domingo, 21 de junio de 2020

Felipe IV en los Fayos (Zaragoza)


Es histórico que Felipe IV tenía una relación epistolar intensa con Sor María de Ágreda, una localidad muy cercana a esta. En cierta ocasión, durante uno de sus viajes a tierras aragonesas y tras conocerla en su convento de la vecina localidad soriana, debió ser la única monja que se le resistió, el monarca decidió continuar su viaje hacia Tarazona, no sin antes pasar la noche en la localidad de los Fayos, más exactamente en el palacio que allí poseen los duques de Villahermosa y en cuya calle se encuentra esta placa, justo enfrente y al lado de la plaza Mayor, desde entonces esa calle se llama de Felipe IV en recuerdo a tal estancia y circunstancia, debe ser de las pocas calles en España dedicadas a este rey.


Palacio de los duques de Villahermosa, donde pernoctó Felipe IV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

José Ángel Zalba, Manzanete y el Puente ancho

Cuando yo era crío, en mi pueblo y muy cerca de mi casa vivía un personaje de pasado oscuro al que todas llamábamos “Manzanete”. Era el terr...