sábado, 18 de mayo de 2013

15 de mayo de 1982: Vuelve a sonar la Banda en Villanueva de Gállego



El día 15 de mayo de 1982, festividad de San Isidro labrador, volvió a sonar de nuevo la banda de Villanueva de Gállego. Según un cronista de la época «hacía tiempo que se sentía en esta villa, de tanta tradición y por el recuerdo de las anteriores que ya existieron, la falta de una banda de música»[i]. Días más tarde la prensa regional se hizo eco del acontecimiento describiendo como fue ese renacimiento musical:

«Con un éxito apoteósico recorrió durante más de dos horas las calles de la localidad haciendo sonar las notas de alegras dianas. Seguidamente recogió a la Corporación municipal, Cámara agraria y damas de honor de las fiestas, que al son de pasacalles condujo a la comitiva hasta las puertas de la iglesia parroquial, donde tenía lugar una misa concelebrada y acompañada de “aires baturros” ya que otra vez más nos volvió a alegrar nuestro grupo folklórico Nuestra Señora de Burjazud con su misa baturra … Durante la procesión la nueva banda de música rinde homenaje al santo, al son de marchas procesionales que desbordan la emoción de los asistentes. Había vuelto a resurgir la antigua tradición musical de Villanueva de Gállego »[ii].

Esta nueva etapa de la Banda había comenzado hacia pocos meses cuando un grupo de jóvenes amantes de la música, en su mayoría descendientes de aquella inolvidable agrupación, deciden continuar la tradición bajo la dirección del entonces profesor de EGB en la localidad don Jesús Peralta Macaya quien, junto con la aportación de algunos de los antiguos músicos de la localidad contribuyeron a este renacimiento. El éxito es inmediato y llega a contar muy pronto con más de cincuenta miembros.

“Unión Musical de Villanueva de Gallego”, que este es el nombre que adopta desde un principio, comienza a participar no solo en las festividades y actos de la localidad, sino en numerosos certámenes y encuentros a lo largo de la geografía aragonesa. La agrupación se consolidó en muy poco espacio de tiempo, llegando a adquirir cierta calidad que fue admirada en los diversos certámenes en los que participó, tal es así que, durante el III Certamen Regional de Bandas celebrado durante la primavera de 1985, la prensa regional se refería a la Banda de Villanueva en los siguientes términos:

«Ayer domingo, bajo la dirección de Jesús Peralta Macaya, los componentes de la agrupación, de esta localidad próxima a Zaragoza, interpretó “La alegría de la huerta” ofreciendo una buena muestra de su capacidad y posibilidades, posteriormente interpretaron la gran marcha de la ópera “Aída” cuyas notas sonaron majestuosamente, como si de una sala de conciertos se tratase»[iii].


Jesús Peralta Macaya recuerda que fue el 18 de octubre de 1981 cuando comenzaron los ensayos. <>. Como homenaje la primera actuación de la agrupación fue una diana que se dedicó a "ir despertando" a los antiguos músicos que todavía estaban vivos, vivían en Villanueva o sencillamente tocaban de nuevo en la banda. Uno de ellos, Julio Porta, guardaba la vieja bandera de los músicos se la entregó al Director, desde entonces acompañaba al grupo en todas sus actuaciones <No era bordada, sino pintada, era más el valor sentimental y ponía “Banda de música de Villanueva de Gállego” con una lira en medio y el fondo rojo era pequeña, normal>.

La imagen de la Banda de Villanueva durante estos años era bastante positiva, por ejemplo fue reclamada para participar en muchos actos organizados por el Ayuntamiento de Zaragoza como Cabalgata de Reyes, Pregón de las Fiestas del Pilar, inauguración de parques y jardines en la capital, etc. También participó durante tres años como banda en la plaza de toros durante la Feria del Pilar y alguna que otra tarde suelta de toros. Según su director entonces «Era la banda más preparada y más cercana a Zaragoza de ahí que acudiéramos tantas veces a requerimiento del Ayuntamiento de la ciudad, era también la más vistosa por su número, etc. entonces cuando la banda de la Diputación, por los motivos que fuera, no podía acudir, lo hacíamos nosotros». Durante el tiempo que estuve de director  (dice Jesús Peralta) nunca pretendí que fueramos los mejores ni ganar muchos concursos tan solo que se consolidara la banda. La banda de entonces estaba más enfocada a la cultura y sin afán de lucro.




[i] .- Nuestra tierra: “Villanueva de Gállego”, Hoja del lunes 17 de mayo de 1982.
[ii] .- Nicolás Cativiela Sarto, “Villanueva de Gállego: Presentación de la nueva Banda de música” Heraldo de Aragón, viernes 21 de mayo de 1982, pág. 19 (Aragón).
[iii] .- Heraldo del Lunes 3 de junio de 1985, espectáculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Origen de la Leyenda negra española

Arco de Alonso V de Aragón en Castell Nuovo (Nápoles). Gentileza de Artehistoria Resulta que el origen de la leyenda negra española n...