sábado, 25 de julio de 2020

El retablo de Villanueva de Gállego y la iglesia de Santiago el mayor de Zaragoza

Retablo mayor perteneciente a la iglesia parroquial de Villanueva de Gállego y que según la tradición, proviene del desaparecido templo zaragozano dedicado a Santiago el Mayor.

Hoy José Luis Ona en su página de Facebook ha mencionado la desaparecida iglesia de Santiago de Zaragoza, que se encontraba hasta finales del siglo XIX en el tramo bajo de la actual calle de Don Jaime. Rescatando un boceto de su interior poco antes del derribo y que se conserva en el Archivo Municipal de Zaragoza. Se trata de un dibujo a tinta y aguada de autor desconocido y fechado en 1874. Por desgracia en la lámina que publica JL. Ona tan solo aparece la parte del coro, pero no la de la cabecera con el retablo mayor y digo esto porque siempre he oído, que el actual retablo del Altar Mayor de la iglesia parroquial del Salvador de Villanueva de Gállego proviene de esa misma iglesia, de la que hoy tan solo se conserva un placa de indica el lugar donde estuvo levantada.

 

Remate superior del mencionado retablo en el que aparece la aparición del niño Jesús a San Antonio de Padua (Lisboa) rodeado por tres conchas de peregrino compostelano, aun existe una en la zona superior del retablo que queda fuera de la imagen.


Hace años vi una anotación en el libro de cuentas de la parroquia de Villanueva en al que se decía que hacia finales del siglo XIX un feligrés llamado Fermín Orobia fue a Zaragoza con su carro o galera a buscar el retablo, en el asiento se anota lo que gastó y lo que se le pagó por hacer este trayecto, por tanto es cierto que el retablo fue traído de Zaragoza por esas fechas que coinciden con la reforma llevada a cabo por Yarza y que fue sufragada por un importante propietario de origen roncalés, afincado en Villanueva y llamado don Juan Pérez Cherrail. 

Grabado correspondiente al coro de la iglesia de Santiago, realizado hacia 1874 (Gentileza de JL. Ona


Observando el retablo y comparándolo con las descripciones que se hacen del de la iglesia de Santiago el Mayor, no confundirla con la actual iglesia de Santiago (ésta se encuentra en la avenida Cesar Augusto de Zaragoza y es un enorme templo barroco que estaba incluido en el convento de San Ildefonso, desamortizado en tiempos de Mendizábal. El templo del que hacemos referencia era una iglesia relativamente pequeña, con elementos decorativos románicos de gran valor. La entrada se hacía por la actual calle de Santiago, que recibe su nombre precisamente de la iglesia, mientras que el ábside daba a Don Jaime. Un dato curioso que cita Ona y que me parece interesante mencionarlo es que en dicha iglesia se reunían durante la Edad Media los jurados de Zaragoza, es decir el Ayuntamiento de la ciudad. 

El Altar Mayor, según lo describe Madoz; “es de escultura, todo dorado, en su centro se ve la imagen del santo titular en actitud penitente y un medallón pintado al fresco en que con exquisito gusto se representa al mismo apóstol Santiago a Caballo, aparecido en la batalla de Clavijo acuchillando a los moros y dando al rey don Ramiro I la victoria. El de Villanueva coincide en cuanto a la fábrica pues es totalmente dorado y de grandes dimensiones, además está rematado con la “concha” símbolo de Santiago y ésta aparece repetida en hasta al menos 3 ocasiones. Sin embargo, en el centro del Retablo villanovense quien aparece es Jesucristo en actitud de Salvador del mundo (que es el titular de la parroquia) y escoltado por dos imágenes de santos de órdenes religiosas en los que se ha querido ver a Santa Teresa de Jesús y a San Juan de la Cruz, aunque en cierta ocasión me contaron que tras la santa encontraron un papel en el que se indicaba que se trataba de Santa Escolástica y San Benito de Nursia. En el remate del retablo, aparece otra imagen de un religioso en actitud también orante pero en esta ocasión se trataría de San Antonio de Padua recibiendo la revelación del Salvador, por medio del niño Jesús que se le aparece mientras está precisamente orando.

 

Placa que indica el lugar donde se encontraba 
la mencionada iglesia, junto a la calle de Santiago en Zaragoza


Según JL. Ona, durante el último cuarto del siglo XIX y por su mala conservación, el templo se queda sin culto y en estado de ruina, por lo que se demuele. Previamente el patrimonio artístico que poseía fue distribuido entre diversas parroquias de la archidiócesis. Se conservan escasas piezas, en su mayor parte en el Museo Provincial y en el Palacio arzobispal de Zaragoza: capiteles, basas y trozos de fuste. Por esa época se llevaron a cabo obras de remodelación y adaptación en la iglesia villanovense es posible que aprovechando esa ocasión se pensara en montar un gran retablo para el Altar mayor. Al bueno del tío Fermín le entregarían seguramente el fondo del retablo de Santiago y algunas imágenes que pudieran encajar mejor en su nueva parroquia. Ahora bien, lo que me sorprende es que siendo una iglesia tan pequeña y posiblemente en mal estado, tuviera un grupo escultórico de semejantes dimensiones porque, aparentemente el villanovense parece una unidad, aunque si es cierto que el primer cuerpo, que corresponde al lugar donde se encuentra el sagrario y que está situado  en la parte inferior, bajo las imágenes de los dos santos es ligeramente diferente a el cuerpo superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo danzantes de Tardienta (Huesca)

Representación del dance de Tardienta (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de 2022 en Sar...