domingo, 26 de septiembre de 2010

Piedra de San Martín







Quisiera contestar un amable comentario que me hicieron a la entrada sobre el Tributo de las tres vacas. En primer lugar reseñar el significado bélico del nombre de la piedra de San Martín. Efectivamente las alusiones a esta divinidad no son casuales, el patrón de Francia es un santo "guerrero" e invocar su nombre en un mojón fronterizo pone en relación la leyenda con la historia del enfrentamiento armado. La piedra se encuentra en el llamado Puerto de la Contienda, señal inequívoca de que en este lugar hubo en un momento determinado un conflicto. En cuanto a la sacralización del lugar, la devoción a San Martín debió ser muy popular en la baja Edad media, Urzainqui tiene como patrón a este obispo catrense.

En cuanto al tema del "limex" quisiera recordar que hasta 1510 se trató de un pleito entre dos valles vecinos bajo un mismo señor feudal, el rey de Navarra. Es a partir de esta fecha cuando el tributo adquiere un carácter "internacional", al ser separados ambos valles por la frontera de dos estados, en definitiva la línea territorial pasa a converstirse en línea separatoria de dos reinos en muchas ocasiones enfrentados. Por ejemplo durante la Guerra de Independencia se tuvo que poner en claro que el conflicto no era entre países, sino entre valles. Durante la II Guerra Mundial la suspensión del acto fue revertida en los años siguientes.

Tanto Roncal como los valles próximos de Ansó y Hecho están sembrados de restos megalíticos que hablan de estas "fronteras tribales". En Belagua junto al a ermita de Arrako se encuentra un dolmen. Todo esto viene a indicar la ocupación humana del lugar desde tiempos remotos, una de las ideas que se tiene sobre la divinización de estos monumentos se basa en que fueron levantados a consecuencia de fallecimientos colectivos producto de algún tipo de enfrentamiento o lucha.

No se si la tradición del Tributo será pre romana o nó, lo que si creo es que el pacto viene celebrándose desde fecha muy anterior a la sentencia arbitral de Ansó y que enfrentamientos por el uso de tierras, aguas o leñas se repiten a lo largo de toda la geografía, resolviéndose en alguna ocasión con la aparición de una Virgen o, como es el caso con una lucha más o menos sangrienta, a resultas de lo cual los ansotanos intervendrían de manera definitiva para intentar solventar un problema en gran medida crónico.


Pico de Arlás o de la Contienda, donde se encuentra enclava la Piedra de San Martín

Respecto a las relaciones comerciales, es sin duda inherente a este tipo de celebraciones y seguramente corresponden a la aceptación del rito o del pacto de buena amistad. A la vez que se produce el encuentro jurídico, podríamos decir, el puerto se convierte a su vez en espacio de sociabilidad.


Las fotografías siguen siendo procedentes del Archivo Coyne y hacen mención a la fiesta del Tributo de las tres vacas. (AHP de Zaragoza)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Almadía

Hace poco vi por las redes sociales que una persona hablaba sobre “almadías” y enseguida otro le respondía que en Aragón se llamaban “navata...