lunes, 23 de diciembre de 2019

Luis Ortíz



Las personas pasan pero sus obras quedan, y eso más o menos le ha pasado a Luis Ortiz. Hace tres años, seguramente en el contexto de esta fotografía, su padre me contó que seguía mis programas y que le gustaría que usara alguna de las composiciones que su hijo hacía y publicaba en YouTube, bajo el pseudónimo de Luko5bertura. Son favores que no se pueden negar a un amigo que ha sido vecino tuyo durante toda su vida y que ha vivido en la misma calle que tú siempre, antes y después de que un día lejano decidiera marchar a estudiar a Sevilla, donde se hizo arquitecto y donde se casó con Inma, aún recuerdo su boda.

A Luis, el sábado, la vida le arrolló en una plaza de Quito, cuando seguramente estaba celebrando con otros compañeros de estudios la Navidad y esperaba que sus padres llegaran para pasar unos días con él, en Ecuador. Aquel niño tímido, que ahora contaba 21 años y que todos los años venía desde su cálida Andalucía a esta fría tierra aragonesa, para ver a su abuela Amalia ya no volverá, pero en muchos programas de mis podcast de TEA FM. “Historia aTEAs”, volverá en cada descarga o en cada escucha o simplemente permanecerá en mi archivo. Aunque quizás no sea un consuelo para sus padres, la sintonía de su vida habrá quedado en muchos corazones, gracias Luis y un abrazo a tus padres.




https://www.youtube.com/channel/UC5XxoAeM807SYt_8CJuZSew


1 comentario:

A vueltas conel 40 aniversario de la Banda de Villanueva de Gállego

Una de mis últimas entradas, la que hace referencia al 40 aniversario de la recuperación de la banda de música en Villanueva de Gállego, cau...