lunes, 15 de mayo de 2017

San Isidro y los bueyes: algo más que un milagro



Existe mucha mitología acerca del milagro de San Isidro. Ese relato que cuenta como, mientras oraba, unos bueyes hacían su trabajo guiados bajo las manos de unos ángeles. Se ha especulado mucho sobre el tema y a veces se han llegado a hacer comparaciones odiosas, más propias de una visión viciada de la circunstancia de que Madrid era Corte contemplativa, mientras en el extrarradio se trabajaba. Lo cierto es que las relaciones laborales en la Edad Media no eran estrictamente como hoy las entendemos entre patrón y jornalero, ni mucho menos. En esa época al señor le interesaba más la recaudación que la producción en sí, mientras que la capacidad de poder o de riqueza se manifestaba por la cantidad de tierra que podía disponer un labrador y lo que pudiera labrar con sus bueyes. En definitiva; cuánto más tierra labrara Isidro, más poderoso se hacía. En este caso supongo que el “milagro de Isidro” consistía en que sus bueyes labraran también las tierras o lotes adjudicados a otros labriegos más pobres y necesitados que él y que no tuvieran la capacidad de trabajo manifestada en yuntas de bueyes y “a modo de juicio divino” (muy de la época) esas tierras fueran labradas por “ángeles” no para el santo madrileño, sino para aquellos que no tenían capacidad. En definitiva el auténtico ángel de bondad era Isidro que practicaba este socialismo primitivo. De ahí su aura de divina y el recuerdo que dejó entre sus convecinos que, en lugar de nombrarle alcalde, comenzaron a proclamarle santo.

Pd. para saber más sobre San Isidro:

http://www.ivoox.com/san-isidro-labrador-audios-mp3_rf_11507318_1.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Santa Quiteria

Según la Enciclopedia Católica; Quiteria era hija de un gobernador de la Galia allá por el siglo II de nuestra Era y que fue martirizad...