jueves, 25 de enero de 2018

Teruel: La batalla que ganó el frío y decidió la guerra civil


La batalla de Teruel puede tener muchos títulos: la que decidió la Guerra Civil española, la batalla del frío, la batalla que costó una república y muchos más, precisamente ahora que se cumplen 80 años de aquellos acontecimientos que todavía son recordados.

http://www.ivoox.com/teruel-batalla-gano-frio-y-audios-mp3_rf_23366666_1.html


Bibliografía:
Maldonado Moya, José Mª. “De octubre de 1937 a febrero de 1938” (cap. 4). El Frente de Aragón; La Guerra Civil en Aragón (1936-38), Mira editores. Zaragoza 2007.
Varios. “Teruel, la batalla del frío” (febrero de 1938) en La Guerra Civil española mes a mes, Biblioteca el Mundo – Unidad Editorial. Madrid 2005.


Película:
Maraux, André. Sierra de Teruel, película franco-española basada en la novela L’Espoir en las que el director y guionista narra sus peripecias en la guerra civil. Fue estrenada en 1945 en Francia pero en España fue mostrada por vez primera el 26 de junio de 1978.

Música:
Mascagni, Pietro (1865-1945) Caballería rusticana “Intermezzo”. Evergeem Symphony Orchestra bajo la dirección de Lin Kek-Tjiang (2008).
Carbonell, Joaquín. De Teruel no es cualquiera:
Labordeta Subías, José Antonio. “Albada de la ausencia” Tú, yo y los demás (Álbum editado en 1991).
Canciones de la Guerra Civil española: Spain in my heart / España en mi corazón. Luna Nueva music Publishing 2003 (CD).

Colaboración: Andrea Bonafonte & Luko5bertura

Fotografía: Imágenes tras la batalla de Teruel (Gran Enciclopedia Aragonesa, edición 1981): “Restos del seminario”.

miércoles, 24 de enero de 2018

Mi recuerdo de Emilio Gastón

Acequia de Camarera a su paso por San Mateo de Gállego

Estos días se está hablando mucho de Emilio Gastón como Justicia, poeta, nubepensador, político, artista, etc. pero yo personalmente lo he conocido en dos facetas de las que no se habla mucho; en primer lugar él es uno de los fundadores de APUDEPA, la Asociación para la defensa del patrimonio aragonés (por cierto mientras él fallecía, yo estaba hablando con el que fue uno de sus directivos más activos Arturo Ansón, que quiere encontrar el paso por el río Gállego, que facilitaba el acceso a la cartuja de Aula Dei desde la margen derecha y desde Villanueva directamente). Recuerdo las comidas y sobre todo las sobremesas que teníamos, la verdad es que era muy agradable escucharle era un ilustrado y una gran persona con un corazón de niño. Precisamente a raíz de estas sobremesas conozco su segunda faceta. Él era abogado de profesión y su especialidad era la defensa de las comunidades de regantes, la legislación sobre acequias y riegos, es más poseía una importante biblioteca sobre el tema, no es de extrañar que fuera uno de los defensores del “no al Trasvase”, era uno de los mayores entendidos en cuanto a sistema de regadíos y legislación sobre el tema y uno de los mayores defensores del agua como patrimonio aragonés. En cierta ocasión yo le pedí información sobre un tema y el me aconsejó: "ve a hablar con fulano, que es uno de los mayores caciques sobre el tema" me hizo gracia la expresión, porque una palabra que suena tan negativa hoy día me la dijo con simpatía, en sentido positivo, con cierta admiración hacia ese personaje, es más me dijo que fuera de su parte.
También quisiera recordar a una señora que fue su niñera cuando vivía en la torre que la familia Gastón poseía en Malpica, que conozco y que casi es centenaria y que seguramente habrá pasado malos días.

viernes, 19 de enero de 2018

El Estat Catalá: Crónica de una historia interminable


Como es imposible sustraerse a la realidad circundante, no queda más remedio que investigar sobre los orígenes e historia de lo que se ha dado en llamar L’Estat Catalá, una odisea entre la entelequia y lo surrealista que nació hace casi 150 años.

http://www.ivoox.com/estat-catala-una-historia-interminable-audios-mp3_rf_23249729_1.html


Bibliografía:
Canal, Jordi. Historia mínima de Cataluña, Turner. Casa del libro, Madrid 2015.
Tusell, Javier. Historia de España: El Directorio y la Segunda República (15). Colección Austral, Espasa Calpe, Biblioteca el Mundo. Madrid 2004.
Capdeferro, Marcelo. La otra historia de Cataluña, Acervo 2003.
Villares, Ramón & Javier Moreno Luzón (Josep Fontana Director). Historia de España: Restauración y Dictadura (Volumen 7), Crítica editorial, Marcial Pons. Barcelona 2009.
González, Eric. “Viaje al exilio de 38 años de Tarradellas” en El Mundo (La Crónica de los domingos) 23 de octubre de 2017.
Enric Canals. “Tarradellas entregó el corazón de Macià” El País 19 de octubre de 1979.

Película:
Josep María Forn. El coronel Macià, España 2005: La película narra los hechos vividos por Fransec Macià hacia 1905 y años posteriores, antes de convertirse en Presidente de la Generalitat.

Vídeos:
Discursos del nacionalismo catalán. Cataluña la nación más importante del mundo;

Música:
Pau Casals. El cant dels ocells, Canción popular catalana, tradicional Navidad y dedicada al nacimiento del niño Jesús.
Enric Morera y Viura & Angel Guimerá. La Santa Espina, sardana que forma parte de la zarzuela del mismo nombre estrenada en 1907.
Lluis Llach. “L’Estaca” del álbum Ara i aquí, 1970.
Popular. Cant montañas del Canigó, interpreta Marina Rossell

Sardanas populares:
Cobla de Calafell: Despacito (sardana contemporánea)
Himno nacional español (versión sardana)

Colaboración: Andrea Bonafonte y Luko5bertura
Fotografía: Companys en prisión tras los sucesos revolucionarios protagonizados por la Generalitat en octubre de 1934.

miércoles, 17 de enero de 2018

San Antón


María Barrientos y el arancel Cambó

La soprano española María Barrientos

Hace unos días, documentándome sobre la vida de Miguel Fleta, recalé en el blog de Javier Barreiro https://javierbarreiro.wordpress.com/2013/05/26/75-aniversario-de-miguel-fleta/ donde, entre otras muchas cosas cuenta una historia que recoge de las Memorias de Indalecio Prieto y que tiene como protagonistas al tenor aragonés y lo que le pasó a un burgués catalán, que parece sacado de la mismísima Escopeta nacional.

El de Albalate de Cinca se había convertido a principios de los años veinte en toda una estrella mediática, un fenómeno social que era requerido en todos los lugares para mostrar su voz. Era tal la demanda que las tarifas por actuación se dispararon de tal manera, que en una función llegó a cobrar 18.000 pesetas de la época (poco más de cien Euros, pero mucho más precio en la actualidad). Esta situación hizo que muchos empresarios se vieran “hipotecados” ante la difícil tesitura de contratar al tenor de moda y acceder a las peticiones del público o quedarse sin él, si seguían con la cartelera programada con las consiguientes consecuencias económicas que tenía la cosa. Algo parecido le pasó al empresario madrileño Pepe Amézola, quien además se veía asediado por las peticiones de entradas gratuitas con el fin de conocer al divo en directo, solicitudes que venían desde las más altas instancias por supuesto. En medio de esta situación apareció el político y financiero catalán Francesc Cambó, el jefe de la Lliga y en ese momento ministro de Hacienda.


Se da la circunstancia de que un banquero barcelonés, conocido de Cambó tenía por amante a una soprano de la época de nombre María Barrientos, ésta presionaba a su querido para que la contrataran en Madrit, así que el banquero en cuestión no le quedó más remedio que ponerse en contacto con el ministro para que hiciera valer sus influencias y que la diva triunfara en la capital. Cambó, que era amante a su vez de la mujer de dicho banquero y parece ser que también había tenido sus más y sus menos con soprano, se presentó ante Pepe Amézola con el fin de solicitarle que contratara a la Barrientos, una cantante de ópera algo veterana pero que, aunque no tuviera una gran voz sí que se encontraba entre las más solicitadas del momento, seguramente lo que perseguiría la señora era hacer pareja con Miguelón. El empresario le expuso la penosa situación en que se encontraba con los contratos de Fleta, que sobrepasaban con mucho sus posibilidades ya que en el presupuesto no se había contado con el éxito del aragonés. Cambó, sin embargo insistió incluso pretendiendo imponer el número de funciones en que debía actuar María, así como su caché económico. Finalmente y en palabras del propio Prieto; “el asunto se solventó a la española –o a la catalana, que es lo mismo en estas cuestiones-: el ministerio aportó el dinero extra necesario”. A modo de “Arancel Cambó B”.

domingo, 14 de enero de 2018

Entre dos luces


Atalaya de Sobradiel, desde el Jalón, al atardecer


Parva


Parvus viene del latín y significa pequeño, corto, breve, poco. Mientras que parvus significa pequeña cantidad, un poco (parvo viviere es “vivir con poco”). Contentarse con poco o seleccionar aquello con qué subsistir.

Se dice: “llevar el morro por la parva” para referirse a aquellas personas que tan solo comen cosas delicadas, seleccionadas o refinadas, delicatesen en definitiva o consumen productos caros. El dicho en cuestión hace referencia a la mies que quedaba extendida por la hera después de la trilla y que era perseguida con afición por el ganado, despreciando la paja claro.

Por el contrario en Diccionario de voces aragonesas escrito por Gerónimo Borao, aparece la palabra Parvada para referirse a gran cantidad. Cuando se juntan dos rebaños de ovejas se dice ¡Ya han hecho parva! O se casan un rico con una rica, también hacen “parva”.

En definitiva parvada sería la unión de dos o más unidades, por lo cual Parvadica vendría a significar una gran cantidad de cosas pequeñas, de párvulos o niños pequeños, vamos “guardería”.

Era rusa y se llamaba Laika



Dentro de la carrera espacial hay un héroe casi desconocido por la gran mayoría. En medio de la lucha entre estadounidenses y soviéticos por conquistar el espacio, se llevó a cabo el sacrificio de la perrita Laika en pos de la carrera espacial. Oficialmente el primer ser vivo fue lanzado a la órbita terráquea el 3 de noviembre de 1957 dentro de una alocada carrera rusa por superar a la tecnología yankee. En apenas un par de meses el animal fue preparado y encerrado dentro de la cápsula del Sputnik 2 con el fin de ascender hasta casi 1.700 km. de la superficie terráquea. El nombre de la perrita en cuestión significa ladrador y se lo impusieron después de haberla encontrado callejeando por las calles moscovitas, se trataba por tanto de un perro sin dueño y abandonado, un vagabundo llamado a convertirse en un mito. A pesar de este nombre era un perro dócil y tranquilo, que ha pasado a la historia de un símbolo en los derechos de los animales. Se pensó en un can callejero porque supuestamente estaban más capacitados para sobrellevar los intensos entrenamientos a los que serían sometidos y se prefirió a estos animales sobre cualquier otra especie. Laika fue elegida entre diez candidatos y sometida a un proceso de adaptación a espacios cada vez más reducidos durante veinte días, pasándola de una caja más grande a otra más reducida, como las matriuskas. Fue introducida en una centrifugadora y en una caja con vibraciones y ruidos, que simulaban la brutal aceleración del cohete en el momento del despegue. También se le sometió a un régimen de comidas consistente en gelatina nutritiva compuesta con proteínas animales.

Tras este período de aclimatación fue introducida en el Sputnik tres días antes de su lanzamiento. La capsula presurizada consistía en un cilindro metálico de tan solo 80 cm de largo y 64 de diámetro, dotado de diversos compartimentos con equipos radioeléctricos, oxígeno, alimentos y aparatos para controlar la presión sanguínea y el ritmo cardíaco del animal. La perra estaba sujeta con un pequeño chaleco que le permitía incorporarse, pero no darse la vuelta y se le habían insertado en el cuerpo, sensores para seguir sus funciones vitales. Todo estaba previsto, incluso que Laika no volviera a la tierra, pues la nave no estaba preparada para el regreso, así que se le fabricó una mezcla de sedante y veneno en su alimentación para que no sobreviviera una semana. Toda esta operación se llevó dentro del mayor secretismo y sobre todo nunca se comunicó cual fue la suerte de Laika, hasta que en 2002 trascendió la verdad de lo sucedido, cuando el que había sido su preparador Oleig Gazenko confesó la suerte que había tenido la perra más famosa del planeta.

Lo cierto es que la pobre Laika no sobrevivió ni cinco horas al lanzamiento, eso sí después de realizar cuatro órbitas a la Tierra. La causa del fallecimiento fue el ascenso de la temperatura dentro de la cabina en la que se encontraba a una temperatura superior a los 41ºC., debido a un fallo  en el sistema disipador de calor. Según confesó el propio Gazenko su muerte debió ser atroz y dolorosa, además de inútil. Por su parte la cápsula aun llegó a dar 2.570 vueltas alrededor de la Tierra hasta el 18 de abril de 1958, cuando se precipitó sobre la atmósfera y se desintegró.  También se supo que Laika no fue el primer animal en entrar en órbita. Los dos primeros fueron también dos perritas en 1951, en un cohete que alcanzó los 100 kilómetros de altura, pero sin potencia orbital, solo para rozar el espacio sideral.


 
Fotografía de Laika dentro del Sputnik 2 (Historia y Vida nº 596)

jueves, 11 de enero de 2018

Leyenda Negra española: de los orígenes a la actualidad


Los orígenes de la llamada Leyenda Negra española no solo hay que buscarlos en las potencias enemigas del siglo XVI y XVII. También hay que buscarlos en los “demonios interiores o nacionales”. Otra cosa es como ha trascendido el mito a lo largo de los siglos y en que se ha transformado.

 http://www.ivoox.com/leyenda-negra-espanola-donde-viene-hacia-audios-mp3_rf_23101973_1.html


Bibliografía:
Roca, Elvira María. Imperiofobia y leyenda negra, Editorial Siruela. Madrid 2017.
Villaverde, María José & Francisco Castilla Urbano. La sombra de la leyenda negra, Tecnos 2016.
García Carcel, Ricardo & Lourdes Mateo Bretos. La Leyenda negra, Anaya: Biblioteca Básica de Historia (Monografías). Madrid 1990.

Películas:
Mel Brooks. La loca historia del mundo: “Inquisición española”, Gran Bretaña 1981.
Antonio Hernández. Los Borgia, España 2006.

Música:
Merimée, Prosper, Carmen: Ópera dramática en cuatro actos con música de Georges Bizet y libreto en francés de Ludovic Halévy y Henri Meilhac, basado en la novela Carmen de Prosper Mérimée, publicada por vez en 1845 y que ofrece una visión romántica y distorsionada de la España del momento.
“Marcha del toreador”. Interpretada por la Orquesta Filarmónica de Berlín, dirigida por Herbert Von Karajan. Recogida por Deutsche Grammophon , Madrid 1985.

Los Nikis: El imperio contrataca, España 1985. (Una canción desenfadada sobre el imperio perdido por los españoles y una nueva forma de conquistarlo, compuesta tras la victoria de España a Yugoslavia en los JJOO. de Los Ángeles en 1984).

Colaboración: Andrea Bonafonte y Luko5cobertura


Fotografía: Cuadro anónimo que representa a Fray Bartolomé de las Casas

martes, 9 de enero de 2018

Orígenes de la acequia de Rabal

La acequia de Rabal a la altura de San Juan de Mozarrifar

En documentos de la Baja Edad Media se menciona la «acequia de raval» que es la más antigua que discurre por Villanueva. La palabra “raval” se utiliza en algunas zonas de Cataluña para designar un camino. De esta forma se conoce la antigua carretera que comunica Lérida con Huesca  y que coincide con la antigua vía romana que, procedente de Tarraco, bajaba hacia Cesaraugusta. Estrabón se refiere a esta calzada en los siguientes términos: «por los confines de Ilerda pasa una calzada, que arrancando desde Tarragona, pasa por Osca y va a parar a Idamira (Irún) que está tocando con el mismo Océano en territorio de los vascones, la longitud de la misma es de 2.400 estadios». Por tanto en origen, la acequia de Rabal podría haber sido la acequia que delimita la calzada o el camino.

Ignacio de Asso escribe sobre este canal de riego:
«Lleva preeminencia entre todas las de Zaragoza por los principios que la componen y su antigüedad, además su cercanía a la ciudad le proporciona todos los beneficios del cultivo, es el más extenso de todos y uno de los de mayor antigüedad, comprende bajo esta denominación otros subalternos; Cogullada, Corbera, Ortilla, Ranillas y Cascajo».
En el siglo XVIII regaba «tres mil cahizadas con 16 “quartales” en viñas, 100 en olivares, 1.000 en huertos de frutales y morerales y 3.900 en tierra blanca». El 8 de junio de 1902 Heraldo de Aragón publicaba en su portada que «antes de la construcción del Canal Imperial, la riqueza agrícola regable de Zaragoza, dependía exclusivamente de la fertilidad producida por el Gállego»

El descubrimiento a principios del siglo XIX de tuberías de plomo que atravesaban el “Puente de Piedra” de Zaragoza y que garantizaban un caudal de 11.300 m3 diarios de agua a la Colonia, demuestra que se trataba de un puente-acueducto  que tomaba sus aguas precisamente del cauce de Rabal. Los planos realizados por las tropas francesas durante los Sitios o el diseñado por Cerdá y Marchesaux en 1861, señalan el fin de la acequia de Rabal a la altura de la Iglesia de Altabás, muy próxima al puente. Ignacio de Asso escribe que «en la parte acá del Ebro está el termino de las Fuentes, regado por una hijuela de la acequia del Rabal que atravesaba el Ebro por un canal de madera». Esta acequia recibía el nombre de “Rabalete” y regaba los terrenos que se encontraban entre el actual Parque Bruil y el Ebro.

Por tanto se puede asegurar que las tuberías encontradas en el puente de piedra corresponderían a la canalización de esta acequia. Esto demuestra unos orígenes paralelos a los de la ciudad de Zaragoza ya que en principio, Rabal sería el canal de abastecimiento de la Colonia cesaraugustana. En este sentido el lugar de nacimiento de dicho riego tendría por supuesto, una finalidad estratégica y defensiva importante para la ciudad.

En este primitivo azud se encontraría una statione (posición defensiva romana) encargada de proteger el abastecimiento de agua a la colonia y la seguridad del azud. No hay que olvidar que la estructura de la actual vivienda del “azutero” (guarda del azud) es muy similar a las de las Villae. Bajo la torre se extiende el soto a medio camino entre la naturaleza salvaje y la civilización gracias a la enorme presa que retiene las aguas del Gállego y que desvían el cauce del mismo hacia la vieja tajadera. En el estrechamiento que forma la entrada a esta última se aprecian las gruesas paredes de piedra sillar que transmiten esa presencia de romanización.

Azud de Rabal

Bibliografía:
En “Les Borges Blanques” (Lleida) existe la calle “Raval de Lleida” que coincide con la carretera que comunica esta población con la capital de la Provincia, situada a 24 km.
Ignacio de Asso, Historia de la Economía Política de Aragón, 1798. Reed. Guara Editorial, Zaragoza 1983, pág. 56.
Miguel Beltrán y Guillermo Fatás, Historia de Zaragoza, tomo 2 «César Augusta, ciudad romana». CAI-Ayuntamiento de Zaragoza, 1998, pág. 28.
Archivo Municipal de Zaragoza: Acequia del Arrabal doc 10-7 (1861-62) plano 149.

sábado, 6 de enero de 2018

El toro de Peñalba (Huesca)


La idea se le ocurrió al gasolinero de la localidad de Peñalba (Huesca), un pequeño pueblo enclavado en un vallecico por el que cruza la Nacional II entre Zaragoza y las tierras que están al éste, sobre todo Tabarnia destino de muchos aragoneses. Un oasis monegrino que ha pasado a la historia del cine porque allí se rodó la película Jamón jamón, protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz hace casi treinta años. Un día, de camino a la gasolinera el modesto empresario local se dio cuenta de que el enorme toro de Osborne que se encuentra enclavado sobre un promontorio a la entrada del pueblo, viniendo de Fraga, justo al lado de la gasolinera y del restaurante que también aparece en la película, se encontraba casi abandonado e infrautilizado, con la vida que le podría dar al pueblo.

La cosa era en apariencia sencilla y a la vez arriesgada, pero esas eran las ideas brillantes. Tenía que conseguir “colocar el toro de Jamón jamón sobre el voladizo del surtidor a modo de reclamo publicitario”, no era mala idea. El animal se encontraba sobre un montículo a un centenar de metros de la gasolinera, ocupando un campo y aunque era visible, su acceso era difícil y a veces dificultoso y arriesgado. Además la enorme explanada para camiones estaba vacía y le daba un aspecto desolador a la escena. Si cambiaba el toro de su actual emplazamiento al techo de la gasolinera, el animal se luciría mejor y su negocio ganaría en visibilidad, lo que se traduciría en clientela. ¡Qué tiempos aquellos! pensó, cuando por la nacional II pasaba todo el mundo, sobre todo en verano, cuando en los años sesenta y setenta había auténticas caravanas para ir y venir de la playa, luego vino la autopista y aquello comenzó a menguar, y eso que aún se mantenía con los camiones. Él no se podía quejar, desde Zaragoza hasta Fraga la carretera estaba plagada de hostales y paradores abandonados, arruinados, llenos de pintadas y gasolineras cerradas, al menos la suya seguía funcionando. El restaurante que estaba detrás de su establecimiento aún se mantenía a duras penas con sus menos diarios para camioneros y transeúntes. ¡Pero el hotel! aquel modernísimo hotel y algo más que habían construido a la entrada del pueblo, aquello era una auténtica ruina. Lo de la película fue bueno pero momentáneo y desde entonces alguno de tarde en tarde se acercaba a ver “el toro de jamón jamón” y el sofá que aparece en el filme, pero poco más.

Comentó sus pretensiones al dueño del restaurante de carretera que esta junto a la gasolinera, éste le dijo que él también lo había pensado, pero que aquello tenía que ser muy costoso y al no estar en primera línea de carretera, tal vez no sirviera de mucho. Estaban ambos en estas diatribas cuando apareció en escena el alcalde y no dudaron en comentarle la idea. Lejos de parecerle mala al Edil, éste pensó que sería una buena manera de evitar problemas, la gente subía a ver al bicho y muchas veces terminada rodando por la ladera y alguno terminaba con alguna contusión, por otra parte el amo del campo estaba harto de tanta excursión que pisoteaba sus propiedades, la verdad es que el torito bravo era en realidad un problema para el municipio, más que un foco de atracción y por tanto la ocasión no era mala. ¿Cuántos no pasarían por allí, para echar gasolina bajo el toro de Osborne? e incluso atraería a turistas ¿Por qué no? Ni corto ni perezoso se propuso recuperar un viejo plan para enlazar Peñalba con la autopista y crear de esta manera un acceso directo para la población, ésta era una buena excusa para reclamársela a Fomento. La noticia corrió como la pólvora por el pueblo y los dueños del hotel, que estaba abandonado y que se encontraba detrás de la gasolinera, se alegraron un montón, por fin volverían a reabrir el negocio, olvidado desde la apertura de la autopista. Un establecimiento que en su día contaba con dos piscinas, un jardín y hasta una pequeña plaza para vaquillas. Un lujoso parador, con un sinfín de habitaciones a las cuales se podía acceder directamente desde el garaje, la de historias que podría contar ese hotel que hoy aparecía mudo, la cantidad de gentes de todas las clases que pasaron por allí, algunos famosísimos en su día y hoy olvidados, otros buscando alguna oportunidad y alguno que si se supiera lo que tramaron allí, hoy no habrían llegado tan lejos. Y pensar que gracias a esta genial idea el parador podría resucitar mañana.

Todos estaban ilusionados en el pueblo con aquella manifestación, por fin se había encontrado una solución genial para resucitar a la localidad del abandono. Por fin Peñalba iba a recuperar el esplendor que tuvo hacía cuarenta años, cuando se convirtió en un oasis de libertad para muchos, en los estertores de la Dictadura, quizás el indulto para esta pequeña Val monegrina estaba cerca. Pero no era fácil mover el bicho de aquel lugar, había que saber lidiarlo bien para llevarlo a mejor suerte. Para ello se pusieron en contacto con el ganadero (Osborne) y con el propietario de la plaza (Repsol). A éstos tampoco no les pareció un disparate, era una forma de darle a la empresa un anagrama que identificara a la marca con España y además sería una importante experiencia piloto encaminada a estabular más animalitos de esos encima de las gasolineras de la cadena, con lo cual sería un importante reclamo y propaganda para ellos. A Osborne no le pareció mala idea, los toros estaban a punto de recibir la puntilla y ya había muchos desechos de tienta, la ubicación de los astados no era la ideal, frecuentemente eran objeto de ataques vandálicos, en ocasiones violentos que los ponían en peligro de muerte. Si el torito se encajonaba debidamente, quedaría protegido de posibles tientas clandestinas a la luz de la Luna y si además el Ayuntamiento estaba por la labor, poniendo toda su infraestructura para llevar a cabo el encierro, mejor que mejor.


Todos estaban de acuerdo, todos se felicitaban por la idea e incluso todos pensaron en invitar a la Fiesta a los protagonistas de la película de Bigas Luna en la que habría de todo; música, diversión y esperanza, sobre todo mucha esperanza cuando de repente, di un paso atrás y toda la ilusión se desvaneció.


Perfomance en el Paraninfo

Martín Montejano

Ayer por la mañana cuando acudía a su trabajo, madrugador como siempre Martín, el Conserje del Paraninfo se encontró con esta imagen en las escaleras principales del edificio, la verdad es que impresionaba. A veces piensas, las cosas que te pierdes por estar de vacaciones, pero bueno no le tengo envidia. Preguntó a los señores sentados que estaban en la puerta sobre ¿Quién había hecho aquello? Uno dijo que él no había sido y miró para su izquierda. El aludido, que es Miguel Servet, está muy mayor y todavía permanecía dormido. Ignacio de Asso dijo que él tampoco sabía nada, que bastante llevaba con el constipado que tenía, como para entretenerse en esas cosas y el cuarto en cuestión le respondió con un tajante “a mí que me registren” el caso es que la cosa quedó ahí y Martín que es muy sensible hizo unas fotos y dejó que los “moñacos” siguieran en su sitio.

Martín Montejano

Así estuvieron todo el día, vino la tele, pasó mucha gente pero, por la tarde pasó la cabalgata, los que querían ver mejor a Sus Majestades, se subieron sin ningún rubor a las escaleras del Paraninfo y dejaron la obra de arte echa un desastre, así estaba esta mañana, una pena, pero todavía nadie sabe nada de ¿Quién ha sido? ni ¿Qué significa esa perfomance? y es que los cuatro próceres de la puerta han visto tantas cosas, que prefieren ser discretos y así llevan 125 años. Por cierto Felicidades que los cumplen este año.


El Belén de Labordeta


Esta mañana buscando un lugar donde tomarme un chute de cafeína, he recalado en el café de Levante, un lugar emblemático de la Zaragoza bohemia e intelectual y donde sirven buenos desayunos y mejores vermuts todo hay que decirlo. Casi cuando iba a marcharme del bar, después de abonar la consumición, me he encontrado con este nacimiento, lo iba a titular “Belén Papirofléxico” (está hecho con servilletas dobladas, toda una virguería que adquiere la categoría de obra de arte, hay que decirlo) pero cuando he descargado la foto, me he dado cuenta de que en el centro de la zona superior del espejo, que hay detrás de la escena navideña, se refleja un retrato de José Antonio Labordeta revestido como Doctor Honoris Causa, casi como si fuera la Estrella de Belén sobre el Portal (lo que no deja de ser simbólico) y héme aquí que he pensado: ¿Quién le iba de decir al cantautor aragonés y diputado de la Cha., que iba a terminar siendo figura de un belén? Aunque fuera en su querido café de Levante y de refilón todo hay que decirlo. Bueno para qué apareciera la cabeza de Labordeta he tenido que bajar la mía todo sea dicho. Pero es que, cuando las personas traspasan la categoría de mitos, ocurren estas cosas y si no al tiempo, al menos circunstancias más extrañas se han visto.

lunes, 1 de enero de 2018

Enero el Nivoso

Nivoso al menos para los revolucionarios franceses

Nacional II

La primera del año 2018

Belchite de Rocarol a nuestros días


Aprovechando el subidón de Belchite me ha parecido oportuno publicar estas dos comparativas del pueblo viejo, las fotos las hice hace unos cinco años por estas fechas y los grabados los dibujó José Rocarol, un republicano que estuvo preso del bando nacional y quien, durante los primeros meses de la posguerra, se dedicó a tomar apuntes de muchos lugares de la geografía aragonesa, entre ellos Belchite y que hoy nos permiten hacer una comparativa entre el Belchite viejo de 1940 con las ruinas de ahora.
Algunos de los grabados de Rocarol se pueden contemplar en una exposición que se encuentra en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza (antigua Facultad de Medicina y Ciencias en la plaza de Aragón) y corresponden al fondo que donó su familia a la institución hace unos años y que puede ser visitado en Internet:



Los “Apuntes de Aragón” de Josep Rocarol: un testimonio singular. Exposición en la sala de lectura de la Biblioteca General (Paraninfo), del 20 de noviembre de 2017 al 17 de marzo de 2018

En 2015 la Universidad recibió en donación una colección de dibujos del artista catalán Josep Rocarol i Faura (1882-1961), fruto del trabajo realizado por este artista durante su tiempo como prisionero político en las brigadas de trabajos forzados dedicadas a la reconstrucción de algunas de las poblaciones aragonesas que más devastación habían sufrido durante la Guerra Civil española: Belchite, Puebla de Albortón, Fuentes de Ebro, Biescas, Oto, Torla, Cutanda… son algunas de las localidades de las tres provincias aragonesas donde Rocarol estuvo desde 1939 a 1942 y donde hizo 220 dibujos a lápiz, recopilados en cuatro cuadernos, una muestra de los cuales se ofrece en esta exposición.

Tras ser liberado, Rocarol regaló estos dibujos al Teniente Coronel Roque Adrada, ingeniero militar y responsable de la unidad de Regiones Devastadas de Belchite, en agradecimiento por el trato cordial recibido. Su familia lo ha donado a la Universidad de Zaragoza, donde han quedado depositados, como parte del patrimonio relativo a Aragón y como objeto de futuras investigaciones. 
Los dibujos son de gran interés, tanto por su valor artístico como por la relevante información documental que aportan desde el punto de vista etnográfico y arquitectónico. A su vez, ilustran sobre una actividad poco conocida de nuestra reciente historia, como son las labores de reconstrucción llevadas a cabo después de la Guerra Civil por los responsables de Regiones Devastadas,  especialmente en Belchite y otras localizaciones en el Alto Aragón. Por otra parte, la obra de Rocarol, contemporáneo y amigo de Picasso y que ocupaba el cargo de Conservador del Monasterio de Pedralbes (depósito del patrimonio archivístico catalán durante la Guerra Civil) es poco conocida y está escasamente representada en las colecciones conservadas en instituciones públicas.  Actúan como comisarios los profesores de la Universidad de Zaragoza Alberto Castán,  del Departamento de Historia del Arte y Elisa Sánchez, del Área de Antropología Social. Por parte de la Biblioteca, coordina el trabajo la Directora de la Biblioteca General, Paz Miranda.



En 2016 esta colección fue  digitalizada y las imágenes se encuentran depositadas en el repositorio Zaguán de la Universidad. Esta exposición será una vía para la presentación paralela de las imágenes en el repositorio institucional. Finalmente, la exposición permitirá mostrar el reconocimiento de la Universidad de Zaragoza a la familia Zabala-Adrada por su generoso donativo. La exposición se podrá visitar de lunes a sábado, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00h en la antigua Sala de Lectura de la Biblioteca General, en el Paraninfo, hasta el 17 de marzo de 2018.

Lo mejor del final del año 17


No me puedo quejar sobre como Producciones El Retabillo ha terminado el año, o como lo ha empezado, todo según se mire. Según las listas de seguimiento de podcast durante el último, los programas de radio que emite el Retabillo han llegado a las 13.769 descargas/visitas, en este punto quisiera agradecer a Andrea Bonafonte y a Luko5cobertura su colaboración. Este “empentón” nos ha permitido llegar a las 66.000 descargas/escuchas a lo largo del 2017. La culpa de este subidón la tiene el podcast:
Emitido a partir del día 15 de diciembre, consiguiendo dos días después un pico de escuchas/descargas que sobrepasaba las 4.000 en un día, de las cuales, corresponden a la emisión de Belchite unas 3.600. Más o menos la mitad de lo que llega a lograr en un solo día, cualquier podcast de los más famosos o populares del país, vamos que hay motivos para estar contentos. Como toda alegría no es plena, quizás para motivarnos a saltar el listón, las escuchas/descargas de este programa han llegado a las 9.795 durante el mes de diciembre, rozando las 10.000. Por eso digo que casi, casi hemos llegado a esa barrera psicológica, quizás para motivarnos a seguir adelante. No quiero olvidar que la mitad de este éxito se la debo a la plataforma TEA FM, sin cuyo apoyo mediático no lo habríamos conseguido, muchas gracias Chuse y ya sabes lo contento que estoy y agradecido. 

Amanece un nuevo año y van 2018


Godojos en blanco y negro

Cuando saqué esta foto, me vino a la mente como habría sido la misma toma en los años cincuenta o sesenta del siglo pasado, en BN con ...