domingo, 21 de febrero de 2021

El caballito de la Lonja (Zaragoza)


Todavía recuerdo ver a aquel viejo fotógrafo con todos sus atrezzos en la fachada de La Lonja zaragozana, en la parte que da al puente y en lo que se llamaba “jardines de la Lonja”. Ángel Cordero Gracia se llamaba ese señor que con su primitiva cámara (de aquellas de fuelle y sujetas por un trípode) pasó cincuenta años de su vida (entre 1925 y 1978) retratando en aquel lugar a cuantos por allí pasaban y se dejaban fotografiar. A pesar de que lo vi muchas veces y siempre me llamaba la atención, nunca me hizo un retrato, pero su imagen pertenece a los recuerdos de mi infancia y adolescencia; con su gabardina o bata, sus coloridas bufandas o pañuelos, su cámara y sus caballetes de los que sobresalía un curioso caballito de cartón. Aunque puede que por las viejas fotografías que conservo de los álbumes familiares haya alguna suya. 

Hoy otro caballito pero de bronce recuerda a aquel fotógrafo que llamaba mí atención. Obra de Francisco Rallo, la estatua se colocó en ese lugar en 1991 y reproduce el caballito de cartón piedra que utilizó Ángel Cordero, de hecho el escultor tomo al original como modelo por tanto se trata de una pieza que quiere ser fiel reflejo del que hubo en la realidad, esculpido con todo tipo de detalles. En un basamento recto que rompe el zócalo circular sobre el que se asienta la escultura se ha grabado la siguiente inscripción: "Al fotógrafo Ángel Cordero Gracia. Estuvo como tal en esta plaza desde 1925 hasta 1978" además en el cuello del caballo, está inscrita la firma del artista y la fecha: "Rallo 1991". 

El monumento es también un homenaje a los fotógrafos "minuteros". Profesionales que se instalaban con sus máquinas de madera en espacios públicos de la ciudad, como parques y jardines o aprovechaban la celebración de las ferias. Fotógrafos ambulantes, muchos de ellos iban de pueblo en pueblo y de fiestas en fiestas dedicándose a retratar durante décadas a la ciudadanía o todo aquello que les llamaba la atención, luego entregaban la instantánea in situ, al minuto (de ahí su apelativo, según informa la página web del Ayuntamiento de Zaragoza). 

Muchos niños y no tan niños que pasan por el lugar, le hacemos una foto o se suben en su grupa, es el pequeño homenaje a una ciudad que fue.  Digo esto porque hace poco un blog que se llama; http://caballitodelalonja.blogspot.com/ que se dedica a publicar fotos del caballito con gente montada sobre él como recuerdo de Zaragoza o simplemente que pasan por allí y luego lo envían al blog, idea que me parece muy buena y una manera de promocionar la ciudad, eligió una fotografía mía de la estatua nevada y la publicó en su día, así que en correspondencia y agradecido, hoy publico unas cuantas fotos del caballito y también, unas de una sobrina mía con sus hijos pequeños que visitaron Zaragoza y les llevé hasta este lugar y les hice unas fotos.

El caballito de la Lonja se ha convertido en un recuerdo de la ciudad que fue y poco a poco se está convirtiendo en todo un icono de la Zaragoza que es hoy y seguramente en un símbolo universal de esta ciudad, o al menos de eso se trata











1 comentario:

  1. La pluma de Carlos recuerda al último minutero de la ciudad, como ni yo mismo lo habría relatado. Gracias por tus palabras. Siempre en nuestro recuerdo. Nos vemos pronto en Instagram y en caballitolalonja.com

    ResponderEliminar

Dance de Sena (Huesca)

Representación del dance de Sena (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado ayer 25 de Junio en Sariñena.