viernes, 4 de marzo de 2022

Pradilla en Tauste

Grabado de Francisco Pradilla Ortíz en la Ilustración Matritense

Me he permitido hacer un juego de palabras con estas dos localidades ribereñas del Ebro zaragozano a sabiendas de la tradicional relación de buena enemistad existente entre ambas pero, aunque voy a hablar de Tauste no me voy a meter con Pradilla pueblo, sino que me voy a referir a don Francisco Pradilla Ortíz. Mi ilustre paisano quien contaba apenas 21 años (a punto de cumplir los 22) cuando la redacción del periódico en el que acababa de comenzar a colaborar, La Ilustración de Madrid le envió a su tierra con el fin de que recogiera una imagen gráfica de la colocación de la primera piedra de lo que iba a ser una importante obra hidráulica en las Cinco Villas. Le acompañaba en la misión el veterano y también conocedor de Aragón Valeriano Becquer, hermano del poeta, que fallecería poco después, que ha sido injustamente tratado como pintor y también como dibujante. A la vuelta de esta excursión por tierras cincovillesas, ambos publicaron sendos dibujos en el número catorce de la ilustración matritense que salió a la calle el 27 de julio de ese mismo año. (Desconozco si aprovechó esta ocasión para visitar a su padre en Villanueva, aunque es posible y si en ese rencuentro, estuvo el más desconocido de los hermanos Bécquer). 

Mientras al sevillano se fue más por el tipismo costumbrista y algo folclórico. El aragonés ofrece un grabado más reposado, casi parece una campiña inglesa de la misma época y bien podría ser un feria de ganado, una romería o un acto político de la época, Francisco marca distancia con el acontecimiento, mientras Bécquer se involucra de lleno en la escena, aquí Valeriano ofrece un dato casi arqueológico y es que en el fondo aparece la famosa torre de Tauste dando testimonio distintivo del lugar en que se lleva a cabo el acontecimiento. Ambos dibujos, tanto el del veterano como el del novel son de extraordinaria calidad, aunque se aprecia que ambos son de dos épocas y escuelas diferentes. 

Esta es la reseña que dio en su momento la Ilustración: “Invitada la prensa madrileña a asistir a la inauguración de los trabajos de esta importantísima obra … el pensamiento de esta empresa, que triplicará los productos de una hermosa comarca … Antes de dejar la pluma, daremos nuestros más sinceros parabienes a la empresa que al mismo tiempo que realiza un importante negocio, hace un bien imponderable a una de las más hermosas provincias de España y muy particularmente ofrecemos pública nuestra admiración al Sr. D. Antonio Lesarry, doctor en Ciencias y catedrático en la Universidad de Zaragoza; a quien se deben la idea de los primitivos estudios y que con una fe y constancia admirables, ha luchado durante veinte años contra todo género de dificultades hasta verlo en vías de ejecución”. Concluye el periódico “cree completar el cuadro que ya han mostrado sus colegas (Pradilla y Bécquer) produciendo la parte pintoresca del acto que por el lugar en que se verificó, la originalidad y carácter de los tipos del país, ofrecía sin duda mucho campo al estudio y la observación del artista. Uno de nuestros grabados presenta la vista general del sitio en que se celebró la ceremonia, situado al pie de unas colinas y en la hermosa llanura próxima a Tauste (Pradilla). En el otro hemos tratado de dar idea del contraste que ofrecían al llegar reunidos al punto de cita los invitados de la ciudad y los robustos campesinos con sus trajes pintorescos y sus actitudes resueltas y gallardas”.

En un principio pensé que estaría por allí don Mariano Royo Urieta, que fue uno de los protectores del artista y que era ingeniero de caminos, canales y puertos. Nacido Sallent de Gállego (Huesca) en 1825, se hizo muy famoso en Aragón a lo largo de todo el siglo XIX; a él se debe el puente colgante de Lascellas (Huesca) sobre el río Alcanadre y que es el primero de su clase construido por la administración. La subida al balneario de Panticosa conocida con el nombre de El Escalar y otras muchas obras más. Cuando el joven Francisco Pradilla llega a Zaragoza, ya era un personaje importante entre la burguesía zaragozana de la época. Fundador de la Junta del Canal Imperial de Aragón bajo su dirección, la Junta se encargó de la construcción del pantano de Mezalocha, punto de partida para que el Estado se decidiese a construir por sí los pantanos y demás obras hidráulicas de importancia. Entre sus proyectos están el abastecimiento de Zaragoza situando los depósitos en Casablanca. Participó en la fundación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja, impulsor de la Exposición Agrícola, Industrial y Artística celebrada en Zaragoza en 1868, vicepresidente de la Sociedad Aragonesa del Ferrocarril de Canfranc y vicedirector de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País entre otras muchas cosas, pero no aparece citado en las reseñas de la prensa; falleció en 1900. También pensé en principio que se trataba de la ampliación de la acequia de Tauste y adecuación de sus riegos, que fueron llevados a cabo por esas fechas, pero en fechas un poco anteriores por lo cual no se trataba de esto sino de un proyecto nuevo, que se haría realidad casi un siglo después. (Continuará)

Grabado de Valeriano Bécquer sobre el mismo acto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo danzantes de Tardienta (Huesca)

Representación del dance de Tardienta (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de 2022 en Sar...