jueves, 16 de enero de 2014

Benlliure y el busto de Odón de Buen

Copia del busto realizado por Benlliure
y que se conserva en el Paraninfo
de la Universidad de Zaragoza
Mariano Benlliure y Gil había nacido en Valencia el 8 de septiembre de 1862, por tanto era casi 10 meses más joven que Odón de Buén y falleció en Madrid hacia 1947, dos años más tarde que el de Zuera, por tanto fueron coetáneos y amigos. Cuenta Odón que les presentó el villanovense Francisco Pradilla, cuando este se encontraba en Roma como director de la Academia Española en la capital italiana.

Escribe Odón en sus memorias que fueron siempre muy amigos hasta que al final de sus vidas se distanciaron, a la vista de las ciudades donde falleció uno y otro es fácil suponer porqué, no obstante de Buen siempre le admiró como artista y también admiró a su segunda mujer, Lucrecia Arana que era cantante de ópera y familia de otro ilustre zufariense, el jotero Romualdo “Sansón” Arana.

Benlliure ha pasado a la historia por ser uno de los grandes escultores realistas españoles y, sobre todo en la capital de España, se conservan muchos monumentos, al igual que repartidos por toda la geografía española, pero quizás el menos conocido y a la vez el que más ha sufrido de toda su obra es sin duda el busto de Odón de Buen que se conserva en Zuera.
Este retrato en bronce lo realizó el escultor con motivo de la inauguración del Centro escolar que lleva el nombre del oceanógrafo en su localidad natal y fue un regalo para que presidiera las aulas, de hecho se colocó en el pasillo de la planta baja. Allí estuvo hasta la Guerra Civil. En un momento dado el busto desapareció del lugar donde se encontraba, aunque parece ser que era vox populi que se encontraba en una carbonera en los bajos del Ayuntamiento de la localidad. Según cuenta en su web el Centro de Estudios Odón de Buen, un vecino “afín a la familia de Buen, tuvo que realizar unos trabajos de limpieza en la carbonera del Ayuntamiento, encontrándose por casualidad el busto de Odón de Buen, el cual por otra parte se hallaba algo deteriorado. Los responsables municipales decidieron enviárselo a Víctor de Buen, único hijo de Odón que quedó en España. Recuperada la democracia, el Ayuntamiento volvió a solicitar el busto a Víctor de Buen, quien gustosamente decidió cederlo para que volviera a presidir el Grupo Escolar, el cual además ahora volvía a llevar el nombre de Odón de Buen”. El deterioro que tenía el retrato consistía fundamentalmente en que le faltaban las lentes que lucía en su origen y es que, parece ser, fue arrastrado y arrojado al lugar perdiendo entre otras cosas, las gafas. 
Hoy se conservan varias copias del busto, una de ellas se encuentra en el mausoleo que se levantó en su honor en Zuera, otra en el Centro Cívico (antiguo Casino Republicano) y otra en el Salón Verde del Paraninfo que parece ser fue entregada en 2008.
Busto realizado por el artista local Jesús Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pedro Saputo y los agotes

La llamada "Justicia de Almudévar: págelo quien no lo deba" por Natalio Bayo Esta semana he estado leyendo cosas sobre los ...