viernes, 18 de marzo de 2022

La "parlota" de los paloteadores de Leciñena (Zaragoza)

Los danzantes de Leciñena con sus parlotas a la cabeza


La anterior entrada, en la que hablaba de la vestimenta que llevan los paloteadores de Leciñena (Zaragoza) gustó bastante, lo que me alegra y además algunos de los comentarios que se hicieron, me dieron pie para ampliar ese hilo con éste. En principio quisiera decir que el Dance de Leciñena proviene de las pastoradas y esto se distingue en varias cosas: en primer lugar es un baile en el que no participan bandos, es decir no hay ni moros ni cristianos y en el que tan solo hablan el diablo y el ángel, en este caso sustituido por un pastor. En las pastoradas los danzantes suelen utilizar un blusón blanco con unos calzones oscuros en recuerdo a los ropajes de los curas en misa o como utilizaban los hombres que portaban el santo en las procesiones antiguas, aún existen fotos de eso, también y en la cabeza solían cubrirse con ramajes de flores o con un “cachirulo” con unas florecillas.

En esta fotografía, tomada en 1950 los danzantes lucen un atuendo distinto al tradicional, 
sin embargo siguen conservando sus tocados en la cabeza de siempre. (ARAFOLK)

En el caso de Leciñena y en un momento dado, los blusones fueron cubiertos con una chaqueta seguramente de color, para diferenciarla del blusón que llevaban debajo, el tocado de la cabeza es una boina llamada “renacentista” y que tiene su origen en las “parlotas”. Gorras originarias de Flandes y que se difundieron mucho en España a partir del siglo XVI, con la llegada de los Austrias. De hecho y en muchas recreaciones del siglo XVI se utilizan; tanto en España como en Italia, por lo que se cree comúnmente que son de origen trasalpino. Eran usadas tanto por hombres como mujeres, pero generalmente era un tocado militar, pues los soldados acostumbraron a vestirlas. La nobleza también se aficionó a este tipo de prenda y las usaban generalmente decoradas con plumas de colores o joyeles. En el siglo XVII la parlota pasó de moda y los soldados comenzaron a usar sombreros de ala ancha y copa más alta. Según Consuelo Sanz de Bremond la gorra flamenca la trae Carlos V, es grande, muy aplastada y con una vuelta ancha. Se le colocaba muchos adornos y aún hoy, la Guardia Suiza viste parlotas negras en su tarea diaria en el Vaticano. Esta gorra o boina está confeccionado con algodón, lo que la hace muy económica y práctica de llevar.

 

Carlos Maza Albero (Gentileza de su nieta Carmen Gracia Maza)

Por tanto la fotografía del abuelo de Carmen Gracia Maza que aparece en la página de Arafolk y que sirvió en la comparativa de mi entrada anterior (Carmen me envió en una copia, cosa que agradezco) es casi un documento arqueológico pues nos indica entre otras cosas que; siempre según la vestimenta que porta Carlos Maza en 1926, el paloteado tiene una antigüedad que se puede remontar fácilmente a finales del siglo XVI o XVII y que es heredero de una tradición anterior, seguramente pastorada. Por otra parte una fecha que coincide con la idea que tengo sobre el nacimiento de este tipo de manifestaciones en Aragón y que coincidiría con el final del Concilio de Trento.

En esta fotografía, tomada de un desfile celebrado en Florencia (Italia)
recreando una fiesta del Renacimiento. la chica que aparece en primer plano,
 luce una parlota muy similar a las que emplean los danzantes de Leciñena (Zaragoza)


Por otra parte la boina haría juego bien con la chaqueta, con el calzón o seguramente con ambos por lo que pienso que la foto, que efectivamente está coloreada, lo fue con los colores originales y no inventados a gusto del fotógrafo, no hay que olvidar que las imágenes coloreadas comienzan a estar de moda hacia 1910, que son bastante caras en esta época y por tanto si el cliente quería tener un buen recuerdo y dejar constancia de su vestimenta, quería que se pareciera lo más posible a la realidad y esta fotografía está muy bien trabajada. Por otra parte, Antonio Marcén, que nació en 1938 conocía perfectamente cómo iban vestidos los danzantes y se documentó para confeccionar el traje, recuperó la vestimenta de las pastoradas, dejando la boina como elemento distintivo de los paloteadores y representativo por su singularidad del dance de Leciñena.

Cuadro de Rembrandt titulado: "Hombre con boina o "parlota"
 

Las pastoradas son manifestaciones de la religiosidad popular muy antiguas casi medievales y en este caso se circunscribirían a la parte bailado o dance, es decir al diálogo entre el diablo y los pastores, el nombre les viene de las representaciones que se hacían en Nochebuena en las iglesias con motivo del nacimiento de Jesucristo y el anuncio del mismo a los pastores, era entonces cuando éstos iban al pesebre cantando villancicos y recitando poemas para adorar al niño Dios que acababa de nacer. Mientras que el paloteado puede tener varios orígenes, entre ellos el castrense. La parlota que lucen orgullosos los paloteadores de Leciñena, nos habla de un posible origen militar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo danzantes de Tardienta (Huesca)

Representación del dance de Tardienta (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de 2022 en Sar...