martes, 27 de enero de 2015

El roscón: De Reyes a San Valero

Lo que llamamos Roscón de San Valero es un bollo elaborado con masa dulce con forma circular y un agujero central, por eso es un roscón, adornado con frutas escarchadas, azúcar, etc., no es solo exclusivo de la festividad del patrón de Zaragoza, incluso del Reyes, que es el más popular, aunque yo creo que aquí es más tradicional el de San Valero que el de Reyes. También la elaboración de esta rosca es muy popular en procesiones de otros santos y divinidades como San Blas, San Antón, o incluso en festividades no relacionadas con el invierno como pueden ser por ejemplo San Isidro. Precisamente la forma de rosco se deba para que pudiera sujetarse con más facilidad en la peana del Santo cuando se hacía la procesión y luego eran entregados a los que habían porteado a la divinidad, como premio. Tras la procesión también se repartía el llamado “Pan bendito” a los pobres, es posible que también guarde cierta relación con eso ya que era una costumbre que venía de la Edad Media y que se ha mantenido hasta la posguerra española, es decir mediados del siglo XX.

Como todas las tradiciones cristianas, estas tiene un origen anterior, en este caso nos tenemos que marchar hasta Babilonia, allí era costumbre, con motivo de las festividades de año nuevo, elegir a un “Rey” de pega que gobernaba la ciudad durante tres días en un ambiente de dispersión, jolgorio y orgías continuas, sin ley ni orden, durante este tiempo el Rey de verdad estaba fuera de la ciudad, cuando el caos se había apoderado de la urbe, entonces regresaba el rey de verdad y ponía orden, mandando ejecutar al rey de mentira por zarrapastroso, generalmente para esta función de pega se elegía a un mendigo o a alguien que no tuviera mucho predicamento en la ciudad y se elegía mediante un original sorteo, se reunían a los mendigos babilónicos a merendar un suculento pastel, en cuyo interior había un “Haba”, quien encontraba el “haba” era el tonto que ejercía de Rey y que luego le tocaba “pagar el roscón”.

Hay gente que lo relaciona con las Saturnales romanas, fiestas muy parecidas a las de Babilonia, pero en Roma ya le llamaban “Corona de adviento” que consistían en tortas redondas compuestas de hijos. Dátiles y miel, como algún tipo de torta de Navidad que todavía se consume en estas fechas. Pues en estas tortas se introducía también el “haba” con el que se nombraba al “rey de reyes” que gobernaría durante un período de tiempo previamente establecido. Todavía en Navarra se celebra “el Rey de la Faba” un niño que es elegido de esta peculiar manera y que el día de Reyes. Los monarcas reunían a un grupo de niños pobres y les invitaban a comer un pastel o rosco en el que hallaba oculta una haba (“faba”, en lenguaje medieval). Aquel que encontrase la “faba” era proclamado rey por un día y era vestido con las galas de un monarca, además de ser agasajado como tal. En la actualidad el niño en cuestión protagoniza la recreación de la ceremonia de Coronación de los Monarcas navarros y se celebra cada año en una localidad distinta, peo siempre relacionada con la estancia de los reyes. Antiguamente se hacía con niños pobres a los que luego se les ayudaba o apadrinaba. También en tierras navarras, en Burgui, se celebra el día del Obispillo, pero esto es por San Nicolás, el 6 de diciembre, un niño vestido de obispo y acompañado por monaguillos recorre la localidad pidiendo propina para hacer una merienda con el resto de chavales del pueblo.


En definitiva la tradición del Roscón guarda relación desde antiguo con la manutención y con el trato entre los poderosos y las gentes más humildes, es como una especie de lotería, al que le toca la sorpresa es el rey, aunque luego le toque pagar la merienda.
En Zaragoza la tradición del Roscón se ha vinculado tradicionalmente con San Valero, al que se llama “Rosconero” y es posible, habría que indagar, estuviera vinculado con la tradición del obispillo que hemos nombrado antes, es decir por San Valero algún infantico o monaguillo de la catedral se le hiciera parecer por un día como un obispo, esta costumbre todavía creo que se mantiene en Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Origen de la Leyenda negra española

Arco de Alonso V de Aragón en Castell Nuovo (Nápoles). Gentileza de Artehistoria Resulta que el origen de la leyenda negra española n...