lunes, 26 de octubre de 2020

Isabel Bueno Monreal

Isabel Bueno Monreal junto a su padre, Abel Bueno (sentado)


En este blog hemos hablado del cardenal don José María Bueno Monreal y de su padre, Abel Bueno Gros. Pero éstos no son los únicos miembros de la familia Bueno Monreal merecedores de interés. En este caso me refiero a Isabel, hermana del arzobispo de Sevilla e hija del pintor y maestro de pintores zaragozano. Isabel era la única hija del matrimonio formado por Abel Bueno Gros y Francisca Monreal Oliver. Fue la hermana pequeña de José María pues había nacido en 1905 (un año después que el cardenal) los hermanos pequeños de Isabel eran Abel, nacido en 1907 y Manuel en 1909.

Influida por el ambiente familiar, su padre tenía una academia de dibujo  y de la que ya hablamos en la entrada relativa a Abel Bueno Gros. Allí, de la mano de su padre, Isabel recibido una extensa y sólida formación pictórica según el método de la Academia Bueno de Dibujo y Pintura que consistía, según palabras de Javier Bueno; “en dominar una técnica antes de pasar a la siguiente, de esta manera hasta que no manejaban bien el carboncillo, pastel y la acuarela, no tocabas un óleo, así que para pintar al óleo tenías que tener una sólida base”. Me recuerda Javier que su abuelo fue premio especial fin de carrera en la Academia de San Fernando de Madrid, que era amigo de Sorolla y de Zuluoaga a quien frecuento, además en la Exposición Hispano – Francesa de 1908 obtuvo un premio de honor. 

 

Primera obra conocida que se conserva de Isabel Bueno y realizada con tan solo 9 años de edad (gentileza de su sobrino Javier Bueno Lidón)

 

Isabel comenzó a estar interesada por las artes gráficas desde muy niña pues según me comenta su sobrino Javier Bueno, recibían en casa abundantes revistas de arte que recibía su padre tanto italianas como francesas y que a ella le servían de inspiración y seguramente de ventana al mundo, era además una apasionada a la lectura, algo que para una señorita de la época resultaba casi escandaloso. El mismo Javier conserva un cuadro realizado al pastel y firmado por ella a la edad de nueve años titulado “Mi gato: apunte natural”. Anselmo Gascón de Gotor se hizo eco de las habilidades pictóricas de la misma quien, a la edad de 13-14 años había participado en la “Exposición de artistas independientes y noveles” aragoneses, tal como informaba el periódico El Noticiero de Zaragoza, el 4 de noviembre de 1919. Tenemos también noticia de otra exposición, ésta realizada dentro del “Primer salón de humoristas aragoneses” que se celebró a iniciativa de la Agrupación Artística Aragonesa en diciembre de 1926. Isabel en esta ocasión participó con 52 postales y 3 cuadros, también intervino en alguna exposición conjunta con su padre.

 

"Las amigas" Isabel Bueno (escaparate de La Algodonera febrero 2020)

Hacía sobre todo dibujos, más que caricaturas en las que ponía especial relieve en el papel de la mujer y las imágenes urbanas que rodeaban su vida y entorno, reflejando de esta manera la sociedad zaragozana de los años veinte del siglo XX. Por otra parte poseía un estilo muy personal para la época. En definitiva era una rompedora nata de los moldes y convencionalismos sociales que imperaban en una sociedad muy conservadora. Por desgracia Isabel Bueno Monreal nos dejó muy joven, con apenas 23 años en 1929. La noticia de su fallecimiento fue toda una conmoción en Zaragoza, donde su familia era muy conocida a través de la academia de su padre y del negocio de su tío, la chocolatería Ceres, tal es así que la prensa se hizo eco del acontecimiento y reflejando un aspecto que creo importante de su personalidad: “Era la infortunada señorita muy dada a las lecturas, especialmente novelas y se daba el caso de permanecer por la noche leyendo, hasta primeras horas de la mañana”. Si tenemos en cuenta que la referencia nos viene dada por el periódico “La voz de Aragón” que era por entonces la prensa más progresista, liberal y republicana de la ciudad, este párrafo nos puede dar una idea de la mentalidad de la época.


Autorretrato (escaparate de La Algodonera, febrero 2020)
 

Su sobrino nieto,  Nacho Bueno Gil ha dejado escrito en Instagram sobre un autorretrato de su tía, que se expuso en el mes de febrero de este año de 2020 en el escaparate de “La Algodonera” una tienda zaragozana situada junto a la calle Alfonso. “Isabel es reconocida entre las mejores pintoras aragonesas del siglo XX, aun muriendo con tan solo 24 años. El autorretrato lo hizo hacia 1926, con unos 20 años. Al terminarlo no le debió gustar, lo rompió y lo tiró. Su padre, mi bisabuelo Abel, maestro de pintura lo recogió de la papelera y lo recompuso. Está en el soporte original”. Resalta otra pintura "Diana cazadora" que la hizo con solo 13 años en 1919. Recientemente, en una iniciativa de Made in Zgz su biografía ha sido incluida en un recuerdo a mujeres de la ciencia y las artes cuyo trabajo no ha sido debidamente reconocido por el hecho de ser mujeres. Hay un pequeño homenaje a cada una de ellas en unos cuantos comercios creativos del centro de Zaragoza, entre ellos La Algodonera “Platero” en la calle Méndez Núñez nº 4.


Diana cazadora, Isabel Bueno enero 1919 (Gentileza Nocho Bueno Gil)
 

Se cuenta que estuvo vinculada a la corriente de las "sinsombrero" una corriente feminista de los años veinte que se negaba a llevar sombrero en público oponiéndose a las convenciones sociales de la época. Y de paso simbolizaban liberar la mente y las ideas. Lo cierto es que una mujer estuviera dispuesta en aquellos tiempos a mostrar su pensamiento libre a través del arte, ya era toda una revolución social.


Pareja de "maños" Isabel Bueno (gentileza Jesús Bueno). Este cuadro corresponde a un cartel finalista de las Fiestas del Pilar. Parece ser que el premio se lo llevó otro pintor, hombre y más relacionado... Resalta la obra por su colorido, muy avanzado para la época en que se realizó y el dominio de la línea, producto de su formación y que está presente en toda su obra. Desde luego la vida de Isabel no fue nada fácil a pesar de tener el apoyo de su familia, pero los convencionalismos podían más que sus propias capacidades.




Para saber más sobre la familia Bueno Monreal:

Sobre el cardenal

Sobre Abel Bueno Gros: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

José Ángel Zalba, Manzanete y el Puente ancho

Cuando yo era crío, en mi pueblo y muy cerca de mi casa vivía un personaje de pasado oscuro al que todas llamábamos “Manzanete”. Era el terr...