miércoles, 18 de julio de 2018

Ignacio Asensio e Isabel Serón



El lunes nos dejó Iñaki Asensio, el día del Carmen se puso a navegar con rumbo incierto. Cuando hacía la mili en la marina, observé un día que el pantalón de su uniforme no llevaba bragueta, fue entonces cuando me enteré de la anécdota atribuida de Méndez Núñez. Aquella que dice; “más vale honra sin barcos que barcos sin honra” aunque él, creo que me la explicó de manera más popular. Ayer recordaba durante su despedida como hace apenas cuatro años, pasamos juntos una mañana inolvidable en el pueblo de su madre, Brea de Aragón, con motivo del 160 aniversario de la fundación de la Sociedad de Artesanos, de la que su abuelo fue miembro destacado. Ese día me enteré que nuestros abuelos tuvieron vidas muy similares, quizás por eso nos llevábamos bien. Siempre recordaré cuando me decía con ironía que era; “el profesor Beltrán de Villanueva” y yo le respondía “pero sin pajarita”. Son muchos los recuerdos que se amontonan en estos momentos y que hay que saber procesar. Un recuerdo a Carmen, su mujer, su hija y su nieta, pero sobre todo a su madre y sus hermanas y cuñados. También quisiera acordarme de José Manuel, su amigo y compañero que siempre estaba a su lado, acompañándole a todos sitios, una gran persona.

Hoy me he enterado de otra despedida entrañable, Isabel Serón Bes que tenía apenas 98 años, pero una vitalidad de 30. Había nacido en Montañana y era, según me contaba, hija de una prima hermana de mi bisabuelo Mariano Sacacia Bes. De pequeña fue cuidadora de Emilio Gastón, hace una semana me acordaba de ella con Mari Carmen Gascón, quien me dijo que el año pasado la vieron en Hecho y que se alegró mucho de verles, a ella le sorprendió las enormes ganas de vivir que tenía y que ha mantenido hasta el último momento. Quería pasar a verla y decirle que le daba recuerdos, pero no ha podido ser posible lo siento.

La foto me la dio su hija Carmen hace unos años, en ella aparece ella de niña junto con su hermano Miguel. Tras los niños y de derecha a izquierda se encuentran Daniel Borruel y su mujer, Amelia Sarto. El marido de Isabel; Miguel Vergara y la propia Isabel en los tiempos en que ellos estaban al cargo del Casino de Villanueva “Casino agrícola la Unión”. Todo un recuerdo y un homenaje para esta mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo de paloteado, Castejón de Monegros

Representación del dance de Castejón de Monegros (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de ...