domingo, 30 de noviembre de 2014

Casimiro Granzow duque de Parcent

Casimiro Granzow y de la Cerda junto a sus padres en un díptico realizado por Sorolla en 1905 y que es propiedad de la Generalitat Valenciana

Casimiro Florencio Granzow y de la Cerda fue duque de Parcent y por tanto Barón de Gurrea de Gállego. Florencio había nacido en 1895, desconozco si lo hizo en Madrid o en Varsovia, donde vivía su madre, María Pilar de la Cerca y Seco que era Condesa del Villar, junto con su padre Estanislao Granzow, que era un diplomático polaco.

Según leí el pasado sábado 29 de noviembre de 2014 en el periódico El Mundo, en un artículo firmado por Aradi Espada y titulado “Calle de Sanz Briz” «el Duque de Parcent, en la Varsovia ocupada por los nazis, era cónsul honorario de España» y bajo esta función logró salvar a varios judíos «afuerza de champagne y dinero frescos». No especifica mucho más, ya que el artículo está dedicado al otro diplomático aragonés conocido por “El Ángel de Budapest”. Su hijo, el recientemente fallecido Duque de Parcent, Fernando Granzow de La Cerda, también hacía vale la labor de su padre, pero no especifica en qué consistía.

El propio Espada menciona la labor de Cassio, como era conocido, en Varsovia en el libro En nombre de Franco y en el que se relatan las aventuras entre otros de Sanz Briz:

Casimiro Florencio Granzow de la Cerda, Cassio, encargado de los intereses españoles en Varsovia durante la II Guerra Mundial. También salvó vidas judías. Junto a ellos, Espada incluye a periodistas, escritores y otros diplomáticos que le ayudaron –sea en persona o sea a través de su lejano testimonio escrito– a completar el retrato de una época y de unos héroes. “Cassio rendía homenaje a los antinazis en nombre de Franco. Lo mismo que Sanz Briz y la gran mayoría de diplomáticos españoles implicados en la tragedia"

La madre de Florencio, al quedar viuda, contrajo matrimonio con otro diplomático, en esta ocasión de origen griego y llamado Juan Megapano Papanicoli. El matrimonio solía pasar temporadas en el palacio ducal que poseían en Gurrea de Gállego y allí sorprendió al entonces Conde del Villar el golpe del 18 de julio de 1936. En los primeros momentos el gobierno republicano todavía tenía influencia en el pueblo, antes de que llegara la Guardia Civil, ocasión que aprovecharon «los marxistas» para arrestar y meter en la cárcel a Megapano, quien tras haber sido abofeteado e insultado, fue asesinado el 23 de julio brutalmente y tras una revuelta popular que fue sofocada por elementos de Falange.


Casimiro falleció en Madrid en 1970.

1 comentario:

  1. Hasta hace unos años la calle principal de mi pueblo llevó el nombre de este diplomático vil mente asesinado junto al cura párroco Felix Ferer Destel.Para mi, mi calle siempre llevará este nombre.Saludos.

    ResponderEliminar

Almenara de San Martín en el Canal Imperial de Aragón

Almenara de San Martín entre Pinseque y Grisén, junto al acueducto del Jalón. La ilustración es posible que sea de mediados del siglo XIX ...