lunes, 27 de junio de 2016

Elecciones Generales en Villanueva de alrededores


Hoy mucha gente se preguntaba que no entendía los resultados, que ¿porque se había votado a un partido que había “robado” tanto? en mi opinión personal la gente ha tenido que elegir entre aquellos que te roban y aquellos que te matan, y la gente claro prefiere que le roben a que le maten. Los partidos de la Transición son muy corruptos, eso está claro, pero al menos te dejan vivir, los nuevos partidos destilan violencia y sectarismo a raudales, para ellos todo lo que está fuera de sus “círculos” no existe y la gente lo que quiere es que les dejen vivir en paz, en su día a día.

Los resultados de ayer son muy similares a los de hace casi cuarenta años cuando comenzó la Transición pero con una diferencia muy clara, que hay un partido que quiere “romper” con esa “libertad sin ira” que nos dimos hace casi medio siglo. El único que ha estado a la altura de las circunstancias, entonces como hoy, ha sido el Partido Comunista. Hoy con su abstención ha dejado claro que está al lado de la gente que quiere vivir sin rencor, sin ajustes de cuentas y sin violencias, sin revisionismos guerra civilistas. Solo hay que ver donde ha ganado Podemos, en los lugares donde más violencia existe o ha existido en los últimos años, en los lugares donde ha existido más odio institucionalizado.


Los españoles han dicho no a los escraches, a los insultos, y a las descalificaciones que en muchos casos han supuesto la muerte civil de muchas personas. Pero este mensaje lo tienen que recoger los partidos tradicionales y hacerse cargo de las reformas que son necesarias para que esta maldita Transición se cierre de que de una vez por todas desaparezca la utilización del guerra civilismo como arma política, la gente no quiere oír hablar más del 36, bastante tiene con lo suyo, pero voy a poner un ejemplo de lo que ocurrió entonces. En 1936 la clase media liberal tuvo que elegir entre una dictadura de izquierdas y una dictadura de derechas, a ver si los políticos de hoy día no nos llevan a ese extremo porque hoy día, ochenta años después, la gente quiere de sus dirigentes le solucionen problemas, no se los creen.

Fuente: Diario el Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario