sábado, 27 de febrero de 2016

Segunda Transición

Esta fotografía me la ha enviado el amigo y tocayo Carlos Lumbierres y corresponde al primer mitin del PCE en Zaragoza tras la Guerra Civil y celebrado en la primavera de 1977

Hace unos días envié esta carta a un medio de comunicación escrita, es decir a un periódico, como no me hicieron caso pues aprovecho mi tribuna particular, que es el Retabillo para dar mi opinión sobre un asunto que es de actualidad e importancia:


Ahora que se habla tanto de la “Segunda Transición” quisiera hacer una precisión totalmente personal: La Transición española, que se produjo ahora hace cuarenta años, se llevó a cabo por aquellos que vivieron la Guerra civil en su infancia y primera adolescencia (Suárez nació en 1932) y los exiliados (Carrillo lo era), en definitiva aquellos que habían sufrido directamente las consecuencias de aquel enfrentamiento y cuyos traumas todavía permanecían en sus mentes y no querían que se volvieran a repetir en sus hijos ni en sus nietos, de ahí que por ejemplo primara sobre todos ellos la idea de que la bandera española es la que es y no otra, porque esa es la que sentían también los exiliados. Pero ellos no fueron los beneficiarios de esa Transición, es más algunos la terminaron pagando muy caro. Los que disfrutaron de la recién recobrada libertad fueron los nacidos una década después, “los niños de la posguerra” (Felipe González es uno de ellos) aquellos que acostumbrados a sobrevivir en penurias vieron en este período de nuestra historia, una auténtica oportunidad de negocio basado en subvenciones que iban desde la industria del Nacionalismo en sus múltiples variantes, a muchas formas de especulación como el urbanismo, la banca y el oportunismo cultural que han creado una auténtica burbuja. Muchos de estos “especuladores” han encontrado en los partidos políticos un caldo de cultivo que han facilitado sus aspiraciones y han generado la “partidocracia”. Esta es desde mi punto de vista la auténtica crisis que ha estallado en un momento de debilidad económica, política o social (crisis económicas llevamos padeciendo desde siempre) La crisis moral que sufrimos en España, la de aquellos que vieron en la Transición un negocio (como decía un tertuliano no hace mucho en una emisora de radio). Una crisis que está alimentada desde la misma partidocracia, la de aquellos que están y la de aquellos que quieren estar, en definitiva una crisis sistémica y ahí están los casos Noos, Pujol, ERES, Cursos de Formación, Abengoa, Bárcenas, etc. Auténticos paradigmas del comienzo, vida y final de esta era protagonizada por una “Casta” que todavía posee los resortes de poder. Por tanto la verdadera segunda Transición debería consistir en recuperar los valores que hicieron posible la Primera; mejorarlos, adaptarlos a nuestro tiempo y evitar que salgan de nuevo “los especuladores”.

1 comentario:

  1. Con cuán pocas palabras, cuánto resumen y claridad de descripción. Gracias.

    ResponderEliminar