lunes, 9 de noviembre de 2020

Armenia en el recuerdo

El mítico monte Ararat desde el monasterio de Khor Virat. Frontera de Armenia con Turquía

Armenia está en guerra por culpa del conflicto en Nagorno Karabaj, un enclave cristiano ubicado en Azerbaiyán (país musulmán) pero muy próximo con esa república, las últimas noticias hablan de que las tropas azeríes avanzan con apoyo de Turquía mientras tanto, el país del Ararat apenas poseen ayuda internacional de nadie salvo Rusia, ni siquiera Charles Aznavour está vivo.


Monasterio de Noravant
 

Hace seis años estuve en Armenia, es un lugar que siempre me ha atraído y tengo que decir que no me defraudó, es un país impresionante y lleno de historia y sobre todo cultura. Los armenios son los judíos cristianos, pero sobre todo son artistas. La música bulle en su capital Ereván, yo creo que un recién nacido en Armenia lo primero que hace no es llorar, sino cantar, además tienen una facilidad innata para los idiomas, no obstante el alfabeto más antiguo es el armenio. Este país es la avanzadilla de occidente en Asia y desde luego es más europeo que otra cosa entre el Cáucaso, los mares Caspio y Negro y Turquía pero también, está condenado a sobrevivir entre dos grandes estados: Rusia y Turquía.


Templo romano de Gorni, se cree que dedicado a Mitra


Los armenios tienen tantas cosas en común con los occidentales que casi podríamos decir que cada uno de nosotros tenemos algo de armenio. Sin embargo, que poco conocemos en occidente de este pequeño gran país que tiene una extensión muy similar a la de Cataluña y que cuenta con algo menos de tres millones de habitantes, la mayoría de los armenios están en la diáspora repartidos por todo el mundo y generalmente se les identifica por sus apellidos terminados en “ian”, ser artistas, talladores de diamantes y sobre todo ejercer profesiones liberales, aunque también se les conoce por otras cosas menos favorables y quizás más superfluas, quizás por eso mismo no se les haga tanto caso o se les considere casi como un pueblo errante, sin patria. Cuando digo que tienen algo de judíos es porque yo creo que en España, al menos durante la baja Edad Media hubo mucha población armenia refugiada a quienes se les consideraba conversos sin ser judíos porque sus costumbres, aunque cristianas poseían rasgos anteriores al Cristianismo, lo que a la vista de la gente normal, del estado llano les hacía ver conversos y falsos católicos y por tanto hebreos.


Ereván: Sala de fiestas
 

Pienso que muchos de estos cristianos orientales entre los cuales se encuentran los armenios, llegaron a la Península tras las cruzadas huyendo del avance musulmán en el Próximo Oriente y lo hicieron de la mano de las órdenes militares en Tierra Santa, sobre todo de los Hospitalarios que los ubicarían en sus numerosas encomiendas repartidas por toda la geografía española y donde encontraron una vida mejor. De hecho las teorías “tubalistas” nacieron en esta época con el fin de incentivar ese peregrinaje de un lugar a otro del Mediterráneo. Por entonces uno de los reinos cristianos más importantes en Asia menor era el armenio, cuyo monarca Levon (León V) vino a la España a mediados del siglo XV con el fin de establecerse en Madrid, en cuyo alcázar vivió pero, estaba tan revuelta la cosa por aquí que terminó marchándose a Francia, de donde era su esposa ¿Cuántos armenios no se quedarían entonces por Castilla y Aragón? Quien lo sabe.


Misa por el rito apostólico armenio en Eiaztmin (centro de espiritualidad armenio)
 

Hace un tiempo estuve investigando tradiciones y costumbres en el somontano del Moncayo aragonés y me di cuenta de la importancia que tienen en este lugar las encomiendas de las órdenes militares de Tierra Santa, sobre todo San Juan de Jerusalén y el recuerdo que se tiene de la Batalla de Lepanto, mostrada en su devoción a la Virgen del Rosario y en sus dances. Este acontecimiento histórico supuso un respaldo a la Orden de Malta, que aseguró su permanencia doscientos años más sobre la isla y sobre todo que siguiera con su labor. Después de la Mayor ocasión que vieron los siglos, muchos cristianos orientales y también armenios, fueron liberados y traídos a las encomiendas de la orden tanto en Aragón como en Castilla, en definitiva ¿cuántos de nuestros pueblos no fueron repoblados gracias a las gentes traídas por las órdenes como la de Malta, del otro lado del Mediterráneo? Seguramente unos cuantos.

Monumento que recuerda el genocidio armenio en Ereván. A mano izquierda tumbas de los héroes caídos durante la guerra de Nagorno Karavaj en los años 90 del siglo XX.
 

Hace cien años, el pueblo armenio sufrió uno de los más crueles genocidios que ha habido en la historia. Tras la Primera Gran Guerra mundial del siglo XX Armenia nació como país y es que como los judíos, los armenios también tienen un fuerte sentimiento como unidad étnica y territorial, pero esto tan solo fue un espejismo, pues pasó del Imperio Otomano a las manos del Imperio Soviético y así permaneció hasta la desaparición de la URSS. Armenia se declaró por fin independiente en septiembre de 1991 pero poco duró la alegría en el nuevo país, pues estaba dividido en dos, una de sus regiones más emblemáticas, Nagorno Karabaj, el jardín negro se encuentra enclavado en la vecina república de Azerbaiyán, ya entonces estuvieron enfrentados por este territorio que fue reconocido para Armenia, pero el conflicto ha vuelto a repetirse en esta ocasión bajo el silencio del Coronavirus, las elecciones en USA y la indiferencia general, una pena porque se está condenando a un país occidental, cuna de culturas, a su práctica desaparición o al menos autonomía política y todo ello por los intereses geoestratégicos.


Un códice armenio (los hay del siglo VII)

Familia armenia tradicional


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grupo de paloteado, Castejón de Monegros

Representación del dance de Castejón de Monegros (Huesca) durante la muestra de “Dances en los Monegros” celebrado el sábado 25 de Junio de ...