martes, 15 de febrero de 2011

Un manantial en la torre San Miguel

La torre de San Miguel es uno de los edificios más emblemáticos, enigmáticos e históricos de Villanueva de Gállego. Por tanto es de los peor cuidados, abandonados y con mayor peligro de desaparición. Estoy seguro que entre sus muros guarda numerosas historias y leyendas, como una que dice que en ella tuvieron un cuartel los franceses durante los Sitios de Zaragoza (algo que no sería de extrañar) y que algún gabacho permanece emparedado en su bodega. Hoy me refiero a la historia de su fuente, que parece ser posee propiedades curativas, tal como cuenta la siguiente entrada:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Almadía

Hace poco vi por las redes sociales que una persona hablaba sobre “almadías” y enseguida otro le respondía que en Aragón se llamaban “navata...