domingo, 9 de junio de 2013

La batalla de Olast y las cabezas moras del Escudo de Aragón


Hace unos años se levantó cierta polémica con el asunto de las cabezas de los cuatro reyezuelos moros de Aragón, hasta tal extremo se llegó que se decidió quitar el escudo situado en el frontal del Hemiciclo de las Cortes Aragonesas y sustituirlo con una escultura que no dice nada a nadie. El caso es que la bandera con las cuatro cabezas separadas por la cruz de San Jorge, es hondeada por todos los lugares donde ha habido presencia aragonesa; Cerdeña, Sicilia, Nápoles, etc., menos aquí, lugar de donde parte la leyenda.

Ya entonces escribí (p.autc.): “El asunto de los reyezuelos moros del escudo aragonés ha provocado una fuerte reacción contraria en una región que, precisamente, no se caracteriza por el radicalismo en la defensa de sus valores tradicionales, ni los utiliza para arrojárselos a los demás, ni eleva a la categoría de hecho distintivo y diferenciador cualquier evento puramente localista aunque, eso sí, está cargada de abundante e interesante historia”.
El origen a que hace mención el escudo del Reino se refiere a la batalla de Alcoraz, ganada a los musulmanes y que permitió la conquista de Huesca por las tropas aragonesa al frente de la cuales se encontraba Sancho Ramírez, que murió en el enfrentamiento.

Bandera de Cerdeña
 
Pero hoy voy a hablar de uno de los orígenes de las “cabezas”. El que se refiere al escudo del valle de Roncal y que hay que buscarlo en el siglo VIII. La leyenda rememora las razzias que llevaban a cabo los musulmanes por el Pirineo y de cómo sus habitantes se enfrentaban a éstos defendiendo sus casas, sus ganados y su forma de vida y sobre todo la beligerancia de las mujeres, que veían abocada su existencia a una esclavitud cierta en caso de caer en manos sarracenas. En uno de los cuarteles del escudo del Valle aparece la cabeza de quien se dice es Abderramán II, pero cada una de las siete villas que configuran la comunidad, posee su cabeza mora dispuesta en diferente posición que la del pueblo de al lado, como señal distintiva ya que cada uno de sus vecinos puede utilizarlo como propio, así el que corresponde a mi apellido es una cabeza mora que mira de lado hacia un sable sobre un puente de dos arcos, que son los que sujetaban el antiguo puente de Urzainqui (lo del sable es porque se dice que la señora que le cortó la cabeza a Abderramán, era vecina del pueblo y por tanto antepasada de un servidor).
 
Representación de la batalla de Olast, que se conserva en el Ayuntamiento de Urzainqui (Navarra)

Cuenta que fue en el año 785 cuando Abderramán, el gran rey de Córdoba, con su ejército atravesó el Pirineo llegando hasta Tolosa (Toulouse), a la vuelta decidió hacerlo por el Valle de Roncal, arrasando a sangre y fuego todo lo que encontraban, huyendo hombres y mujeres hacia los montes. Acudió en ayuda de los roncaleses el entonces rey de Pamplona Fortún García y en las “landas de Olast”, entre Burgui y el actual monasterio de Leyre, emprendieron un desigual combate. Los musulmanes al ver lo que se les avecinaba emprendieron la huida por la margen del Ezca, mientras los navarros, atravesaron por la sierra de Leyre y les cerraron el paso en el puente de Yesa, sobre el río Aragón. Allí lograron llegar hasta el propio cuartel real y hacer peso al rey moro. Cuéntase que mientras los hombres deliberaban sobre qué suerte debían dar al Emir, una mujer, de nombre Sara, se adelantó con un cuchillo y segó la cabeza del moro. De ahí que esa cabeza aparezca en el escudo roncalés y que todos los descendientes del valle lo utilicen como propio. Un matrimonio amigo estaban buscando los escudos de sus apellidos, el desciende de Isaba. Fácilmente encontraron el escudo de ella pero el del esposo se resistía. Lo solicitaron en un establecimiento especializado y a los quince días les avisaron de que ya tenían el escudo del marido. Fue ella sola a la tienda a ver cuáles eran sus orígenes y se encontró con la cabeza de un rey chorreando sangre, el susto que se llevó fue tremendo. Allí se enteró mi amiga de la historia.
 
Foz de Burgui en el centro, a la izquierda la sierra de Olast u Olave, a la derecha La Peña (Foto Coyne finales del siglo XIX)
 

Se da la circunstancia geográfica que en la foz que une Burgui y Salvatierra de Esca, justo bajo la sierra de Olast (Olave en la actualidad) se encuentra una oquedad en la roca que se llama “Cueva del moro” y más arriba, en el barranco de Urralegui también  existe una fuente llamada “Muruguia” que para algunos se traduce como “fuente del moro”.
Leyendas aparte parece ser que el propio Abderramán II, durante la primavera del año 840, reprimió una insurrección encabezada por el “moro Muza” de Zaragoza en la que tuvo como aliado al rey García Íñiguez de Pamplona. El Cordobés, que era muy aficionado a las mujeres y poseía un amplio Haren, falleció en 852. Otros dicen que el Abderramán de la historia es Ibn Abd Allah el Gafiqui, un general árabe que luchó en la batalla mencionada de Tolouse y en Poitiers, reprimiendo algunas insurrecciones y realizando varios saqueos en el Pirineo.
Históricamente se piensa que los musulmanes nunca se adentraban en los valles pirenaicos y que tan solo circulaban por las zonas más abiertas, utilizando, las pocas veces que lo hicieron, los pasos más próximos al mar. Esto no significa que no hubiera enfrentamientos y que seguramente éste se produciría a la altura del puente de Yesa por ser un lugar estratégico y después de alguna campaña llevada a cabo por la Canal de Berdún.
En el palacio de la Diputación Foral de Navarra se conserva un fresco que representa la batalla de Olast y a mi ilustre abuela con la cabeza de Abderramán en una mano, una copia del cuadro se conserva también en el ayuntamiento de Urzainqui


Río Aragón en su salida de la canal de Berdún, al fondo el puente de Yesa, lugar donde se dice se produjo la batalla de Olast Fotografía; Coyne finales del siglo XIX (Archivo Provincial de Zaragoza)

2 comentarios:

  1. MUchisimas gracias por tu blog. Esta historia me ha servido muchisimo . Soy guia y nadie supo explicarme de una manera tan clara la historia de esa cabeza en el escudo del roncal.
    gracias

    ResponderEliminar