viernes, 21 de noviembre de 2014

Santa Cecilia y los músicos

Músicos de Villanueva de Gállego hacia 1965
Se dice que Cecilia fue una de las muchas mártires italianas del siglo III, nacida en roma y de buena familia, fue educada en la religión cristiana, consagrándose en el voto de virginidad. Convencida pro sus padres contrajo matrimonio con un noble romano de nombre Valerio, a quien no solo convenció de las virtudes de Jesucristo y la virginidad, sino que hizo extensiva la Fe a su cuñado, de nombre Tiberio y que era hermano de Valerio.

Enteradas las autoridades de la Urbs de este “menage a trois” religioso, fueron detenidos y torturados, falleciendo los hombres primero y Cecilia unos días más tarde entre cánticos y alabanzas al Señor en el año 230, razón por la cual es considerada patrona de los músicos, celebrándose su fiesta el 22 de noviembre. Para identificarla, aparte de los atributos virginales como la palma y la corona de rosas, Santa Cecilia aparece con un órgano de iglesia al lado y portando un libro de partituras.

Se dice que el verdugo intentó decapitarla tres veces sin conseguir separar la cabeza del cuerpo, según la Ley romana, no se podía hacer un cuarto intento, así que la buena de Cecilia sobrevivió tres días a su decapitación, tiempo que dedicó a orar, cantar salmos y repartir todo lo suyo con los pobres y necesitados.

Seguramente la versión oficial de la historia de Cecilia esconde una realidad menos idílica que la que nos hace ver el martirologio y seguramente, está más próxima a la realidad social de la época, no hay que olvidar que el cristianismo donde primero fermentó fue en las capas sociales más bajas y humildes y quien, no nos puede desmentir que Cecilia captara adeptos a la causa mediante su voz, sus canciones o sus melodías, que por estas se sintieran atraídos los dos hermanos romanos que de esta manera perdieron sus vidas y más tarde la propia Cecilia, que también fuera ajusticiada por corruptora a los ojos de los paganos claro. Quien lo sabe, lo cierto es que Santa Cecilia es la patrona de los músicos y de la Música y como tal así es celebrada cada 22 de noviembre.
 

Como homenaje a los músicos quiero publicar estas tres fotografías que en su día me cedieron Luisa Navarro y Luis Suñer y en las que aparecen los músicos de Villanueva de Gállego en los años 50 y 60 del siglo XX, desde la Banda de Suñer en la década de los cincuenta y “Planté y sus muchachos” en los sesenta, aunque su nombre oficial era Iris Orquesta. Un cariñoso homenaje a quienes les tocó convivir con las nuevas tendencias musicales y las tecnologías modernas pero que no pudieron con la música tradicional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desustanciada

Esta señora es una "desustanciada" Desustanciao/da: Sin substancia ni mucho menos gracia persona sosa impertinente y sin se...