sábado, 6 de julio de 2013

Villanueva de Gállego en 1927


Villanueva de Gállego en 1927 Fotografía aérea: SITAR
Con motivo de las fiestas patronales en honor a las Santas Reliquias de 1927 (martes 27 de septiembre), el periódico La Voz de Aragón, realizó un buen reportaje sobre Villanueva de Gállego. Hacía poco que había sido el “Motín dela Güera” y esto hizo que el interés periodístico por la vida de sus vecinos creciera. El artículo señala que el término municipal tenía por aquel entonces una superficie aproximada de 2.800 hectáreas con más de 1.600 en la huerta, un fértil territorio poblado por casi 2.100 habitantes y que en sus montes mantenía hasta 5.000 cabezas de ganado. Indica que de la riqueza da idea el hecho de que a sus cuatrocientas cabezas de ganado de labor que tiene, 322 son de género mular pero todas de gran precio, y las restantes 22 son hermosos ejemplares de raza caballar. Las cosechas de entonces podían calcularse, poco más o menos en 18.000 toneladas de remolacha, de 6 a 7.000 cahices de trigo y unos 200 vagones de alfalfa. Toda esta riqueza agrícola suponía la existencia de un núcleo crecido de labradores con su organización societaria correspondiente. Se trataba de dos centros “La Unión Villanovene”, sociedad benéfica de auxilios mutuos y el Sindicato Agrícola Católico del Divino Salvador.


Foto: SITAR (1927)
“La Unión Villanovense es una sociedad para prestar asistencia facultativa a sus asociados y socorros en metálico. Cuenta con 335 socios y de la asistencia facultativa están encargados el médico don José Alvira y el practicante don Avelino Casalé. Su directiva está formada por don Mariano Baudín, presidente; Conrado Ramos, vicepresidente; Faustino Gracia, cajero, Luis Serrano, secretario; Ángel Férriz, Eugenio Biel, Pedro Burillo y Gregorio Ortega, vocales.
El Sindicato Divino Salvador tiene 260 socios y, como tal sindicato, cumple todos los fines sociales de esta clase de obras. El año último ha tenido un movimiento de fondos superior a las 130.000 pesetas. Lo gobierna también una junta directiva presidida por Don Teodoro Oliván; vicepresidente, Manuel Miravete; tesorero, Gregorio Bonet, tesorero; secretario, Julián Vililla y los vocales; Mateo Miravete, Pascual Monzón y Luis Porta.
Ambos centros tienen amplios edificios sociales de su propiedad respectiva, donde tienen instalados idénticos servicios de café y salones de recreo donde se dan bailes por las dos bandas de música que dirigen don Ángel y don Evaristo Bernal. Son dos centros muy bien montados, en los que no se carece de nada de los necesario en estos establecimientos”.

Torre de Guallart. Foto: SITAR (1927)
El presupuesto municipal por aquel entonces ascendía a 50.000 pesetas, cerrando el ejercicio económico con superávit, aunque en los tres últimos años se habían gastado casi un cuarto de millón de pesetas en presupuestos extraordinarios, debido a las obras del Grupo Escolar, la habilitación de una nueva Casa Consistorial y un edificio con viviendas para cuatro maestros, así como la instalación de un magnífico reloj en el Ayuntamiento que había costado unas 8.000 pesetas (siempre de la época). En esos momentos se tenían hechas gestiones para “el establecimiento de una central telefónica, para la que hay ya suscritos 20 boletines de abono” así como “hecho y enviado al Ministerio el proyecto de abastecimiento de aguas” y termina diciendo: «Todo esto, que parece nada y que está dicho con pocas palabras, supone un trabajo enorme, para unir voluntades, convencer a incrédulos y animar a los apáticos». También se ha instalado una báscula de carros para que los labradores puedan pesar sus productos. “Todo esto se ha hecho con el esfuerzo de los vecinos, pues la única ayuda que ha tenido ha sido un préstamo hecho por la Caja colaboradora del Instituto Nacional de Previsión, de 70.000 pesetas”. Sin embargo quedaban pendientes de solucionar demandas importantes como el equipamiento definitivo de las nuevas escuelas, el abastecimiento de aguas a la población y una aspiración compartida con el vecino barrio zaragozano de Peñaflor; un puente que sustituyera al viejo pontón y que permitiera el acercamiento de más mercancías a la estación de Ferrocarril de Villanueva, proyecto todavía pendiente por cierto.

Barrio y fábricas del Comercio hacia 1927. Foto: SITAR

Para terminar añadir que el Ayuntamiento estaba compuesto en esos momentos por el Alcalde; don Gregorio Solas Pérez y los concejales Mariano París Rajadel (teniente alcalde) Mariano Salafranca Barluenga, Pascual Monzón Salafranca, Eugenio Biel Ortega, Felipe Cativiela Solans, Faustino Gracia Valdovinos, Narciso Vera Nevot, Emilio Ortega Duarte y Ángel Sarto Miravete.

Las fotografías fueron realizadas en 1927 por encargo de la Confederación Hidrográfica del Ebro, como se observa son aéreas y de buena calidad, para ser de la época, en ellas se ve el núcleo de población así como el término municipal con sus torres y lugares más significativos como la torre de Guallart, la desaparecida fábrica del Comercio y el Batán.

Torre Lindar y Batán (Foto SITAR) 1927



 

 

2 comentarios:

  1. Me ha parecido n articulo estupendo. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. "eres un fiera karlos sige asi.un abrazo" Toño Enfedaque Martes

    ResponderEliminar