domingo, 3 de julio de 2016

Meriendicas electorales


Un amigo me pasó el otro día un curioso estudio sobre el reparto de escaños en el Congreso de los Diputados, en realidad era una comparación sobre cómo estaban repartidos los escaños por provincias en la actualidad y hacía una comparación con una distribución de diputados por % de población por 5 de superficie y haciendo una proporción de distribución entre superficie (20%) y población (80). Encontró ideal esta proporción porque sumando todos los diputados elegibles no pasan de los actuales 350 escaños. A este estudio el llamó “Meriendicas electorales”.

Según esta meriendica y limitándonos a Aragón, por cierto una circunscripción muy significativa a efectos electorales, Zaragoza tiene 7 diputados y Huesca y Teruel 3 cada una.
Según el estudio de amigo, en el que compagina el 20% de territorio con el 80% de población, Huesca tendría 4 diputados, aunque solo si fuera por porcentaje de población tan solo le corresponderían 1 los mismos que Teruel, a esta última con la regla 80-20 le correspondería 3 diputados, es decir los mismos (bien es cierto que si nos atuviéramos a la extensión de la provincia debería de poseer 10 diputados, pero esta distribución no la tendremos en cuenta). A Zaragoza mientras tanto se le adjudicarían 8 diputados, es decir uno más que en la actualidad. En total Aragón sumaría dos diputados más de los que tiene en este momento, es decir 15.

Pasando a otro orden extraterritorial nos dimos cuenta de un detalle y es que, contrariamente a lo que se piensa, las provincias más beneficiadas con el actual sistema de reparto de escaños por provincias no son Soria o Teruel como siempre se dice, ya que por ejemplo Soria tan solo tendría 2 tanto en el actual sistema como en el de compensación. (Que elegimos como referencia por ser el más justo, es decir 20% por territorio y 80% por población). Las más beneficiadas son las Provincias vascas y Navarra. Álava por ejemplo posee 4 diputados con el actual sistema, con la compensación territorial pasaría a 2 y solo por porcentaje de población tendría 2, por tanto esta circunscripción está sobre representada. A igual que Guipuzcoa  que en el actual sistema posee 6 diputados, por población pura y dura solo tendría 5 y mediante la regla población-territorio bajaría a 4. Vizcaya por el contrario solo por población tendría 9 y con la compensación los mismos que tiene ahora, es decir 8 diputados. Navarra mientras tanto, pase lo que pase siempre y como siempre, sale beneficiada, en el actual sistema tiene cinco diputados, por población le corresponden 5 y en el caso de la regla del 20-80 seguiría teniendo 5 y es que en España quien no llora, no mama.

Si nos fijamos en las circunscripciones catalanas, Tarragona tendría los mismos diputados con un sistema que con otro al igual que Lérida y Gerona. Sin embargo las más desfavorecidas son Madrid y Barcelona:

En el caso de Barcelona cuenta con 31 diputados, solo por población debería poseer diez más, es decir 41 y mediante la proporción 80-20 tendría 34, es decir 3 diputados más que en la actualidad. Madrid cuenta con 36 diputados en el sistema actual, con la regla 20-80 tendría 40 diputados y solo por población tendría 48. Sevilla también es perjudicada pero en menor medida; en la actualidad tiene 12 diputados, solo por población subiría a 15, mientras que con el sistema 80-20 se quedaría en 14 diputados. Valencia, la cuarta ciudad española, posee 16, solo por población debería tener 19 y por la regla de compensación se quedaría en 17 diputados. Bien es cierto es están menos representadas las provincias del sur que las del norte, sobre todo castellanas que están sobre representadas aunque la diferencia es siempre más-menos uno.

En definitiva da la sensación de que el sistema está echo de alguna manera con esta proporción población/territorio (80-20) pero modificada a la hora de presentar las demarcaciones electorales. Se a optado por beneficiar a las circunscripciones más nacionalistas y conservadoras, castigando a las más de izquierdas o con mayor población, seguramente porque se entendía en ese momento, la Transición que eran más progresistas. Ahora es alucinante que los que más se han sentido agraviados, sean como siempre los más favorecidos


No hay comentarios:

Publicar un comentario