sábado, 19 de octubre de 2013

La torre nueva de Villanueva


El 10 de enero de 1955 se iniciaron los trabajos para el cierre del cabecero de la iglesia, bajo la dirección del arquitecto Regino Borobio, siendo aparejador el constructor local Daniel Morte y encomendada la ejecución al os constructores José Luis Miranda y Bienvenido Pradilla (este último hijo y vecino de Villanueva). La obra realizada consistió en ampliación desde el crucero, reconstrucción y pintura de la parte vieja y consolidación de la fachada principal que estaban en peligro de desmoronamiento inminente, se pusieron bancos nuevos, altar y se restauró el retablo mayor. La obra ascendió por entonces a 363.810 pesetas recogidas en base a los donativos de los vecinos y la ayuda municipal que contribuyó con 130.000 ptas. El 9 de octubre de 1955 fue bendecida la obra a cargo del Obispo de Zaragoza, Lorenzo Bereciartura. En la misa intervino el entonces canónigo Julián Matute, quien se dice incitó ya en ese momento a la construcción de la torre y los jóvenes del pueblo que interpretaron el TeDeum Laudamus de Perossi.

En una reunión de la Junta Parroquial celebrada el 19 de mayo de 1961 se acordó «con mucho calor y decisión» comenzar las obras de la torre, bajo la dirección del mismo equipo que llevó a cabo el proyecto de la iglesia. El importe total de la torre ascendió a 334.590 ptas. y 98 cts. Completadas también con donativos de los feligreses «que se sienten generosos con estas empresas» y con las cosechas obtenidas con el campo «La Granja» prestado por sus dueños para este fin cultivado, sembrado y recolectado con el esfuerzo de algunos agricultores de esta localidad, quienes, «gratuitamente y con la mejor voluntad, se prestan a el o; unos y otros dignos del mayor elegio y merecedores del más ferviente tributo de gratitud». Esta finca corresponde con el terreno donde hoy se encuentra emplazada la ampliación del barrio del Tinajón, en el rectángulo que forman la carretera de Castejón, la carretera vieja de Huesca, la Gravera y la variante. En este campo se bendecían los Términos en los años sesenta del siglo XX.
 
El día 27 de septiembre de 1962, siendo las fiestas patronales en honor de las Santas Reliquias, la nueva torre fue bendecida por el Arzobispo de Zaragoza Casimiro Morcillo, auxiliado por el cura párroco José Royo Ramo y con la presencia del Gobernador de la Provincia, José Manuel Pardo de Santayana, alcalde de la localidad Nicolás Cativiela Sarto. Secretario municipal y autoridades del pueblo«a quienes en masa se tributó una entusiasta acogida». A continuación y en el salón de Sesiones, la corporación municipal ofreció un vino de honor.

En agosto de de 1954 el cura envía una carta a todos los vecinos solicitando colaboración ante la firme decisión de llevar a cabo cuanto antes la ampliación del templo «contando con la ayuda de Dios, con tu ayuda y con la de todos los del pueblo». Alude Mossen José que esta iglesia en la actualidad, resulta muy insuficiente e incómoda para albergar a los feligreses, sobre todo en las grandes solemnidades, por lo cual su ampliación es necesaria y urgente, «además considero un tanto denigrante para Villanueva, pueblo progresivo y hasta elegante, el hecho de tener media iglesia por estar en ruinas la otra mitad, puesto que la iglesia deber ser el edificio más suntuoso y mejor cuidado del pueblo, por ser la casa de Dios y la casa de todos»:

“Hoy pues, querido amigo, solicito tu decidida ayuda para el feliz término de esta obra, sin duda, una de las más importantes de cuantas en el transcurso de algunos siglos se han realizado en Villanueva, siendo un grandísimo honor para los hoy presentes, el que precisamente nosotros; tu, yo, y los demás, seamos los llamados a realizar una ilusión acariciada durante tantos años por nuestros mayores. Antes de concretar la cantidad que vas a entregar, piensa que es para Dios de quien hemos recibido todo lo que poseemos y dispone de medios mil para quitárnoslo, que todo lo hemos de recibir de Él y, si con generosidad le damos algo, de lo mucho que nos ha dado, estemos seguros de que nos lo recompensará con creces. Dentro de tu categoría económica, procura ser espléndido para Dios, para tu Iglesia”.

«Te espera pronto en el despacho parroquial tu buen amigo, Mossen José».

La fotografía 1 ha sido obtenida en el Archivo Parroquial de Villanueva de Gállego
La fotografía 2 es gentileza de Jesús Calvo Guillén
La fotografía 3 es de Gerardo Sancho y se publicó en Amanecer el 22 de septiembre de 1962.
 

1 comentario:

  1. Pilar Calvo Salafranca en facebook: Me hace mucha ilusión ver a mi padre en la foto, el trabajó en la Torre, de hecho hasta hace unos años que se pintó, estaban sus iniciales A.C en la fachada de la nave exterior que dá al Ayuntamiento .Mi padre es el de abajo a la derecha y el que está arriba de él se llamaba Victorio el Herrador que estaba casado con una tal Carmen y vivían enfrente del Cherokee.

    ResponderEliminar