Pues estuvo guardada en un armario de la vieja casa consistorial transformada en vivienda particular durante 25 años hasta que en 1948 se celebró el centenario del nacimiento de Pradilla. Es entonces cuando alguien se acuerda de que la placa está allí, en el Ayuntamiento viejo del pueblo. La placa se coloca con todos los honores en la “Casa oficial” de Pradilla y sin que nadie se atreviera a protestar, son los años más duros de la posguerra y estamos en plena Dictadura, como para darle la razón a un republicano. En esa fachada lució la placa hasta 2013. Ahora se puede ver en el museo local del Pintor y que ¡oh! Casualidades, se encuentra en lo que antes había sido sede del casino Republicano, después de haberse trasladado desde la plaza de España y es que hay coincidencias, que hacen pensar lo que nos habríamos ahorrado de haber hecho caso don Toribio.

Acto de colocación de la placa de Palao en la "casa oficial" de Francisco Pradilla




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ana Bolena en Añón de Moncayo

Ana Bolena sobre Añón de Moncayo, una fotografía gentileza de Antonia Abadía Mañana es día de gran fiesta, pues es el día del Rosario. Mañan...